Ricardo Campello, un venezolano de origen brasileño, tres veces campeón mundial de windsurf, ha decidido emprender con su pupila puesta en Latinoamérica y, junto a dos socios, creó en el sur de la Florida una plataforma logística para comercializar productos latinoamericanos.

DIARIO LAS AMERICAS contactó al joven emprendedor para que compartiera la experiencia de compatibilizar los duros rigores de la vida deportiva profesional con el nada fácil mundo de los negocios.

Ricardo Campello nació en Río de Janeiro, Brasil y como la mayoría de los niños de su entorno, quiso jugar futbol, pero muy pronto descubrió que carecía de talento con el balón en los pies. A los doce años se mudó con su familia para Isla Margarita, Venezuela, donde comenzó a practicar windsurf fue cuando encontró la pasión de su vida. Participó en su primer campeonato del mundo con 17 años, invitado por unos patrocinadores, y ocupó el sexto lugar. Al año siguiente logró el subcampeonato y en su tercer intento conquistó el campeonato del mundo. Fue campeón del mundo tres años consecutivos.

¿Cómo un flamante tricampeón mundial que aspira a todo en el deporte decide emprender un negocio?

Antes de todo quiero decirte que no es mi primer negocio. Yo desde hace unos años fabrico y comercializo mi propia marca de gafas las Campello Eyeweare. Es un mercado muy difícil de entrar, pero lo he hecho con algún éxito. Son lentes fabricados en Italia de muy buenas de calidad. Tienen un diseño muy moderno, de estilo playero muy bien conseguido. Ahora estamos sacando unos modelos femeninos de magnífico diseño inspirado en la mujer de las playas urbanas.

El nuevo negocio lo comenzamos en diciembre del año pasado, se llama Etrade latin America. Cualquiera que viaje a Latinoamérica, o conozca medianamente las empresas del subcontinente, sabe que están produciendo muy buenos productos que buscan mercados para poder sobrevivir. De esa observación, surgió nuestro concepto: ¿por qué no comprar productos latinoamericanos? Nuestro público meta son los latinos radicados en los Estados Unidos. El eslogan de nosotros es “Latinoamérica sin fronteras”.

¿En qué consiste el negocio?

Nosotros hemos creado una plataforma de ecommerce como te dije llamada etradelatinoamerica.com donde recibimos mercancías de toda Latinoamérica. Nuestro principal atractivo para las empresas que trabajan con nosotros es que hemos reducido a cero la burocracia, hemos simplificado el papeleo y tenemos unas tarifas muy competitivas para ayudarles a entrar en el mercado estadounidense. El procedimiento es simple almacenamos los productos en nuestras instalaciones y desde allí realizamos el mercadeo y la venta.

¿Qué venden, tienen alguna especialización?

Pues vendemos de todo, no tenemos límites. Excepto mis lentes y una marca de ropa llamada Latinmov, dedicada al surf, no trabajamos con marcas propias. Las marcas que comercializamos son de otros fabricantes a quienes no les ponemos límites. Ahora mismo estamos vendiendo trajes de baños, accesorios para mujeres, chanclas. Tenemos unos sombreros artesanales producidos en Venezuela muy bonitos que están saliendo muy bien. Vendemos tablas de surf, herramientas, de todo un poco. Comercializamos todos los productos que traigan algún beneficio a fabricantes y comerciantes latinos.

¿Cuántas empresas participan en la plataforma?

Aunque nos encontramos en los inicios de nuestra gran aventura empresarial, ahora mismo estamos trabajando con diez o doce marcas. En los primeros meses de nuestra empresa nos centramos en la planificación y ajuste de la infraestructura logística, que es bastante complicada. Ahora ya estamos recibiendo y comercializando todo tipo de mercancías.

Para estandarizar el sistema hemos creado un manual para todas las empresas que participan, donde les pedimos por ejemplo, el modelo, la marca, unas fotos del producto con una calidad determinada, una explicación detallada de sus características, las curvas de tallas. Si son electrodomésticos, las características técnicas y manual de explotación.

¿Pueden ser productos comestibles?

Estamos creando las condiciones para ello, en un futuro cercano estaremos comercializando comestibles. Es un tema de permisos, el objetivo a mediano plazo de Etrade Latin America es poder comercializar vinos, cafés, todos aquellos productos creados en la agroindustria de la región.

¿Con qué tamaños de compañías trabajan, pequeñas, medianas, o grandes?

Inicialmente queremos que sean pequeñas y medianas empresas, más adelante tal vez iremos con empresas grandes. Sabemos lo costoso que resulta para una empresa pequeña o mediana entrar en el mercado EEUU porque necesita una inversión bastante grande para lograrlo. Para ellas sería menester que tengan almacenes, contratar personal que reciba la mercadería que lleven el mercadeo y las ventas. Al trabajar con nuestra plataforma, nosotros asumimos todo lo relacionado con el mercado norteamericano almacenamiento, mercadeo y venta. Tenemos una empresa de toda confianza encargada de todos los asuntos financieros.

Por ejemplo, ahora mismo estamos trabajando con un comerciante venezolano que produce unas magníficas hamacas artesanales para el turismo. Ya saben cual es la situación de Venezuela, allá él apenas vende nada. Pues, nosotros somos una solución para él. Le pagamos el precio justo por su producto -pagamos en dólares- y eso le da acceso a poder adquirir materia prima que, a su vez, le permite seguir e incrementar su negocio.

¿Qué deben saber tus potenciales clientes?

Nuestro ideal es ayudar a las pequeñas y medianas empresas latinoamericanas. Tenemos un proyecto muy interesante y comprometido, donde tratamos de poner nuestro grano de arena para ayudar al desarrollo de nuestra región. Creemos que somos una gran oportunidad para aquellos que sueñan con crecer y expandir su negocio al entorno económico más dinámico y fuerte del mundo. Etrade Latin America quiere ser la puerta de entrada hacia ese sueño.

www.etradelatinamerica.com

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario