SAN JUAN.- La Secretaria de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez, informó este martes que una persona identificada como Miguel Córdova fue condenado a cumplir 103 años y 3 meses de prisión por someter a su expareja a abusos, maltrato físico y psicológico entre abril de 2012 y enero de 2014 en Fajardo, al este de la isla.

En 2015, Córdova fue detenido y el 14 de junio pasado fue hallado culpable de 38 cargos por 12 violaciones a la Ley de Armas; siete cargos por restricción a la libertad (Artículo 3.4 de la Ley 54 de Violencia Doméstica); siete cargos por lesión mutilante (Artículo 109 del Código Penal); dos cargos por maltrato mediante amenaza (Artículo 3.3 Ley 54); y 10 cargos por maltrato (Artículo 3.1 de la Ley 54), según un comunicado.

Durante el juicio, la fiscal Marieli Rosario Figueroa presentó la prueba contra él, contra quien se le imputaba abusar de su entonces pareja consensual, a quien quemaba en diferentes partes del cuerpo con una espátula, agredía con una escoba y cables eléctricos, golpeaba con barras de jabón dentro de medias, y obligaba a comer excremento, entre otros actos.

La víctima permanecía encerrada en la casa donde convivían, donde estaba amenazada de muerte.

El 31 de enero de 2014 la mujer logró escapar de la casa por un hueco del aire acondicionado buscando ayuda.

"La violencia doméstica, no importa de la manera en que se manifieste, es repudiada y combatida por el Departamento de Justicia. Hay casos terribles donde la victimización de las perjudicadas marcan nuestra vida como servidores públicos que por tantos años hemos luchado contra el maltrato y el abuso", dijo Vázquez.

"Este caso verdaderamente impactó nuestra atención y teníamos el firme propósito de hacerle justicia a esta mujer que públicamente conocimos de unos hechos de extrema crueldad", añadió.

Aunque se trabajará con las secuelas emocionales "que siempre marcan estos incidentes de violencia de género, desde el punto de vista del ordenamiento jurídico se le hace justicia y este individuo responderá a la sociedad con su libertad al recibir una sentencia de 103 años y 3 meses de prisión además de la inclusión en el Registro de Convictos de Violencia Doméstica del Departamento de Justicia para que ninguna otra mujer este ajena a esta convicción" señaló Vázquez.

La jueza Gema González Rodríguez, del Tribunal de Primera Instancia de Fajardo, impuso la sentencia.

"La valentía de la perjudicada en este caso pudo poner punto final al maltrato al que era sometida. Y lo detuvo, ya que era un patrón porque había sido acusado anteriormente por violencia doméstica contra una pareja anterior. Y ahora cumplirá en la cárcel", concluyó Vázquez.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario