jueves 26  de  enero 2023
INVESTIGACIÓN

Arrestan a analista implicado en pesquisa Trump-Rusia

Igor Danchenko fue imputado de cinco cargos de mentirle al FBI. Fue una fuente de información para Christopher Steele, que recibió pagos de demócratas para examinar lazos entre Rusia y Trump durante la campaña presidencial del 2016

WASHINGTON — El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció el jueves la detención de un analista ruso que fue informante de un exespía británico que reunió información no verificada que vinculaba a Donald Trump con el Kremlim.

El Departamento de Justicia acusó a Igor Danchenko, de 43 años, de dar un falso testimonio ante un gran jurado que lo acusa de mentir en 2017 en cinco oportunidades sobre "las fuentes de cierta información que proporcionó" al exoficial del servicio británico de espionaje Christopher Steele.

El analista Danchenko fue imputado de cinco cargos de mentirle al FBI.

Danchenko es la tercera persona, y segunda en dos meses, en enfrentar cargos en la investigación del fiscal especial John Durham sobre los orígenes de la investigación sobre la injerencia de Rusia en la campaña electoral de Estados Unidos.

Danchenko fue una fuente de información para Steele, que recibió pagos de demócratas para examinar lazos entre Rusia y Donald Trump durante la campaña presidencial del 2016.

Interrogado el jueves, Danchenko, ex asesor en cuestiones rusas del centro de estudios Brookings Institution, comparecerá ante un juez del estado de Virginia.

Las demandas en su contra son parte de una investigación encabezada por el fiscal especial Durham, designado al final del mandato de Donald Trump para arrojar luz sobre el origen y el manejo por parte del FBI de la "investigación rusa".

Iniciadas durante la campaña presidencial de 2016, las investigaciones sobre una posible "colusión" entre Trump y Rusia siempre han sido denunciadas por el expresidente como una "caza de brujas" orquestada por sus oponentes. Y a su juicio, el "informe Steele" tuvo un papel preponderante en este asunto.

Mandatado por los demócratas durante la campaña electoral de 2016, Steele compiló informaciones brutas, no verificadas, que vinculaban al candidato Trump con Rusia.

Su informe, que contenía "acusaciones lujuriosas" nunca confirmadas y otras que resultaron falsas, fueron divulgadas por el sitio de noticias Buzzfeed 10 días antes de la investidura de Trump el 20 de enero de 2017.

El espía británico había transmitido previamente el informe al FBI, el cual tomó en cuenta algunos de sus pasajes para vigilar a familiares de Trump.

Pero esa investigación del FBI ya había empezado antes en base a informaciones de los servicios de inteligencia.

En mayo de 2017 la pesquisa fue confiada al procurador especial Robert Muller, quien dos años después concluyó que existían numerosas pruebas de intromisión rusa en la campaña de 2016 pero no "suficientes pruebas" de un acuerdo entre Rusia y allegados a Trump.

Los demócratas han dicho que la pesquisa de Durham tiene "motivaciones políticas", pero el gobierno de Biden no ha tratado de frenarla.

En setiembre, Durham imputó a un abogado de ciberseguridad de hacer declaraciones falsas al FBI y la admisión de culpabilidad el año pasado de un abogado del FBI que reconoció haber alterado un correo electrónico.

FUENTE: Con información de AFP y AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar