WASHINGTON- Los restaurantes de comida rápida, equipados con servicio al auto y para llevar, han tenido mejores resultados que los establecimientos para comer en el lugar ante la parálisis comercial en Estados Unidos a causa de la pandemia de coronavirus, pero esa brecha podría empezar a reducirse a medida que se reabran los comedores.

En Estados Unidos, las transacciones de clientes en cadenas de restaurantes como Olive Garden y Applebee's cayeron un 79% a principios de abril en comparación con lo registrado en el mismo periodo del año pasado, debido a que las medidas de confinamientos cerraron los restaurantes en todo el país, de acuerdo con NPD Group.

Te puede interesar

Las ventas de restaurantes de comida rápida también cayeron, pero un 41%.

Un mes después, esas cifras están mejorando. Para la semana que terminó el 10 de mayo, las transacciones de restaurantes con servicio completo cayeron un 58%, mientras que las ventas de comida rápida cedieron un 21%.

Los estados con la mayor cantidad de restaurantes abiertos, como Texas y Tennessee, tuvieron algunas de las ventas más altas.

Las grandes cadenas representan un 76% del tráfico de la industria gastronómica de Estados Unidos, dijo NPD.

Los restaurantes independientes registraron caídas de ventas más sensibles que las cadenas una vez que comenzaron los confinamientos, y los datos de su recuperación están por debajo de la información disponible para las cadenas. Pero muchos restaurantes independientes comienzan a reanudar su servicio.

“Estados Unidos está hambriento por volver a salir a comer. Naturalmente, son curiosos y cautelosos, pero están saliendo", comentó John Cywinski, presidente de Applebee's.

Applebee's ha reabierto alrededor de 200 de sus 1.660 restaurantes en Estados Unidos. Los clientes están dejando propinas generosas y consumiendo grandes cantidades de alcohol, señaló Cynwinski. También respetan las medidas de prevención implementadas por la cadena, como el uso de cubiertos y menús desechables.

A partir de esta semana, 32 estados —la mayoría en la región centro-norte y sur del país— han permitido que los restaurantes reabran sus puertas, al menos parcialmente, de acuerdo con Brian Vaccaro, analista para Raymond James.

Eso ha ayudado a los restaurantes con comedores. Olive Garden tenía 179 restaurantes abiertos en la semana el 3 de mayo. Para la semana del 17 de mayo, la cifra había aumentado a 398, o 49% del total de la cadena. Las ventas por restaurante subieron 13% durante ese periodo.

FUENTE: AP

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas