MIAMI- Lo que algunos analistas esperaban sobre la inflación en Estados Unidos no sucedió.

El descenso del índice inflacionario de 8,5 a 8,3% tuvo un impacto negativo en los mercados bursátiles. Los inversionistas apostaron, en días previos al anuncio de la cifra de agosto, a que la inflación en EEUU cayera por debajo del 8%.

Te puede interesar

El mismo día del anuncio del dato de inflación, la Bolsa de Nueva York (Wall Street) tuvo su peor día desde junio del 2020.

Los precios de las acciones sufrieron el mayor desplome en más de dos años, luego de que Wall Street comprendiera que la inflación en EEUU no se desacelera al ritmo que esperaban los analistas e inversores.

El índice principal Dow Jones en la Bolsa de Nueva York perdió 1.276,37 puntos y cerró en 31.104,97, mientras que el S&P 500 se hundió 4,3% y perdía 632,84 enteros. El tecnológico Nasdaq se derrumbó 5,16%.

“En este momento no nos preocupa tanto el trayecto como el destino”, dijo Brian Jacobsen, estratega de inversiones en Allspring Global Investments. “Si la Fed quiere elevar y mantener, la pregunta es hasta qué nivel”.

El moderado descenso de la inflación

En julio la inflación se ubicó en 8,5% y el descenso en agosto fue de apenas 0,2%. Expertos previeron un dato más optimista.

A menos de dos meses de las elecciones legislativas de medio mandato por el control del Congreso en Washington DC, a los consumidores estadounidenses se les extiende la agonía de los altos precios de los productos, en especial los de primera necesidad como la energía, alimentos, seguros, viviendas, electrodomésticos y vehículos.

Con incrementos desde el 10% hasta más del 47% en la gasolina, tanto el 2021 como el 2022 han sido fatídicos con el presidente Joe Biden para decenas de millones de estadounidenses.

La erradas políticas económicas de Biden dispararon la inflación hasta el 9,1% en junio del 2022. Los excesivos gastos multimillonarios de su administración y las crisis creadas por su gobierno, condujeron los niveles inflacionarios hasta el peor registro en casi cinco décadas.

Su política de cambio climático y las medidas que emprendió contra la industria del petróleo causaron la histórica escalada de precios en todos los sectores de la economía.

Biden regresó a EEUU a la dependencia del precio internacional del petróleo impuesto por la Organización de Países Exportadores y Productores de Petróleo (OPEP y OPEP+).

La independencia energética fue un gran logro del expresidente Donald Trump abolido por la nueva administración y la firma de más de 68 órdenes ejecutivas en las primeras 72 horas de mandato en la Oficina Oval. La guerra en Ucrania empeoró los altos precios de los combustibles con Rusia al frente del conflicto bélico siendo el tercer productor de petróleo del mundo y su entrega diaria de 7 millones de barriles.

Las medidas de los bancos centrales, entre ellas el alza de las tasas de interés, frenaron el consumo en las principales economías del planeta junto a la política oportunista de China de “Cero COVID” y su tambaleante sector inmobiliario. Lo anterior obligó a la caída de precios del crudo en los últimos dos meses, a pesar de que se mantienen entre los 87 y los 96 dólares el barril, un rango que los expertos vaticinan se mantendrá en los próximos meses.

A principios de la década de 1980, la Reserva Federal (Fed o Banco Central) elevó las tasas de interés a niveles de dos dígitos. El proceso generó una recesión profunda y un incremento drástico del desempleo, temores que reaparecen ahora en casi todos los sectores de la economía estadounidense.

La impronta de la Reserva Federal

Según el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, la Fed no tendrá que ir tan lejos esta vez, pese a que el bolsillo de los estadounidenses se ve cada vez más afectado por la inflación, sin percibir un alivio general e inmediato.

La Reserva Federal debe seguir “su política enérgica" para reducir la demanda y contener la presión sobre los precios, y evitar así un pico inflacionario como el registrado en Estados Unidos en los años 1970 y 1980, afirmó Powell.

Su predecesor en aquel entonces, Paul Volcker, tuvo que tomar medidas extremas contra la alta inflación.

“Creemos que podemos evitar los muy altos costos sociales que Paul Volcker y la Fed tuvieron que asumir para que la inflación bajara”, declaró Powell en una entrevista.

La "historia ofrece fuertes advertencias contra una flexibilización prematura de la política" monetaria, concluyó Powell, moderando otra vez la expectativa de algún cambio de rumbo cercano para las tasas de interés.

Las tasas federales de referencia se encuentran ahora en 2,25%-2,50%

Economistas y accionistas de Wall Street pronostican que a finales de este mes, el Banco Central eleve su tasa clave a corto plazo en tres cuartos de punto (0.75%) por tercera vez consecutiva. Eso extendería la serie más rápida de aumentos de tasas desde la época de Volcker.

La medida endurece el valor de los préstamos y frena aún más el consumo, que constituye casi el 70% de la economía estadounidense.

Llevar la inflación al 2% podría tomar años, dice la Reserva Federal

Sectores de gran impulso para el desarrollo económico, como las pequeñas y medianas empresas, construcción, inmobiliario y automotriz, también sufrirán un mayor impacto en los próximos meses, incluso hasta el 2024 como han previsto algunos miembros del Comité de la Reserva Federal ante cuestionamientos de hasta cuándo podrían extenderse los altos niveles inflacionarios y los precios.

"La inflación es muy alta. (...) Creo que tomará algunos años, pero lograremos el objetivo del 2%", manifestó el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams.

Williams sostuvo que “la decisión de septiembre del comité monetario dependía de los datos de agosto. No obstante, "es muy claro que necesitamos tener tasas de interés significativamente más altas para finales de año".

Según el Libro Beige de la Fed, las empresas estadounidenses son pesimistas sobre su actividad económica en los próximos meses y anticipan una caída de la demanda.

"Las perspectivas de crecimiento económico futuro permanecen en general débiles" y las empresas anticipan "una nueva caída de la demanda en los próximos seis a 12 meses", destacó el informe de la Reserva Federal en su encuesta realizada entre julio y agosto entre un amplio universo de empresas nacionales.

El 97% de los dueños de pequeñas empresas afirma que la presión inflacionaria es igual o peor que hace tres meses, según una encuesta realizada a finales de agosto por Goldman Sachs a dueños de más de 1.500 pequeñas empresas en EEUU.

El estudio indicó que el 65% de ellas ha subido los precios para compensar gastos y el 38% ha visto una disminución en la demanda de los clientes, debido al alza sostenida de precios.

Por su parte, el índice de precios al productor o precios mayoristas (PPI) cedió por segundo mes consecutivo en agosto, apenas 0,1% respecto a julio, según datos del Departamento de Trabajo.

Los consumidores pudieron ver un descenso del precio de la gasolina por el freno en la demanda, pero fue la caída de 6% de los precios mayoristas de la energía en agosto la clave para que se moderara el alza del índice PPI en casi un punto porcentual, a 8,7% en 12 meses.

En julio, a 12 meses, la subida de precios mayoristas registró 9,8% en tanto en junio marcaba 11,3%.

"Aunque se trata de un paso en la dirección correcta, los costos de producción continúan su aumento rápidamente, muy por encima del objetivo general de inflación” a largo plazo de la Reserva Federal, señaló Rubeela Farooqi, de HFE.

Para los estadounidenses, en especial la clase media y pobre, las alentadoras noticias en economía parecen escabullirse en un panorama que también dista del optimismo, pese a los esfuerzos de la Casa Blanca por dibujar una realidad diferente, a pocas semanas de los comicios legislativos de noviembre.

lmorales@diariolasamericas.com

FUENTE: Con información de diversas fuentes

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.78%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.67%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.56%
27976 votos

Las Más Leídas