MIAMI- La compra de viviendas en el 2020 aumentó en el sur de la Florida, un fenómeno contrario a lo que vaticinaron analistas después del impacto de la pandemia.

El comportamiento del mercado inmobiliario ha sido tan sorpresivo que algunos bancos -como Bank of America y otras instituciones financieras- han duplicado y triplicado sus fondos para préstamos.

Te puede interesar

Durante la crisis inmobiliaria del 2008, miles de familias perdieron sus hogares en el sur de Florida. Más de la mitad ha podido recuperar sus finanzas en los últimos años y adquirir una nueva vivienda, otros se unen a quienes ahora buscan oportunidades de compra con los bajos intereses y nuevos planes de ayuda federales, estatales y privados, implementados por la pandemia.

El alza de las ventas de casas en las diferentes regiones del país osciló en el 2020 entre un 14% a casi el 27% en el sur de EEUU, respecto al 2019.

Bank of America anunció que triplicará su iniciativa para la compra de casas en Estados Unidos a 15.000 millones de dólares hasta el 2025, con el objetivo de ayudar a más de 60.000 personas y familias a comprar su vivienda.

El Programa para Comprar Casa Propia de Bank of America, una iniciativa de 5.000 millones que comenzó en el 2019 ayuda a los compradores de viviendas con ingresos bajos y moderados en todo el país a comenzar a construir un patrimonio personal y un legado familiar.

La compañía ha superado este compromiso y, al hacerlo, ha ayudado a casi 21.000 personas y familias a comprar casa a través de préstamos a costo razonable y más de $180 millones en subsidios para el pago inicial y los costos de cierre.

“Ser dueño de una casa es un gran impulso que ayuda a las familias a acumular capital con el tiempo y fortalece a nuestras comunidades. Ahorrar lo suficiente para comprar una casa puede ser un gran reto, por lo que no es de extrañar que hayamos visto una respuesta extraordinariamente positiva a nuestros programas. Estamos motivados con nuestro objetivo de ayudar a aún más compradores a prepararse para ser dueños de casa ahora y en el futuro”, dijo D. Steve Boland, presidente del sector minorista de Bank of America.

Las familias de bajos recursos

En la actualidad, la mitad de los préstamos hipotecarios de Bank of America están destinados a familias y comunidades multiculturales o de ingresos bajos y moderados.

El Programa para Comprar Casa Propia incluye dos planes de subsidio:

El primero se denomina Programa de Subsidio De Pago Inicial y ayuda a los clientes a entregar el pago inicial. En más de 260 ciudades y condados de todo el país, los compradores que califican pueden recibir el 3% del precio de compra de la casa o hasta $10.000 para el pago inicial, lo que sea menor. No se requiere un reembolso.

El segundo se llama America’s Home Grant y ofrece un crédito del prestamista de hasta $7.500 que puede usarse para costos de cierre no recurrentes, como el seguro de título de propiedad y los cargos por registro, o para reducir la tasa fija de interés. Los fondos no requieren reembolso y se pueden combinar con los fondos del Subsidio para el Pago Inicial para reducir los costos de adquisición de una casa.

Ambos programas no solo incentivan la compra de viviendas en todo el país, sino que, en estos momentos de pandemia, contribuye a proteger el mercado inmobiliario de una caída estrepitosa por las consecuencias de la crisis sanitaria, en la economía y en los empleos.

Cuando se combinan los programas de subsidio, los compradores de casa reciben un promedio de aproximadamente $14.000 como ayuda para comprar casa. Los programas de subsidio se utilizan a menudo en combinación con hipotecas con pago inicial bajo para reducir en gran medida el pago inicial requerido para comprar casa.

Los préstamos con pago inicial bajo son hipotecas competitivas de tasa fija con pagos iniciales tan bajos como del 3%, que requieren un seguro hipotecario de menor costo, o que no requieren seguro. En la actualidad, casi el 85% de estos préstamos se destinan a primeros compradores.

Las ejecuciones hipotecarias

Al comienzo de la pandemia, la administración del entonces presidente Donald Trump firmó dos órdenes ejecutivas para prohibir los desalojos y las ejecuciones hipotecarias en las cortes estatales y conminó a los bancos a flexibilizar las normas regulares sobre los pagos de hipotecas debido a la grave situación generada por el virus procedente de China. Estas medidas ayudaron a que el sector no solo se mantuviera estable, sino que lograra niveles inesperados de venta de propiedades.

Ahora la administración del presidente Joe Biden acaba de extender la prohibición de las ejecuciones hipotecarias hasta el 30 de junio.

Lo que ahora representa una vital ayuda para los propietarios de casas, también encubre el problema de que muchos dueños han perdido sus empleos durante la pandemia y tienen atrasos de varios meses en sus pagos regulares. De no llegar a un acuerdo con las instituciones bancarias, estas personas -al terminar la prohibición de las ejecuciones hipotecarias a finales de junio- enfrentarían la pérdida de sus viviendas.

De ocurrir una avalancha de "foreclosures", podríamos ver una situación parecida a la crisis inmobiliaria del 2008, algo que los bancos y el gobierno federal tratarán de evitar en lo posible, pero que en estos momentos es una amenaza real.

Una nueva crisis hipotecaria, lamentablemente sería un fuerte golpe para los afectados, pero más oportunidades para nuevo o primeros compradores. Las confiscaciones de casas generan un incremento rápido en la oferta de mercado, que no solo atrae a potenciales dueños sino a inversionistas, que en la mayoría de este tipo de situaciones generan una subida sustancial de los precios.

Las ventas de viviendas

Las ventas de viviendas usadas en EEUU alcanzaron en el 2020 un máximo de 14 años, según la Federación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR).

En total, 5,64 millones de viviendas fueron revendidas el pasado año, "un incremento de 5,6%, respecto al 2019".

Gracias a tasas de interés en casi cero, el sector inmobiliario mantuvo la buena salud que mostraba desde el 2018. La pandemia y el incremento de impuestos en varios estados del país impulsaron la búsqueda de propiedades con mayores espacios en otros estados o en zonas urbanas.

Según analistas, la elevada demanda, sin un impulso significativo en la oferta, ha provocado que los precios de las viviendas también suban y se prevé esa tendencia en el futuro.

“Si bien el mercado se mantiene sólido, el precio promedio de las viviendas aumenta debido a mayores costos de los materiales de construcción, sobre todo la madera blanda, y un cambio hacia casas más grandes”, dijo Robert Dietz, economista jefe de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas.

En estos momentos, más de 9.500 viviendas se encuentran a la venta en Miami, según el sitio web Realtors.com.

El Real Estate Center, de Bank of America, facilita aún más a los posibles compradores identificar cuáles son las propiedades que califican para los subsidios.

La herramienta más reciente etiqueta las propiedades en venta que califican para el pago inicial y los subsidios de costos de cierre ofrecidos por la compañía.

Los futuros compradores también pueden utilizar Edu-Serie en Línea, disponible en inglés y en español, que proporciona una guía fácil de entender para comprar y financiar una casa. Otro de los servicios por internet que ofrece Bank of America es Digital Mortgage Experience.

lmorales@diariolas americas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.23%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.44%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.33%
20114 votos

Las Más Leídas