Se decía que era un rumor, apenas un cotilleo más, de esos a los que nos tienen acostumbrados desde la alta política. Pero en estos días la revista Time se ha encargado de exponerlo abiertamente, y en términos mucho más mediáticos.

Te puede interesar

De acuerdo con la publicación, el secretario de Estado Mike Pompeo les ha dicho a tres republicanos prominentes que planea renunciar con la idea de postularse por Kansas para el Senado en las elecciones del próximo año.

Empero, según Time, enfrenta un solo problema: cómo salir en una sola pieza, sin ser lesionado políticamente por el enjuiciamiento que atraviesa la figura del presidente, y asimismo, sin tener que afectar demasiado su relación con Trump.

Lo que dicen las “fuentes”

Conforme a las declaraciones ofrecidas a Time por este trío de republicanos, uno de los cuales sirvió en la presente administración, así como otro que permanece en el gobierno y un tercero que sirvió en varios puestos de alto rango, pero que todavía se encuentra activo en la política del Partido Republicano, Pompeo estaría recomponiendo su calendario.

Siempre en consideración de estos funcionarios anónimos, el momento de la renuncia de Pompeo se decidirá por su capacidad de poder navegar hacia la salida más cómoda dentro del actual gobierno.

También le dijeron a la célebre publicación neoyorquina que Pompeo enfrenta un dilema, pues, cuanto más tiempo se quede, aseguran que mayor será la crítica sobre su fracaso por defender a diplomáticos veteranos o a las políticas de larga data de EEUU contra la politización del presidente de los asuntos externos.

Una situación especulativa

Sin embargo, no existen indicios claros de que Pompeo haya discutido sus planes con el presidente Trump. La propia revista Time suscribe que los rumores de una campaña de Pompeo para el Senado han circulado durante meses, y aunque ciertamente el Secretario de Estado ha dicho que no tiene intención de postularse, tampoco lo ha descartado.

DIARIO DE LAS AMERICAS consultó al experto y analista político Julio Quiveiro, quien señaló que la situación con Pompeo es la típica de los anteriores secretarios de estado, que se han visto en una posición de mucha fragilidad durante este gobierno.

“No estamos en la época de Kissinger. Él (Pompeo) lo que está mirado es que posiblemente tenga que salir y está buscando un nicho político en Kansas”, apunta.

Quiveiro piensa, además, que luego de las declaraciones de Gordon Sondland, “su posición como Secretario de Estado está muy tambaleante. Lo que está haciendo es, como decimos nosotros, buscando empleo”.

¿Marco Rubio Secretario de Estado?

No obstante, del mismo modo que resuenan con fuerza los runrunes sobre la probable salida de Mike Pompeo del equipo de Donald Trump, también comienzan a destaparse otros que apuntan al senador Marco Rubio como presunto sucesor.

DIARIO LAS AMERICAS contactó con la Oficina de Prensa del senador republicano, pero tales aseveraciones fueron desmentidas, al tiempo que se enfatizó en que Rubio se encuentra enfocado en su rol como senador y tiene toda la intención de finalizar con sus funciones en esa labor.

Rubio también hizo unas declaraciones a la periodista Samantha-Jo Roth, en los propios salones del Congreso en Washington, donde negó algún plan para abandonar su posición en el Senado, ni tampoco para optar por el puesto de Pompeo.

“No lo voy a hacer. Alguien continúa propagando ese rumor por su propio interés. Mi intención es completar mi término de servicio como senador, y si no ocurriera así, sería por verme forzado debido a otras circunstancias, personales o de otro tipo, que nadie puede prever, pero no por buscar otro trabajo como ese”, aseveró.

Aunque no se ve como el próximo Secretario de Estado, ni ahora, ni en un futuro cercano, Rubio le confesó a Roth que de igual modo es una pregunta imposible de responder. “No sé dónde estaré en dos años, o dónde tendré puesta mi miente dentro cuatro o cinco”.

Pero, ¿y si fuera cierto?

En cuanto al caso de Rubio, y su hipotética postulación como Secretario de Estado, Julio Quiveiro lo analiza desde un punto de vista práctico. “En 2022 tiene que ir a una elección, y se especula que, con todos los problemas que ha tenido, puede ser que no salga reelecto”.

Aunque de todos modos, Quiveiro revela que se sentiría muy asombrado si intentara optar por el puesto. “Yo lo evitaría por todos los medios, porque su figura (la de Trump) se ha convertido en radiactiva. Por eso tengo mis dudas de que él (Rubio) vaya a aceptar esa posición así alegremente para venirse abajo en una posible caída de Trump, pues entonces caería él también”, concluye.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.8%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.85%
12894 votos

Las Más Leídas