EEUU. - Después del escándalo con su smartphone Galaxy Note 7 que se prendía fuego, llegan más malas noticias para Samsung: las autoridades de protección al consumidor de Estados Unidos están investigando también las lavadoras de carga superior de la empresa.

Se está en conversaciones con la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) sobre potenciales problemas de seguridad en algunas máquinas fabricadas entre marzo de 2011 y abril de 2016, informó la compañía surcoreana.

La investigación se remonta a la denuncia de un usuario que dijo que durante su uso las lavadoras se desarmaban. Samsung subrayó que se trata de máquinas en venta solamente en Estados Unidos y que en "casos extraordinarios" se podían producir vibraciones "anormales" al lavar sábanas u otro tipo de prendas grandes o impermeables.

Según el canal ABC, la CPSC recibió desde principios del año pasado 21 denuncias de incidentes. En las fotos que las acompañan se ven lavadoras destrozadas y daños también en las paredes.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario