La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) abrió una investigación para esclarecer 35 casos de convulsiones, esencialmente entre adolescentes y jóvenes adultos, que podrían estar relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos entre 2010 y principios de 2019.

"Aunque 35 casos pueden no parecer mucho en comparación con el número total de personas que utilizan estos dispositivos, estamos preocupados. Creemos que merecen ser investigados científicamente para determinar si existe realmente una conexión", explican en una nota de prensa conjunta el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, y la comisionada principal adjunta, Amy Abernethy.

Te puede interesar

La FDA considera que detrás de estos eventos podría estar la intoxicación por nicotina, que se ha relacionado en numerosos estudios como posibles efectos secundarios de la ingesta intencional o accidental de los líquidos para vapear que contienen este tipo de dispositivos.

"Sabemos que la nicotina no es una sustancia inofensiva, especialmente en las etapas de desarrollo del cerebro. Los líquidos para el vapeo tienen diferentes niveles de concentraciones de nicotina, y algunos de estos dispositivos pueden permitir al usuario obtener altos niveles de esta sustancia rápidamente. Además, existe la posibilidad de que los casos estén relacionados con la inhalación deliberada de más nicotina de lo habitual", explica la agencia sanitaria estadounidense.

En su comunicado, detallan que "muchos" de los informes sobre convulsiones recibidos hasta la fecha no especifican la marca del cigarrillo electrónico, por lo que no pueden especificar con más claridad qué tipo de producto podría estar detrás de estos eventos. "Tampoco proporcionan suficientes detalles para establecer un patrón claro o una causa directa. Por ejemplo, se han comunicado convulsiones tanto entre los que usan por primera vez los cigarrillos electrónicos como en usuarios experimentados", argumentan.

En otras ocasiones, puntualizan, también podrían estar relacionados con la combinación del cigarrillo electrónico con el consumo de otras sustancias como la marihuana o las anfetaminas. "Al mismo tiempo, debido a la naturaleza de estos casos, debemos reconocer que puede haber más casos de convulsiones de los que se han reportado hasta ahora. Estamos buscando activamente informes adicionales. Pedimos a profesionales, usuarios, padres y profesores que nos informen sobre cualquier situación", reclaman.

"Queremos dejar claro que aún no sabemos si existe una relación directa entre el uso de los cigarrillos electrónicos y el riesgo de convulsiones. Todavía no podemos decir con certeza que estén causando estas convulsiones. Estamos compartiendo esta información porque, como agencia de salud pública, es nuestro trabajo comunicar acerca de las preocupaciones de seguridad asociadas con los productos que regulamos y que están bajo investigación científica por parte de la FDA", concluyen.

FUENTE: Europa Press

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la catedral de Notre Dame podrá ser recuperada en cinco años, tal como dijo el presidente de Francia?

Las Más Leídas