MIAMI.- Activistas por los derechos humanos realizaron este viernes una serie de acciones simbólicas de protesta en las inmediaciones de la Misión Cubana ante la ONU, en Nueva York, por la muerte de Armando Sosa Fortuny, el preso político más antiguo del castrismo, cuyo deceso fue dado a conocer el pasado 28 de octubre.

Te puede interesar

Las iniciales “ASF”, que corresponden al nombre del opositor que falleció a los 78 años, fueron plasmadas con cinta en la puerta de acceso a la edificación en donde funciona la oficina del régimen cubano en la ONU, en un acto que estuvo dirigido por el secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez.

El acto pacífico de repudio por la muerte de Sosa Fortuny, que las autoridades cubanas reportaron en un hospital de la ciudad de Camagüey, en el centroeste de la nación caribeña, tuvo lugar mientras el anciano cumplía una pena de 30 años de cárcel.

“Armando Sosa Fortuny fue un hombre de valor que dedicó su vida generosamente a la libertad del prójimo”, dijo Roberto Pizano, exiliado cubano residente en Tampa, que cumplió 18 años como preso político en la isla, y quien se encontraba entre los manifestantes.

El propósito de la concentración, que se cumplió a cabalidad, según sus organizadores, era realizar un “velatorio simbólico” frente a las puertas de la misión cubana, en donde se depositaron coronas florales y se escucharon exclamaciones alusivas al buen nombre y honra del opositor fallecido.

Protesta Sosa Fortuny
Ofrendas florales fueron depositadas en las afueras de la Misión Cubana ante la ONU, en Nueva York, en memoria del fallecido preso político cubano Armando Sosa Fortuny.

Ofrendas florales fueron depositadas en las afueras de la Misión Cubana ante la ONU, en Nueva York, en memoria del fallecido preso político cubano Armando Sosa Fortuny.

Los activistas portaban banderas de Estados Unidos y Cuba, y en medio de las coronas se podía observar una fotografía de Sosa Fortuny, quien había cumplido una primera condena de 18 años en prisión y avanzaba en la segunda después de que en 2010 una pena de muerte en su contra fue sustituida por tres décadas en la cárcel.

“Armando Sosa Fortuny es un hombre que requiere conocimiento mundial por su lucha por la libertad. Este es un hombre que representaba a los mejores valores de los dos países en los cuales vivió. Fue un luchador que donde quiera que estuvo, luchó por lo que él creía que era lo correcto y lo bueno”, dijo Augusto Hernández, quien también se sumó a la manifestación.

Asimismo, Dragos Dolanescu, diputado de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, quien es asesor legal de la Comisión Internacional Justicia Cuba, se presentó a la Misión Cubana ante la ONU con una carta de ese comité “para exigir respuestas precisas” sobre la muerte de Sosa Fortuny.

“Hay fuertes indicaciones de que se ha cometido un crimen de lesa humanidad con Armando Sosa Fortuny y estamos investigando el mismo. Pronto vamos a reunir a un grupo de juristas internacionales para la revisión de esta terrible tragedia”, dijo Dolanescu.

La protesta en Nueva York fue respaldada desde Miami por la Asamblea de la Resistencia Cubana. Horacio García, dirigentes de esta organización, dijo que “la acción simbólica llevada a cabo por estos activistas representa la indignación de un pueblo ante el crimen cometido contra Sosa Fortuny”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas