viernes 17  de  mayo 2024
SOLICITUD

3 errores del Seguro Social que pueden costarle miles de dólares

Las malas decisiones durante los procedimientos al momento de solicitar los beneficios del Seguro Social pueden costarle miles de dólares en pagos perdidos

Por Lydnel Reyes

MIAMI.- En Estados Unidos son más de 70 millones de personas entre jubilados y beneficiarios de los diversos programas sociales que reciben mensualmente cheques por parte del Seguro Social para cubrir sus necesidades.

El Seguro Social es uno de los mayores activos financieros del gobierno federal que proporciona beneficios a jubilados y discapacitados del país desde 1940.

El objetivo de la mayoría de los trabajadores estadounidenses es alcanzar la edad para jubilarse y gozar de los beneficios de la Administración de la Seguridad Social (SSA, siglas en inglés). Para recibir estos pagos, es necesario ser beneficiario del programa, contar con un número de Seguro Social y cumplir con ciertos créditos.

Sin embargo, dentro del complejo manual de operaciones de la SSA, cometer errores durante los procedimientos al momento de solicitar esta ayuda económica puede costarle miles de dólares en pagos perdidos a los beneficiarios.

Por eso, aquí le presentamos los tres errores más comunes que los estadounidenses cometen a la hora de solicitar su Seguridad Social y cómo les afecta.

1. El pronto reclamo de la jubilación

De acuerdo con el diario La Opinión, anticiparse a la edad de jubilación, que es a los 62 años, y solicitar muy pronto los beneficios de la Seguridad Social suele ser de los errores más comunes que cometen los beneficiarios.

Esto puede ocasionar que reciba sus cheques mensuales permanentemente con hasta un 30% menos. Reclamar demasiado pronto puede costar $182,000 dólares en beneficios perdidos.

Por otra parte, aunque la edad plena para la jubilación (FRA, siglas en inglés), es a los 67 años, si desea obtener el pago máximo por un cheque de más de $4,000, lo mejor es esperar hasta los 70 años, y así obtendrá un 32% adicional en los pagos mensuales.

Es importante tener en cuenta que si retrasa los beneficios mejorará sus pagos mensuales y obtendrá el 100% del beneficio mensual.

2. No reclamar beneficios conyugales

Si está casado y su cónyuge recibe su propio dinero de jubilación del Seguro Social, es esencial que tome decisiones financieras importantes para poder recibir beneficios conyugales del sistema. Si su pareja obtuvo más ingresos que usted, con esta opción podrá obtener más dinero.

Los beneficios conyugales están disponibles para parejas casadas y divorciadas después de al menos 10 años de matrimonio.

Puede recibir un pago mensual de hasta la mitad del monto de su beneficio de jubilación, y estos pagos no disminuirán el monto de los beneficios de jubilación del principal proveedor de ingresos.

Solicitar beneficios conyugales también puede ayudarle a obtener ingresos mientras espera alcanzar la plena edad de jubilación si es el cónyuge más joven.

Es importante consultar con su pareja, para no tomar una mala decisión financiera que los pueda afectar negativamente a ambos.

3. Solicitar beneficios sin evaluar sus ahorros

Antes de solicitar el Seguro Social, es crucial que evalúe sus ahorros para determinar qué cantidad necesita realmente del programa.

Si no tiene suficientes ahorros, es recomendable posponer la solicitud del Seguro Social, lo que le permitirá obtener un beneficio mensual mayor en el futuro.

Sin embargo, puede solicitar los beneficios del Seguro Social antes de la edad plena de jubilación si logró ahorrar una cantidad de dólares. Aunque esto signifique que sus beneficios sean menores, esto no debería afectar tus finanzas.

Otros errores

Entre los 12 beneficios que ofrece el Seguro Social está el de sobrevivientes. Este se asigna a las viudas, viudos y dependientes de trabajadores elegibles. En el caso de las viudas y viudos, los pagos pueden reclamarse a partir de los 60 años, en función de los ingresos de su cónyuge.

Aunque la Administración del Seguro Social sólo pagará un beneficio, a veces las personas solicitan por error los beneficios de supervivencia junto a sus propios beneficios de jubilación.

Lo que provoca que si el beneficio de sobreviviente es mayor, al reclamar el beneficio de jubilación al mismo tiempo, la viuda o viudo está asegurando su beneficio de jubilación a la edad en la que hace ese reclamo.

Tomar esta decisión hará que el reclamante pierda miles de beneficios más altos que habría recibido si hubiera esperado hasta la plena edad de jubilación, o incluso los 70 años.

Prueba de ganancia o ingresos

Otro error al que se pueden enfrentar los estadounidenses mayores es la llamada prueba de ingresos, que establece que las personas que soliciten beneficios antes de su plena edad de jubilación y luego continúen trabajando se enfrentarán una fuerte cantidad impuesto si ganan por encima de un umbral de ingresos bastante bajo.

En 2023, esa prueba de ingresos es de $21,240, lo que quiere decir que a las personas que cobran el Seguro Social antes de los 67 años se les deducirá $1 de sus pagos del Seguro Social por cada $2 que ganen por encima de ese límite

Sobrepago y reembolsos

Asimismo, los beneficiarios pueden verse afectados financieramente, al recibir más dinero de lo establecido por parte del Seguro Social. Cuando, a pesar de no ser su culpa, años después, estos reciben una carta de la SSA solicitando el reembolso del dinero.

Esto se puede deber a que no reportó ciertos ingresos a la SSA o un error al calcular el monto del beneficio debido a información inexacta o incompleta dentro de la Administración del Seguro Social.

Solicitar el Seguro Social no debe ser una decisión precipitada o mal ejecutada, es fundamental evitar estos errores para no terminar solicitando sus beneficios en el momento incorrecto.

@Lydr05

FUENTE: Con información del diario La Opinión y El Diario

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar