NUEVA YORK- Debilitados por los altos costos de las materias primas y dificultades logísticas, los grupos estadounidenses de bienes de elevado consumo prevén que los próximos meses serán bien difíciles.

A pesar de un balance financiero globalmente positivo para el sector en el segundo trimestre, las inquietudes son numerosas, y peor la incertidumbre.

Te puede interesar

Procter & Gamble (P&G), que comercializa productos de aseo personal, advirtió el viernes de "fuertes vientos en contra" durante la publicación de sus resultados trimestrales, lo que pone en riesgo su crecimiento.

El beneficio por acción al que le apuesta el grupo para su ejercicio fiscal de 2023 (5,93 dólares) se muestra bastante por debajo de las previsiones del mercado (6,12 dólares).

Algo similar sucede con el especialista de productos de higiene Colgate-Palmolive que también dio parte de sus resultados trimestrales este viernes.

En una llamada telefónica con analistas de Wall Street, el responsable de inversiones del grupo, John Faucher, describió un "ambiente impredecible", admitiendo que es imposible prever la evolución de la inflación en Estados Unidos.

Según el índice de gastos de consumo personal (PCE), publicado el viernes por el Departamento de Comercio y que privilegia la Reserva Federal para medir la inflación, los precios en el país subieron un 6,8% en junio con respecto al mismo mes del año pasado.

Y según el índice de precios al consumidor (IPC), del Departamento de Trabajo, los precios aumentaron el 9,1% a ritmo anualizado en el último mes.

¿Continuará el alza de los precios?

Las incertidumbres actuales y las que vendrán se reflejan en la oferta de productos de las empresas.

P&G también aumentó sus precios en promedio un 8% entre los meses de abril a junio, mientras Colgate lo hizo en un 8,5%.

Otros gigantes de productos de consumo como McDonald's, Coca-Cola e incluso Kimberly-Clark, también subieron sus precios en el último trimestre.

En el mismo período, el volumen de ventas de P&G retrocedió el 1%, una baja que el grupo atribuye a una desaceleración de la actividad en China, así como a la menor actividad en Rusia desde el inicio de la invasión a Ucrania.

"Vemos una fuerte contracción en China a lo largo del trimestre de abril a junio", reconoció el director ejecutivo de P&G, Jon Moeller, en una llamada con la prensa.

"Esto se produjo sobretodo por la movilidad reducida de los consumidores. Los confinamientos (en China) tuvieron un efecto considerable sobre nuestra actividad", precisó.

Pero con el alza de precios, la cifra de negocios del grupo subió el 3%. Y su beneficio neto el 5%.

El lunes, la cadena de supermercados Walmart, había revisado sus previsiones de beneficios trimestrales y anuales a la baja, anticipando un cambio en los hábitos de compra de sus clientes, obligados a gastar menos por los mayores precios de la gasolina y de la alimentación.

Por el momento los dirigentes de las grandes empresas de bienes de consumo se muestran confiados en que la demanda para sus productos se mantenga, pese a precios más altos y una recesión que pudiera agudizarse.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.84%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.53%
27266 votos

Las Más Leídas