WASHINGTON — Joe Biden, el virtual candidato de los demócratas a la presidencia, está forjando un bandera de populismo liberal para usarla contra el presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Biden se ha comprometido a que, si llega a la Casa Blanca, definirá su presidencia con una agenda económica más amplia que cualquier otra que los estadounidenses hayan "visto" desde la Gran Depresión y la movilización industrial para la Segunda Guerra Mundial.

Te puede interesar

En un taller de herrería a unos cuantos kilómetros (millas) de la que fue su casa de la infancia en Pensilvania, dijo que su plan contrarrestará siglos de "racismo" institucional. Dijo que su plan no sólo respondería a una recesión inducida por la pandemia, sino que abordaría siglos de racismo y desigualdades sistémicas con “una nueva economía estadounidense” que cumpla “finalmente y plenamente las palabras y los valores consagrados en los documentos fundacionales de esta nación: que todos somos creados iguales”.

Biden no mencionó que fue por ocho años el vicepresidente del primer presidente negro de estados Unidos, Barack Obama.

Biden, de 77 años, un político de carrera que ha sido más un negociador que un reformador visionario, pero dejó en claro su intención de probar el alcance del populismo liberal mientras trata de crear una coalición que pueda derrotar a Trump.

Trump y sus aliados republicanos sostienen que el posicionamiento de Biden, especialmente su trabajo continuo con los progresistas, demuestra que es un rehén de un ala izquierda “radical”. Un claro ejemplo , son las declaraciones de Biden que aseguro que de ganar las elecciones de noviembre, retomará las políticas de Barack Obama hacia Cuba y revertirá las sanciones de la Administración Trump contra el régimen comunista que instauró una dictadura desde hace 61 años.

Por su parte, los activistas que respaldaron a Bernie Sanders o a Elizabeth Warren en las primarias demócratas, se sienten alentados, aunque cautelosos, sobre la capacidad de Biden de seguir adelante, al tiempo que admitieron que sus planes sobre temas como el cambio climático y la justicia penal aún no cumplen con sus ideales.

El círculo íntimo de Biden insiste en que su enfoque para las elecciones es el mismo desde que fue elegido para el Senado en 1972: conocer el momento y adecuarse.

”Él siempre ha evolucionado”, dijo Ted Kaufman, el asesor con más años al servicio de Biden. “Lo que ha sido constante durante toda su carrera, casi 50 años, es que nunca promete cosas que no cree que pueda cumplir”.

Kaufman, quien sucedió a Biden en el Senado cuando su mentor ascendió a la vicepresidencia, dijo que la identidad central de Biden no ha cambiado: “demócrata progresista”, amigable tanto con los trabajadores como con los empresarios, partidario constante de los derechos civiles, creyente en el gobierno y el sector privado. Lo que es diferente en 2020, agregó, son las circunstancias del país: una crisis de salud pública, desempleo cercano al nivel de la depresión, un reconocimiento nacional del racismo y la propia oficina que Biden busca ocupar ahora.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas