La Reserva Federal estadounidense (FED) mantuvo sin cambio la tasa de interés y dio a entender que esa sería la tendencia en los próximos meses debido a que la inflación sigue baja.

En su primera reunión del 2019, el banco central estadounidense,se focalizó en la moderación de su política de subida del precio del dinero como resultado de la “evolución económica y financiera mundial”.

Te puede interesar

Las tasas se mantendrán en el rango de 2,25% a 2,50%, el mismo nivel alcanzado tras el alza del pasado diciembre de 2018. La FED expresó en la nota que será paciente antes de realizar futuros encarecimientos del dinero.

Esta comunicación demuestra un cambio de la política alcista de la FED que durante el año pasado elevó en cuatro ocasiones las tasas y vaticinaban futuras subidas de tipos. Esta nueva actitud refleja que los “riesgos se encuentran más o menos equilibrados”.

No obstante, en la publicación la FED dijo estar lista para usar todas sus herramientas, incluso un ajuste a su portafolio de bonos si llegara el caso o si fuera necesario para apoyar la economía estadounidense.

Pero con los niveles de inflación controlados, la justificación para restringir el crédito se ha vuelto menos urgente.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la catedral de Notre Dame podrá ser recuperada en cinco años, tal como dijo el presidente de Francia?

Las Más Leídas