sábado 24  de  febrero 2024
ENTREVISTA

Alexis Torres, estratega de la seguridad pública de Puerto Rico

La trayectoria del Secretario de Seguridad Pública de Puerto Rico, Alexis Torres, incluye su servicio en el Ejército de EEUU y el trabajo como agente federal

Diario las Américas | GRETHEL DELGADO
Por GRETHEL DELGADO

MIAMI.- Para Alexis Torres, secretario del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico (DSP), los logros obtenidos durante su cargo lo impulsan a seguir trabajando por la seguridad pública de Puerto Rico, lo que redunda en más turismo e inversión para la isla.

Desde que ocupó el puesto en el 2021, a pedido del gobernador Pedro R. Pierluisi, Torres supervisa los negociados de la Policía, Cuerpo de Bomberos, Emergencias Médicas, Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Sistema de Emergencias 911 y el Negociado de Investigaciones Especiales, todos bajo la sombrilla del DSP.

¿Qué es un servidor público? Parece obvia la respuesta, pero muchos desconocen la responsabilidad que enfrentan quienes se comprometen con su cargo para aumentar la seguridad y la prosperidad de sus comunidades. DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con el secretario Torres para conocer más de su carrera, trabajo y proyectos.

Torres nació en la ciudad de Caguas, “en una familia de clase media baja, donde realmente había que trabajar. Mi niñez fue un poco compleja, mi mamá nos crio con mi abuela; ella hasta el día de hoy trabajaba todos los días. Mi hermano y yo nos criamos entendiendo que teníamos que trabajar para darnos cualquier gusto adicional. Nunca nos faltó comida, pero recuerdo que para poder comprarme unos tenis de marca tenía que trabajar. Comencé a repartir periódicos en bicicleta a los 11 años; mi primer pago fue de $7.35. El periódico continuó dándome oportunidades de desarrollo en mi adolescencia y a temprana edad me enseñó lo importante de establecer metas. Recuerdo que con mi primer pago fui en bicicleta a un restaurante chino cerca de mi casa, me sentía millonario. Repartí periódicos hasta los 18 años y culminé como gerente de distrito del área que serví desde pequeño”.

Recordó que en primer grado, su maestra Miss Villanueva le pidió que pintara lo que quería ser cuando fuera grande:

“Dibujé un policía, porque eso era lo que en aquel entonces quería ser, agradecido de Dios que me permitió ser agente federal y que hoy día me permite asegurar el bienestar del Negociado de la Policía de Puerto Rico, luchando por equidad salarial y porque tengan el equipo y tecnología necesaria para hacer su trabajo, el cual es sumamente difícil y peligroso”.

El Ejército y las agencias federales

A los 18 años comenzó estudios en la Universidad de Puerto Rico, pero en segundo año de sus estudios universitarios su vida dio un giro: cuando visitó una oficina de reclutamiento del Ejército de los Estados Unidos, salió decidido a sumarse a las filas. “Inicialmente fui asignado a Fort Bragg, una base del ARMY en Carolina del Norte, donde estuve en la 82nd Airborne Division; una de mis pasiones era saltar de aviones en paracaídas”, contó.

Además de pasar por la Base Militar Fort Bliss, Texas, en el 1991 estuvo asignado por 10 meses a Irak en la Operación Tormenta del Desierto (Guerra del Golfo).

Tras cumplir con el servicio militar, concluyó sus estudios en el área de Contabilidad, una base que le ha ayudado a diseñar estrategias para la organización administrativa y la supervisión de recursos. De regreso a Puerto Rico trabajó como Oficial de inspección de la derogada Aduana de los Estados Unidos, conocida hoy día como Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, y otra vez el destino le permitió participar en un arresto apoyando la rama investigativa de la agencia: “arresté a una persona en posesión de un kilo de heroína, mi mundo cambió, me apasionó el ser parte de ese arresto e investigar a las organizaciones transnacionales que utilizan nuestra isla como punto de transporte de drogas. El narcotráfico es el móvil de la mayoría de asesinatos en nuestra isla. Dediqué los siguientes 26 años a investigar dichas organizaciones”.

Su trabajo y compromiso con el servicio le hizo merecer varios ascensos, desde el área de investigaciones hasta ocupar el puesto de subdirector de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, la rama investigativa del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (HSI, donde lideró la iniciativa Caribbean Resilience (Resistencia del Caribe).

“La iniciativa fue el resultado de un alza alarmante de asesinatos en Puerto Rico. Diseñé una estrategia para impactar zonas de alta incidencia criminal y procesar a los individuos en el foro federal. Esa iniciativa la logré con el apoyo del actual gobernador de Puerto Rico, que en ese entonces era el Comisionado Residente de Puerto Rico en el Congreso de los Estados Unidos. La iniciativa tuvo resultados significativos y fue un punto determinante en Puerto Rico, que marcó el inicio de la reducción de asesinatos hasta el día de hoy”, destacó el Secretario del DSP.

En 2016, durante el gobierno de Barack Obama, Torres encabezó la delegación estadounidense que tuvo la oportunidad de ir a Cuba para trabajar el tema de crímenes cibernéticos. Además, fue Jefe de la División del Hemisferio Occidental de las Operaciones Internacionales en Washington, D.C. de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y dirigió las operaciones de 23 oficinas de diversos países.

“Fue un momento trascendental en mi vida, la experiencia adquirida trabajando con diferentes gobiernos expandió mis conocimientos, aprendí la importancia de trabajar en conjunto con otros países para lograr fortalecer la seguridad en la frontera de los Estados Unidos en México y el Caribe”. “Fue un momento trascendental en mi vida, la experiencia adquirida trabajando con diferentes gobiernos expandió mis conocimientos, aprendí la importancia de trabajar en conjunto con otros países para lograr fortalecer la seguridad en la frontera de los Estados Unidos en México y el Caribe”.

Además, Torres trabajó diferentes investigaciones relacionadas con los dos arrestos de El Chapo Guzmán. “Durante todo ese periodo, se dieron un sinnúmero de experiencias positivas, que cuando uno pone en perspectiva de dónde vengo, uno se siente agradecido con Dios por esas oportunidades”.

Retos y avances en seguridad

Dentro del DSP, agencia que lidera desde el 2021, señaló que hay cerca de 15,500 empleados entre los seis negociados. “Siempre hay retos: en la complejidad de lo que tenemos como organización tengo que mencionar que hay dos entes supervisores: uno es un consent decree (decreto por consentimiento), que maneja la corte federal dentro del Negociado de la Policía de Puerto Rico, y con el que trabajamos para cumplir con una serie de tópicos relacionados con el orden de cumplimiento que tenemos que llevar a cabo. Y el segundo es la Junta Fiscal, que fue designada por el gobierno de los Estados Unidos para supervisar las finanzas de Puerto Rico”.

Otro momento clave en su carrera profesional fue en marzo de 2023, cuando con su entrada a la Junta Asesora de las Agencias de Ley y Orden Federal, locales y sus territorios Socios del Cumplimiento de la Ley y Seguridad Nacional de la Oficina de la Directora de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, se convierte en el primer jefe de una agencia del Gobierno de Puerto Rico que ostenta el cargo, cuyo periodo es de dos años.

“No solo es un logro personal, sino que abre las puertas a otros puertorriqueños que en el futuro puedan ser parte de esta oficina, que es de suma importancia, y donde se discuten no solo estrategias, sino que se comparte lo que es la inteligencia a nivel de los estados y territorios, con el fin común de evitar situaciones de terrorismo”, enfatizó.

De otro lado, Torres destacó que en el 2023, “como una nota sumamente positiva para Puerto Rico, los asesinatos llegaron a 464, que es la cantidad más baja en los pasados 40 años. Del 2011, donde tuvimos 1,136 asesinatos durante ese año, pero hemos ido trabajando hasta lograr esta baja histórica”. No obstante, subrayó que “las organizaciones transnacionales ven a Puerto Rico como puente de transbordo de cocaína mayormente a la costa este de los Estados Unidos”. De ahí que parte de sus esfuerzos apuntan a combatir el narcotráfico.

“Tuve la oportunidad de compartir con el Director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP), el Dr. Rahul Gupta, y parte de mi mensaje mayormente fue dirigido a la asignación de recursos adicionales del gobierno federal a Puerto Rico y que se creara una estrategia del Caribe, pues el último reporte del ONDCP realmente se enfoca en la frontera del norte con Canadá, la frontera sur con México, pero no menciona el Caribe”, comentó.

Otro desafío es la lucha contra el trasiego de humanos, que llega “mayormente desde la República Dominicana”. En conjunto con las autoridades federales “hemos interceptado un sinnúmero de yolas (embarcaciones ligeras) que vienen a Puerto Rico, aunque han surgido varios incidentes en los que sabemos de hermanos dominicanos que han perdido la vida en esa ruta”. Asimismo, declaró que “a nivel de Embajada y de la República tenemos una coordinación excelente con Dominicana, pero es un área en la que queremos enfocarnos, precisamente porque no queremos ver más vidas perdidas en el trayecto del Canal de la Mona”.

Finalmente, como parte de su aprendizaje en las agencias federales, hizo hincapié en el desafío de la unificación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés). “En aquel momento trabajaba en el U.S. Customs Service (USCS), en el 2003 se creo la oficina de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS), se eliminó US Customs y se crearon entidades nuevas con responsabilidades específicas bajo el Departamento, U.S. Customs se convirtió en ICE, lo cual hoy se conoce como HSI, la rama investigativa del Departamento, y a esta se le amplió la jurisdicción de investigar todos los delitos a la ley de inmigración y de seguridad nacional”, afirmó.

“Fue un proceso en el que había que trabajar para entender la meta de lo que es hoy DHS, la segunda agencia a nivel federal con más recursos, y mayor presencia en los Estados Unidos e internacional. Los cambios no siempre dan resultados al momento, pero siempre que tengan el propósito de unir entidades esenciales para fortalecer la seguridad pública, van a ser eficientes. Me he dedicado como secretario a la Seguridad en Equipo, demostrando que todos los negociados son esenciales en el momento de respuesta. Como por ejemplo, cuando se encuentra un adulto mayor perdido en una zona boscosa en Puerto Rico, con la Policía, Bomberos, Rescatistas y Paramédicos uniendo esfuerzos y experiencia para salvaguardar la seguridad de nuestros ciudadanos”, sumó.

Una isla conectada y más inteligente

La isla cuenta con 78 municipios de los cuales 74 tienen una Policía Municipal. Entonces, ¿cómo cohesionar más a esas fuerzas del orden? El Secretario tiene una interesante estrategia: además de buscar “ese tipo de alianzas para ser más efectivos y unificar los recursos”, prioriza la adquisición de tecnologías para el Negociado de la Policía de Puerto Rico.

Según explicó, “están las LPR (licence plate readers) para identificar vehículos hurtados, tenemos integrado el reconocimiento facial (facial recognition) y le hemos añadido cámaras corporales a los compañeros de la policía”.

“Tenemos un centro donde integramos las diferentes cámaras en una alianza público-privada-comunitaria. Estamos trabajando con toda la tecnología disponible para continuar esclareciendo delitos violentos y fortificar la seguridad de la isla”, planteó.

Alexis Torres, secretario Departamento Seguridad Pública Puerto Rico -Cortesía/Secretario DSP
El secretario del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico, Alexis Torres.

El secretario del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico, Alexis Torres.

Mucho más por hacer

¿Cómo piensa seguir mejorando la seguridad de la isla? “Tenemos cinco proyectos a nivel de Puerto Rico. Entre estos proyectos existe la creación de un Centro de Seguridad que va a proveer un cuarto seguro (safe room) para operar el Centro de Operaciones de Emergencia de Puerto Rico y de esta manera estar preparados para cualquier situación de emergencia, mayormente en la temporada de huracanes”.

El segundo proyecto, dijo, “es proveerle equipo necesario a la Fuerza Unida de Rápida Acción (FURA) del Negociado de la Policía de Puerto Rico, a cargo de las interdicciones marítimas y aéreas de nuestra frontera, entre esto el adquirir helicópteros, aviones y botes adicionales, complementándolos con entrenamiento especializado y creando un hangar en donde los recursos estén listos para intervención en todo momento”.

El tercer proyecto se enfoca en “construir un Centro de Capacitación y Desarrollo de Seguridad Pública de Puerto Rico. Este ya está encaminado en lo que hoy es la Academia de la Policía de Puerto Rico. El propósito es tener un solo centro de capacitación para los negociados y ofrecer a nuestros compañeros de otros países la posibilidad de entrenar en nuestro centro”.

El cuarto proyecto “es tener un Puerto Rico inteligente, donde podamos unificar cámaras y proveer recursos tecnológicos a todos los negociados”. Y por último: “la interoperabilidad de todos los telecomunicadores es esencial en momentos de respuesta. Estoy solidificando que el Sistema del 911, Bomberos y Policía sean unificados para disminuir el tiempo de respuesta en situaciones de emergencia”.

“Estoy enfocado en la seguridad pública de nuestra bella isla para que el mensaje a los turistas y a los inversionistas sea que Puerto Rico es un lugar seguro”, puntualizó.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar