WASHINGTON — El gobierno estadounidense está tratando de dificultar a los solicitantes de asilo que ingresen ilegalmente la posibilidad de trabajar legalmente en el país mientras se tramitan sus casos.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración anunció el miércoles que la propuesta duplicará a un año el tiempo de espera para los solicitantes de asilo y le prohibirá trabajar en el país a quienes crucen la frontera ilegalmente.

Te puede interesar

La nueva norma busca desalentar a los inmigrantes que no califican para solicitar el estatus de asilo, en un sistema migratorio abrumado en que cientos de miles de personas tienen casos de asilo pendientes, dijo la agencia.

La meta es “restablecer la integridad del sistema de asilo y reducir el incentivo a quienes desean solicitar asilo con el único propósito de obtener un permiso de trabajo”, declaró el director interino de la agencia, Ken Cuccinelli, en un comunicado.

Es la más reciente de una gran cantidad de medidas lanzadas por el gobierno de Donald Trump para inhibir las solicitudes de asilo en la frontera con México y para limitar la inmigración a Estados Unidos en general.

La agencia recibirá comentarios del público sobre la propuesta hasta el 13 de enero. Mas 1.3 millones de solicitudes de asilo están a la espera de resolución en los tribunales en Estados Unidos.

FUENTE: Con información de AP

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas