McALLEN — El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, aseguró el martes que las autoridades están preparadas para el previsible incremento en el número de migrantes que cruzan la frontera sur del país, días antes de que expire una orden de salud pública que ha sido utilizada para rechazar a casi 2 millones de migrantes sin darles la oportunidad de solicitar "asilo".

Un juez federal podría ordenar que la medida relacionada con la pandemia continúe, pero Mayorkas le aseguró al público que están preparados, después de recorrer el Rio Grande Valley, en Texas, el corredor de mayor actividad de cruces fronterizos ilegales. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ha dicho que estará listo para 18.000 cruces diarios, en comparación con el promedio de unos 7.800 por día registrados durante el pasado mes de abril, aunque Mayorkas enfatizó que esas no son las proyecciones.

Te puede interesar

El funcionario de la administración Biden visitó un centro de procesamiento remodelado en McAllen, la ciudad más grande de la región, en donde solía haber migrantes sentados en bancas de metal y durmiendo en colchonetas acomodadas sobre el suelo, tapándose con mantas isotérmicas de aluminio y su incesante ruido. Las televisiones apuntaban hacia las celdas.

El centro, que reabrió hace seis semanas, tiene capacidad para unos 1.200 migrantes. Las cercas de malla ciclónica fueron remplazadas con muros de hormigón. Las celdas ahora tienen un techo abierto, lo que según funcionarios de la Patrulla Fronteriza proporciona una mejor ventilación.

El centro se encuentra dividido en dos secciones: una para mujeres en 17 celdas de distintos tamaños, y otra para hombres en cuatro alas, con alrededor de 24 salas. Hay 44 regaderas.

El procesamiento para comparecencias en cortes de inmigración puede tomar unas dos horas por persona y una estadía de 43 horas en el complejo. Las autoridades distribuyen dispositivos de monitoreo para entre 250 y 350 migrantes que son liberados a diario.

Hasta 600 han sido liberados en un día al grupo Caridades Católicas de Rio Grande Valley, informaron funcionarios.

El gobierno de Joe Biden ha enviado más personal y equipo, además de construir centros de detención temporal para el procesamiento de migrantes, en preparación para el fin de la orden relacionada con la pandemia. El mandato de Título 42, que lleva el nombre de una ley de salud pública de 1944, prohíbe a los migrantes solicitar asilo para evitar la propagación del COVID-19.

La agencia también planea aumentar los procesamientos por cruces fronterizos ilegales, tomar "medidas enérgicas contra los traficantes" y acelerar la evaluación de solicitudes de asilo, dijo Mayorkas en una conferencia de prensa en McAllen.

“Somos una nación de inmigrantes y también somos una nación de leyes”, declaró. “Aplicamos las leyes y seguiremos haciéndolo”.

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés) detuvieron a 234.088 migrantes en la frontera con México durante abril, una de las cifras más altas en décadas y un incremento del 5,8% respecto a las 221.303 en marzo, según cifras difundidas esta semana.

Pero el conteo de abril incluía 20.118 ucranianos, casi todos ellos ingresando desde México por el cruce fronterizo de San Ysidro, en San Diego, con un permiso condicional humanitario. La cifra se ha desplomado desde el 25 de abril, cuando el gobierno de Biden dejó de aceptar ucranianos por los cruces terrestres con México y en su lugar les instruyó a volar directamente hacia Estados Unidos.

Las autoridades federales aplicaron el Título 42 a cerca de cuatro de cada 10 encuentros. El resto quedó sujeto a las leyes migratorias, que incluyen el derecho a solicitar asilo.

El gobierno dijo en un documento presentado el lunes ante la corte que alrededor de 91.000 migrantes ingresaron a Estados Unidos con permiso "condicional" humanitario, incluyendo personas a las que se les permitió presentar solicitudes de asilo.

Los cubanos continuaron ingresando en grandes números, en parte oir la reducción en las restricciones de viaje a Nicaragua, lo cual les permitió volar desde la isla hacia la nación centroamericana y después emprender el trayecto por tierra hacia Estados Unidos. Fueron detenidos en 35.079 mil cubanos durante abril, un aumento de 8,3% respecto a los 32.402 migrantes durante marzo y una cifra 10 veces mayor a la de abril de 2020.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.72%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.28%
19102 votos

Las Más Leídas