Embed

Te puede interesar

¿Es la tierra el mejor lugar que tenemos los seres humanos para lanzarnos a colonizar el espacio? La respuesta negativa a esta interrogante ha motivado a Jeff Bezos, creador de Amazon, a embarcarse en su particular carrera espacial con el proyecto Blue Origin

Ante la alternativa humana de estancarnos y racionalizarnos frente a dinamizarnos y crecer, Bezos apuesta por el crecimiento fuera de la Tierra, en el espacio. Así lo demostró el pasado 9 de mayo en el Centro de Convenciones Walter E. en Washington DC, cuando reveló su nave transbordadora Blue Moon y sus ambiciosos planes para inspirar la conquista del espacio.

Crear un nuevo mundo en el espacio

El empresario más rico del mundo considera que los recursos de la tierra no son suficientes para sostener tanto crecimiento y que es hora de retomar las ideas del científico Gerard K.ONeill de “construir colonias en el espacio, porque la tierra está muy lejos de los recursos que necesita la humanidad para su futura supervivencia. “En algún momento nos quedaremos sin energía en la tierra”, puntualizó el dueño de Amazon.

Jeff Bezos Blue Moond
Jeff Bezos, creador de Amazon, durante la presentación del modulo espacial Blue Moon.
Jeff Bezos, creador de Amazon, durante la presentación del modulo espacial Blue Moon.

Estas colonias serían gigantes cápsulas viajeras donde podrían vivir millones de seres humanos. En ellas se replicarían ciudades de la tierra, con ríos, montañas, agricultura, animales, parques naturales, carreteras, medios de transporte, rascacielos. Tendrían una atmósfera artificial apta para la vida “con la ventaja de que el clima sería ideal, no habría lluvias, ni tormentas, ni terremotos. Sus habitantes podrían viajar de una cápsula a otra y visitar a sus amigos o familiares”. Estas cápsulas Bezos las llamó Colonias Oneils, en homenaje al científico que primero las evocó.

La idea del hombre más rico del mundo es que en dichas colonias, además de ciudades y parque naturales, en algunas de ellas podrían ubicarse las industrias más contaminantes ya que el objetivo supremo es “preservar el planeta Tierra, aunque las personas vivirían a gusto en estos pequeños planetas artificiales, es lógico que pretendan conservar su planeta original y visitarlo de cuando en cuando”, sostuvo el visionario.

¿Quién construirá este nuevo universo?

La respuesta es simple. Las mentes creativas y los emprendedores del futuro, los jóvenes actuales, sus hijos y sus nietos. Es una misión multigeneracional. Por ello lanzó la iniciativa del Club for Future, donde puede participar cualquier persona que quiera aportar su grano de arena en la nueva carrera espacial.

Crear la infraestructura

El proyecto tomará muchos años, “nuestro trabajo es dar los primeros pasos. Y para ello tenemos que crear la infraestructura, construir el camino que nos llevará hacia el espacio. Un camino que nadie conoce a ciencia cierta, pero hay dos máximas que deben cumplirse. Reducir los costes de lanzamiento y usar los propios recursos existentes en el espacio”, precisó el fundador de la empresa espacial Blue Origin.

Para reducir los costos hay que diseñar naves reutilizables. Como la New Shepard que viaja al espacio, retorna a la tierra, aterriza de forma vertical y funciona con hidrógeno líquido.

blueorigin_newshepard_ns10_landedboosterweb.jpeg
La nave  New Shepard  aterriza de forma vertical y funciona con hidrógeno líquido.
La nave New Shepard aterriza de forma vertical y funciona con hidrógeno líquido.

La compañía de Bezos está creando la nueva nave New Glenn que volará en 2021. Mucho más grande que el Shepard y será lanzada utilizando gas natural a un costo por lanzamiento de un millón de dólares.

La Luna

La Luna debe ser la primera parada antes de la conquista del espacio. Tiene agua que es un recurso muy importante. “El agua se podría utilizar para hacer el hidrógeno necesario para poner en funcionamiento los motores BE-7 del vehículo transbordador lunar Blue Moon”.

La gravedad de la Luna es 24 veces menos potente que en la Tierra. Es como la sensación en el agua donde todo es más liviano. Esta es un característica clave a la hora de construir grandes estructuras y lanzarlas al espacio. “En la Luna tendríamos que utilizar 24 veces menos energía que en la Tierra para levantar una libra de peso”.

La nave transbordadora, con una capacidad de carga de 3,6 toneladas métricas, volaría a la Luna cargada de instrumentos, vehículos, y en algún momento lo haría con tripulación humana para comenzar la gran aventura. “Es tiempo de retornar a la Luna, pero esta vez para quedarnos”, sentenció.

El vuelo del Blue Moon a la Luna debe ocurrir en 2024, sería el primer paso para construir una base lunar permanente desde donde comenzar la colonización del espacio.

“Los grandes proyectos comienzan pequeños”, fue la frase elegida por Bezos para concluir su presentación de tan ambicioso programa.

Otros programas espaciales privados

Elon Musk, CEO de Tesla, creó una empresa llamada Space X que ha lanzado con éxito 17 misiones al espacio. En el último lanzamiento ocurrido en mayo del 2019 colocó en órbita la cápsula Dragon Cargo con material y suministro para astronautas. La capsula después se acopló a la estacion espacial internacional.

El cohete de SpaceX es un Falcon reutilizable que también aterriza verticalmente. Musk, que tiene un contrato con la NASA, quiere el próximo año comenzar los viajes con astronautas de ida y vuelta.

Por su parte, el millonario Richard Branson se ha concentrado en el turismo espacial para lo cual fundó la empresa Virgin Galactic en 2004.

En febrero de 2019 realizó un vuelo de prueba que llegó hasta el mismo límite de lo que se considera espacio.

El hombre quiere retornar a la Luna en 2024, esta vez para iniciar la conquista del espacio.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas