MANILA.- EEUU tiene un compromiso "inquebrantable" con Filipinas, dijo la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris durante una visita al archipiélago para estrechar lazos y contrarrestar la creciente influencia de China en la región.

Harris es el cargo estadounidense de mayor rango en visitar Manila desde la toma de poder de Ferdinand Marcos en junio y su viaje augura un estrechamiento de los vínculos entre ambos aliados cuyas relaciones se enfriaron durante el mandato del expresidente Rodrigo Duterte, cercano a Pekín.

Te puede interesar

La vicepresidenta de EEUU también se reunió con su par filipina Sara Duterte, hija del antiguo líder cuya mortífera guerra contra la droga es objeto de una investigación internacional.

"Estamos con ustedes en la defensa de las leyes y normas internacionales en relación al mar de China Meridional", dijo Harris a Marcos al inicio de su reunión en el palacio presidencial de Manila.

"Un ataque contra las fuerzas armadas de Filipinas, un buque o un avión (...) en el mar de China Meridional implicaría un compromiso de defensa mutua (...) Ese es nuestro compromiso indefectible con Filipinas", afirmó Harris.

Marcos indicó que "no ve un futuro para Filipinas que no incluya a Estados Unidos".

EEUU mantiene una larga y compleja relación con Filipinas y la familia Marcos.

El patriarca y padre del actual presidente dirigió durante dos décadas esta antigua colonia estadounidense de forma dictatorial y con el respaldo de Washington, que lo veía un aliado en la Guerra Fría.

Ahora, la Casa Blanca quiere reimpulsar su alianza de seguridad con Manila bajo la presidencia de su hijo, incluyendo un tratado de defensa mutua y un pacto de 2014 que permite a EEUU almacenar equipamiento de defensa y provisiones en cinco bases filipinas.

Este acuerdo, de acrónimo EDCA, quedó paralizado con Duterte, pero ahora ambos países quieren acelerar su implementación.

El martes, Harris visitará la isla filipina de Palawan, que está justo frente a las aguas disputadas del mar de China Meridional.

Pekín reivindica la soberanía de casi todo este mar, en conflicto con Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunéi.

Al ser interrogado este lunes sobre la visita de Harris, una portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Mao Ning, declaró que Pekín "no se opone a los intercambios entre Estados Unidos y los países de la región".

"Pero estos intercambios deben ser propicios a la paz y la estabilidad regional y no deben perjudicar los intereses de otros países", declaró.

Una sentencia internacional de 2016 decretó que las reivindicaciones de China no tenían fundamento, pero el gigante asiático la ha ignorado.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.77%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.68%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.55%
31706 votos

Las Más Leídas