viernes 17  de  mayo 2024
FINANZAS

Las criptomonedas bajo el escrutinio del Banco Central de EEUU

El sistema de criptomonedas enfrenta batallas legales en diferentes partes del mundo e incertidumbre sobre su estabilidad y adopción legal

MIAMI- Las recientes acciones de los reguladores federales en Estados Unidos (EEUU) contra el sistema financiero digital de criptomonedas buscan sincronizar en el ámbito legal a un sector, cuyo auge en la última década se ha visto frenado desde que China decidió declarar como ilegales, a finales de septiembre de 2021, las transacciones de monedas virtuales.

El mundo cripto comenzó a partir de ese momento un camino con mayores obstáculos, que le han impedido hasta ahora recuperarse. Además de ser incipiente, el sistema enfrenta batallas legales en diferentes partes del mundo y en especial, crece la incertidumbre sobre su estabilidad y la adopción legal por parte de los bancos centrales.

Hasta ahora, la inmensa mayoría de las entidades financieras centrales se mantienen escépticas ante el avance de las criptomonedas.

En Estados Unidos, el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal estudian la posibilidad de una moneda virtual del dólar, pero el camino parece demasiado escabroso en medio de las exigencias de los legisladores en el Congreso en Washington sobre un mayor control y regulaciones federales, o sobre el impacto que tendría en el valor del dólar tradicional.

Washington demanda a plataformas de criptomonedas

La Comisión de Bolsa y Valores en EEUU (SEC) llevó ante la Justicia a la mayor plataforma de criptomonedas del mundo, Binance, y a su fundador, Changpeng Zhao, por infringir las normativas vigentes.

Se trata de otro golpe para Binance, denunciada ante la Justicia a finales de marzo por la autoridad estadounidense de regulación de productos financieros (CFTC), por razones similares.

Rostin Behnam, presidente de la CFTC, indicó que los cargos contra Binance son parte de una campaña para "hallar y frenar la mala conducta en el volátil y riesgoso mercado de activos digitales".

La demanda, expuesta ante un tribunal federal en Illinois, provocó una caída del bitcoin del 2%.

En tanto el Binance Coin (BNB), la criptomoneda ligada a la plataforma de igual nombre y cuarta divisa digital global perdió 5% en menos de una hora.

Días después, la SEC anunció también acciones legales contra Coinbase, la mayor plataforma de intercambio de criptomonedas en EEUU.

Un sector fragilizado

La denuncia desestabilizó aún más a un sector fragilizado por una serie de escandalosas quiebras en 2022, que dio inicio por la empresa cripto FTX, la segunda a nivel mundial. Sus directivos están acusados de utilizar el dinero de los clientes sin su consentimiento.

"La estrategia de la SEC, con un enfoque represivo en ausencia de reglas claras, tiene un efecto negativo sobre la competitividad económica de EEUU y de las firmas como Coinbase, que dieron prueba de su compromiso de conformidad" a las normas, reaccionó el responsable jurídico de la plataforma, Paul Grewal.

El 2022 se registró como el peor año para las inversiones de criptomonedas, con un desplome del 70% interanual del bitcoin.

Según la consultora Glassnode, una de las principales causas radica en que la mayoría de los ‘criptoahorristas’ continúan vendiendo sus activos, a pesar de registrar pérdidas históricas.

En América Latina, la situación parece tener un prisma algo diferente. Por eso, DIARIO LAS AMÉRICAS entrevistó a Manuel Beaudroit, el presidente de Belo, una importante billetera digital radicada en Argentina.

Sobre la repercusión de la quiebra del Banco Silicon Valley en el mundo financiero digital, Beaudroit dijo: “Belo no tenía cuentas con ese banco, pero muchas empresas sí. Vale resaltar que en el caso de Silicon Valley Bank las empresas no perdieron sus inversiones por el rescate del gobierno federal, lo que refuerza la filosofía de bitcoin. Creo que no tuvo un impacto de tesorería de los fondos presentes allí, pero sí deja en claro que los mercados financieros son manipulables”.

Nuevas vías para las transacciones

Y continuó: “Han comenzado a surgir nuevas oportunidades y soluciones dentro del ecosistema del mercado emergente, pero aún es temprano para ver qué sucederá finalmente”.

“Lo que sí se ha visto con la quiebra de los bancos es un movimiento articulado por parte de los reguladores para un poco asfixiar el sistema cripto. Yo creo que ahí está el mayor desafío hoy de las empresas que comienzan, existen y buscan desarrollarse”, añadió.

“Desde hace 10 años trabajo en este sector e históricamente hay ciclos donde se evidencia la reacción de la industria financiera tradicional en sus intentos de apagar una revolución tecnológica que busca empoderar a los usuarios en obtener mejores servicios financieros”.

“Cuando analizas el entorno de las empresas que optan por las criptomonedas, ves que la tendencia va en ascenso sin perder de vista que los reajustes son temporales”, acotó el experto.

Se estima que en 2022 el uso de esta clase de activo tuvo un crecimiento del 40% en Latinoamérica, mientras que en Argentina un reciente estudio, realizado por IMS by Aleph, reveló que más del 16% de los argentinos invirtió en cripto y un 34% está interesado en hacerlo en un corto plazo como “un ahorro o inversión del futuro”.

¿Qué buscan específicamente las personas o inversionistas con el sistema de criptomonedas?

“En el contexto argentino estamos en un momento de devaluación de la moneda e inflación (casi hiperinflación). Se pronostica que el peso argentino sufra un desplome entre el 140% y el 200% a finales de este año y la gente necesita proteger su dinero. Entonces, buscan un activo que les permita cuidar su riqueza, la fuente de sus riquezas y sus ganancias futuras. Ahí Belo hace un excelente trabajo permitiéndoles no solo el acceso, sino poder ofrecer productos de ahorro sobre esos activos y gastarlos de forma simple. Puedes ser muy bueno en otorgar disponibilidad, pero si la salida no favorece, el producto carecerá del nivel requerido”, anticipó.

“Lo que vemos también es una tendencia en la adopción de las monedas estables tradicionales por parte de los grandes grupos financieros y, a pesar de que el bitcoin mantiene cierta estabilidad en medio del vaivén de los mercados y la economía mundial, hay una especie de dolarización voluntaria, por lo que la gente opta por este tipo alternativo de activos”.

“No debemos perder la noción de que el mercado cripto es aún incipiente y pequeño frente al mundo tradicional financiero. En EEUU, los números son similares frente a una cantidad de personas muy superior por el tamaño de la población y la economía, pero igual se encuentra en un despegue”, señaló.

La necesidad de un marco regulatorio

Silvina Moschini, presidenta y fundadora de Unicoin (también entrevistada por DIARIO LAS AMÉRICAS), considera que “cada vez se hace más clara la importancia de tener un marco regulatorio que permita la transparencia, responsabilidad y el control para la emisión de las criptomonedas, que es parte de lo que nosotros vemos como emprendedores, tal como sucedió en la época de los .com y que luego evolucionaron hacia compañías mucho más estructuradas y reguladas”.

“Hay una primera generación de empresas como Altavista, que precedió a Google, Myspace que precedió a Facebook, Meta o Tiktok, etc. Estas nacen y crean un mercado, tal como lo hizo bitcoin en su momento y otras que siguieron. Al crecer de manera orgánica y desestructurada permiten que el mercado empiece a ser regulado y ganen espacio nuevos vehículos y maneras para realizar las transacciones e invertir como creemos que sucederá con la nueva generación de criptomonedas”.

“No veo nuevos indicios de la caída de la confianza en cripto. Lo que sí vemos es que la gente se educa más. Ahora saben cómo diferenciar lo que es una criptomoneda que tiene sentido y lo que es una moneda, un token que simplemente por estar anclado a la tecnología ‘blockchain’ se presenta a la venta de manera anónima, sin saber quién está detrás, sin respaldos intrínsecos y con altísima volatilidad”.

“Lo que está ocurriendo es que el mercado se educa y se diferencia entre lo que son las buenas y las malas oportunidades dentro de la inversión cripto. El modelo de la inversión basada en ‘blockchain’ es algo que llegó para quedarse y crecer”, comentó.

¿Marcó China el principio del final de las criptomonedas en el mundo?

“Me parece que es parte de encontrar el equilibrio entre el Wild West (Oeste salvaje) y lo que son marcos contenibles y regulatorios que permiten que haya responsabilidad y mejores productos financieros de los que ya existían; incluso respecto a los que tenemos hoy, y que estén anclados en la tecnología ‘blockchain’. Es por eso por lo que creemos que la siguiente generación de criptomonedas, como lo estamos haciendo en Unicoin, es la que definirá la forma de las transacciones y dará respuesta a los desafíos presentados por la primera generación de criptomonedas que llevaron a la crisis a compañías como FTX”.

“Para calificar el futuro inmediato de las criptomonedas debemos remontarnos a tiempos antiguos. El dinero ha evolucionado desde bolsas de sal, cambio de mercaderías y el uso de oro y plástico para las transacciones. Un hito importante fue en 1971, cuando Richard Nixon transformó el respaldo en oro por el respaldo de la Reserva Federal”, indicó.

“La transición hacia tecnologías de bitcoin no va a volver. Cada vez más se arraiga la ‘tokenización’ de activos diversos y el futuro podría dirigirse en esta nueva dirección: activos ‘tokenizados’, valor real, transparencia, responsabilidad y volatilidad reducida en las criptomonedas”, concluyó.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar