cmenendez@diariolasamericas.com

@menendezpryce.com

La diabetes se considera una enfermedad silenciosa porque muchas veces no se manifiesta hasta que está en estadios muy avanzados. Un informe reciente señala que más de 30 millones de estadounidenses están enfermos de diabetes y 84,1 millones están en condición de prediabetes lo que significa que de no ser tratarse adecuadamente, tienen altas probabilidades, de en cinco años, desarrollar la diabetes del tipo 2.

Los latinos en EEUU se encuentran entre los grupos étnicos más propensos a sufrir de esta enfermedad. Se estima que 2,5 millones de hispanos, mayores de 20 años, tengan diabetes. Uno de cada diez lo está, o sea, 12.1% de los hispanos está enfermo. Entre los asiáticos, por ejemplo, el nivel de incidencia de la diabetes es del 8,0% y 7% de los blancos estadounidenses. Solo enferman más que los latinos los afroamericanos 12,7% y los nativos americanos con 15,1%.

Para conversar sobre la enfermedad y el porqué de la incidencia de los latinos y la población en general DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con el doctor José Fernando Lora, especialista en cirugía general y experto en diabetes.

Las causas

“La diabetes es una enfermedad muy antigua, ha aparecido hace unos 10.000 años, cuando el Homo sapiens comenzó a comer carbohidratos a través de los productos vegetales con el advenimiento de la agricultura. El hombre por tres millones de años había sido netamente carnívoro.

El fruto de la agricultura mantenía al hombre sin hambre y con alimentos de forma constante. Así comenzó a ingerir carbohidrato en exceso, superior a su capacidad metabólica y como resultado a enfermar de diabetes”.

Entonces la dieta de los latinos parece ser la causa fundamental de riesgo en este grupo étnico. Una población que acostumbra a comer, arroz, cerdo, yuca, frijoles y otras comidas altas en carbohidratos, grasa saturada, azúcar y sal.

“Sin ánimo de ser exhaustivo, lo que sucede es que el hombre blanco desde hace 10.000 años comenzó a consumir carbohidrato, antes que otras razas. Y ellos han desarrollado cierta tolerancia a su consumo excesivo”.

“Debemos tener en cuenta que en la antigüedad los ricos desarrollaron la gota y la diabetes mientras que los pobres que seguían cazando y pescando, consumiendo una dieta principalmente carnívora y no padecían estas enfermedades”.

Por ello que lo primero que hacen los médicos cuando atienden a un hispano con diabetes es recomendarle cambiar su dieta. Le aconsejan incorporar más frutas a su ingesta diaria, llevar una dieta balanceada, evitando los carbohidratos y las grasas saturadas.

La incidencia de la diabetes varía en dependencia de las regiones de donde provengan los hispanos. El Centro de para el Control y Prevención de Enfermedades plantea que el 8.5 % de los centroamericanos y suramericanos padece diabetes, el 9.3% los cubanos y el 13.9% los mexicanos y 14.8% de los portorriqueños.

La enfermedad también es más común entre los hombres con un 36.6% que en las mujeres quienes la contraen un 29,3%. Una proporción que se mantiene en los diferentes grupos étnicos.

“No sé con certeza si esa estadística es correcta. Pero de ser cierta, puede que se deba a que la mujer es más cuidadosa que el hombre, se preocupa más de su salud, visita más al médico de forma preventiva. En cambio el hombre, solamente visita el médico tres horas antes de morir”, expresó Lora con cierto humor.

Las mujeres embarazadas diabéticas deben estar controladas durante la gestación. Los estudios sostienen que las mujeres diabéticas que no se cuidan durante el embarazo son propensas a tener niños que desarrollan una serie de problemas durante la infancia, como la obesidad y la misma diabetes.

El 50% de los niños hispanos nacidos en EEUU tienen probabilidad de desarrollar la diabetes a lo largo de sus vidas.

Síntomas

“Diabetes quiere decir que el organismo se descompone en orina. En un principio había tipos de diabetes, una la mellitus, que es dulce. Y la otra es la diabetes insípida.

“Hace muchos años los médicos observaron que los pacientes orinaban más de lo normal. Cuando probaron la orina de estos pacientes encontraron que era más dulce. De ahí el nombre de mellitus que proviene de miel. La orina de los otros pacientes era insípida. Ese fue el primer hito de diferenciación de la enfermedad”.

Sufrimos de diabetes si tenemos exceso de glucosa en sangre. “Cuando esto sucede el organismo trata de deshacerse de dicho sobrante como pueda, para ello cuenta con varios mecanismos: Elimina los excesos de glucosa por la orina, convierte la glucosa en colesterol y triglicéridos (en grasa), almacena las grasas creadas en tejido adiposo. Por consiguiente el individuo gana peso. Y también el organismo del enfermo comienza a acumular la grasa en los intersticios de los músculos y el corazón para sacarlos del torrente sanguíneo”

“Los síntomas más frecuentes de la diabetes son la poliuria que sucede cuando el organismo trata de deshacerse del exceso de glucosa a través del orine, aumentando la frecuencia y cantidad evacuaciones. Como el organismo es sabio, se protege de desintegrarse ingiriendo más alimentos, polifagia y tomando más agua, polidipsia”.

De ahí que los síntomas de sufrir diabetes pueden ser la micción frecuente, tener mucha sed, y sentir mucha hambre.

Consecuencias la diabetes

El principal problema de la diabetes es que puede repercutir en enfermedades cardiovasculares, renales, pérdida de la visión, gangrena, y derrames.

“El exceso de glucosa en sangre es tóxica para las células supersensitivas, del cerebro, la retina de los ojos, del riñón y del páncreas”, explica el galeno.

“Al atacar a las células supersensitivas de la retina el individuo se puede quedar ciego. Los diabéticos generalmente padecen de los riñones porque esa glucosa ataca del glomérulo renal, lo que implica que el riñón no funcione bien. Por consiguiente el paciente padecerá de una insuficiencia renal que puede ocasionarle la muerte. Para salvarlo, el paciente podrá ser sometido a diálisis o a trasplante de riñón. Pero si una vez trasplantado, el enfermo continúa consumiendo carbohidratos, el riñón donado también tendrá problemas”.

“Otra de las consecuencia de la diabetes es la obstrucción en las arterias y lo que impide la llegada de suficientes nutrientes y oxígeno a las extremidades. Estas pueden enfermar, y el paciente debería sufrir una amputación de los dedos de los pies e incluso, del propio pie”.

“Yo particularmente considero que por encima de 100 miligramos de glucosa en sangre ya es tóxica. Pero la mayoría de la literatura médica sostiene que es sobre los 139 miligramos. “

La dieta ideal y cura

“Yo no sé cuál debería ser la dieta ideal, incluso no creo que exista. Considero que el hombre es esencialmente carnívoro. El Homo sapiens no necesita ni un gramo de carbohidrato de origen vegetal para vivir saludable por muchos años”.

“Yo considero que de la diabetes tiene cura. Para ello pongo un ejemplo. Si a alguien le duele la cabeza porque se golpea con un martillo todos los días. El tratamiento no deber ser tomar una aspirina, ni un analgésico fuerte. El tratamiento adecuado debería ser dejar de golpearse la cabeza por el martillo.

Si alguien sufre de diabetes porque come mucho carbohidrato, el tratamiento lógico debe ser evitar consumir carbohidrato de origen vegetal. Creo que no estamos capacitados para metabolizar la cantidad de carbohidrato que estamos consumiendo. El organismo al tratar de adaptarse a la excesiva cantidad de carbohidratos, le sobreviene una serie de enfermedades”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la construcción del estadio de fútbol con un complejo comercial de David Beckham en Miami traerá mayores beneficios a la ciudad?

Las Más Leídas