cmenendez@diariolasamericas.com

Marvel L. Avellanet llegó al negocio de Real Estate por convicción. Era el año 2006 cuando la gran crisis inmobiliaria daba sus primeros coletazos y los agentes de bienes raíces abandonaban espavoridos este mercado para buscar refugios en trabajos más seguros. Ella, sin embargo, después de una larga introspección halló que su vocación era vender, y ninguna crisis le haría hacer renunciar a sus sueños.

“He vendido sueños, he vendido realidades, he empujado a mucha gente a luchar por su vida, así decidí buscar algo que me permitiera compaginar el tiempo de darle calor a los míos con el poder realizar lo que verdaderamente me apasiona. Por eso siempre digo que el Real Estate me encontró a mí”. Así recuerda Avellanet sus primeros pasos en el negocio de las ventas de propiedades donde al parecer, por los resultados visibles, no le ha ido mal. Recientemente ha abierto una moderna oficina, Dream Estates Realty Group, con la que aspira a continuar engrandeciendo su carrera como agente inmobiliario.

Interesado por los nuevos negocios que se crean en la comunidad latina DIARIO LAS AMÉRICAS buscó información sobre este emprendimiento y conversó con la bróker Marvel L. Avellanet quien desveló algunos secretos de su negocio.

La clave

En Colombia, su país natal, Marvel Avellanet se graduó de odontóloga. Cuando llegó a la Florida tuvo que estudiar inglés y trabajó como higienista dental. Quedó embarazada de dos gemelos a los que al año de nacidos les diagnosticaron autismo. Su primer gran combate en este país fue lograr que sus hijos estudiaran en una escuela regular junto con niños sin necesidades especiales. Para lo que tuvo ganar un juicio. “Me considero una pionera en abrir los programas de inclusión educativa. “Mis dos hijos fueron a escuelas regulares y actualmente se encuentran cursando estudios universitarios en FIU. Luché por mis hijos y allí está el resultado”, dice con cierto orgullo.

Para alcanzar grandes objetivos en la vida, los latinos debemos cambiar en algo nuestra forma de pensar. Explica Avellanet, “la educación recibida de nuestros padres, nos inculcó que estudiáramos mucho para que tuviéramos la oportunidad de obtener un buen empleo. Y tengo que hacer énfasis en la palabra “empleo” con ella nos predispusieron desde nuestra infancia para que fuéramos unos excelentes empleados. Precisamente por ello tenemos que hacer un esfuerzo para cambiar esa mentalidad donde la única salida posible es ganarnos el pan trabajando para otros. A muy pocos nos motivaron para que estudiáramos y así poder crear nuestra propia empresa”, reflexiona.

La ejecutiva no piensa que trabajar para otro tenga una connotación negativa. Incluso cree que es bueno comenzar siendo empleado en las empresas existentes en el mercado. Porque de esa forma se adquiere la experiencia necesaria para, a la hora de emprender no hacerlo desde cero. “Cuando trabajas para otros conviertes los sueños ajenos en realidad. Eso no es ni bueno ni malo, solo que los sueños y propósitos propios quedan en suspenso en algún lugar, esperando el momento idóneo para su realización.”

Dream Estate es una oficina de bienes raíces ubicada en el Doral, Miami, inaugurada el pasado mes de agosto con el objetivo de acoger 270 profesionales. Hoy ya cuenta con 20 agentes que desean desarrollar su negocio asociados con esta firma. “Como su nombre indica, queremos potenciar los sueños de cada empresario que se adhiera a nuestro concepto. Hemos puesto a disposición de los agentes, además de nuestras oficinas con todas sus facilidades, cursos de educación integral donde no solo enseñamos a vender una propiedad, o a tratar profesionalmente a los clientes, sino les ayudamos a consolidar su preparación personal para que no pierdan el positivismo necesario para poder enfrentar esta profesión, explicó la bróker.

El mayor enemigo de los sueños

Uno es el responsable de todo lo que ocurre en su vida. No valen los factores externos. Los resultados que vamos obteniendo están determinados por la calidad del pensamiento. Los pensamientos determinan el lenguaje, las acciones y el comportamiento. Por eso es importante como dice la bróker, cambiar la mentalidad que traemos inculcada. “Muchas veces pensamos que somos positivos, pero en realidad a la hora de afrontar cualquier reto lo primero que decimos es: no puedo. De esa forma estamos anticipando el resultado. Para asumir un reto, el yo interno tiene que estar en sintonía con el yo externo. Por ejemplo, cuando cierro los ojos y me quedo con mi yo interno, lo que veo es Dream Estate en todos los lados, en todo el mundo. Y apenas estoy comenzando con este nuevo capítulo de mi vida”.

“Al percibirla en todas partes, estoy segura que esta empresa llegará a buen puerto, si pensara lo contrario nunca tendría éxito. Nuestro mayor enemigo es la carencia de sueños” dijo la bróker.

En la actualidad existen muchos campos donde se pueden realizar los sueños, pero “el Real Estate es de las pocas carreras que te permiten ganar mucho dinero, si pagas el precio adecuado que consiste en trabajar mucho, tocar puertas, llamar por teléfono, socializar, ser amigo de todos y que todos te tengan en cuenta. Y como ya dije, el enemigo es la carencia de sueño y la negatividad, somos nosotros mismos”, concluyó

A la pregunta de si es un buen momento para emprender en este negocio Avellanet respondió: “Siempre es un buen momento, todo depende de la capacidad mental de cada uno. Si se piensa en el éxito, se tendrá éxito. Si se piensa en el fracaso, se obtendrá fracaso. Uno dictamina su propio destino. No existen factores externos, esas son solo excusas. Lo que hace falta es trabajar y solo así entenderemos las posibilidades que brinda el mercado. Ahora mismo estamos en un mercado de compradores. Y muchos colegas están preocupados por ello. Sin embargo, cuando uno traduce esa realidad lo que quiere decir es que se venden las propiedades que tienen el precio adecuado. Claro está no estamos en aquel boom del mercado cuando los venezolanos que venían cargados de dinero y compraban cualquier cosa, no estamos en la crisis del real estate de 2008, ni tampoco estamos bajo los influjos de ninguna burbuja. En nuestro tiempo, todas las posibilidades están abiertas para hacer negocio”.

Por otra parte señaló, “hoy nuestra tarea es educar a los potenciales clientes. Porque efectivamente se espera que los bancos suban los intereses. Pero si hoy día una persona tiene la posibilidad de comprar, no debería esperar mejores momentos, porque, mientras esto sucede, estará botando todos los meses el dinero de su renta. Y es preferible que opte por montarse en el tren de comprarse una propiedad”, concluyó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas