MOSCÚ.- El tribunal del distrito moscovita de Lefórtovo prorrogó hoy hasta el 29 de agosto la medida cautelar de prisión preventiva contra el ciudadano estadounidense Paul Whelan, acusado de espionaje por las autoridades rusas.

El juez Serguéi Riabtsev satisfizo así la petición del Servicio Federal de Seguridad (FBS, antiguo KGB) de Rusia de ampliar en tres meses el plazo de la investigación y de mantener en prisión preventiva a Whelan, informó la agencia Interfax.

Te puede interesar

Whelan, que es ciudadano estadounidense, irlandés, británico y canadiense, fue detenido el 28 de diciembre de 2018 por agentes del FSB en un hotel de Moscú por presuntas "actividades de espionaje".

La familia del estadounidense niega las acusaciones rusas y asegura que viajó a Moscú para asistir a una boda.

Whelan, de 49 años, antiguo infante de marina de EEUU, recibió supuestamente de un conocido un lápiz de memoria que "contenía la lista completa de los trabajadores de un servicio secreto" ruso.

"Quiero decir al mundo de que soy víctima de un secuestro político. Es evidente que esta situación es injustificable, que es una venganza por las sanciones (de Estados Unidos a Rusia)", dijo en la vista el ex infante de marina, que en caso de ser hallado culpable podría ser condenado a hasta 20 años de prisión.

Denunció que su seguridad personal se encuentra amenazada y que permanentemente es sometido a malos tratos.

Agregó que las condiciones en que está recluido son deplorables, que hace dos semanas que no puede ducharse y que no tiene acceso a asistencia médica ni tampoco al dentista.

"No he recibido libros que me enviaron hace dos meses, no recibo cartas, no me entregan nada, todo lo retienen. Es una técnica típica de aislamiento de los prisioneros de guerra", agregó.

El consejero para Asuntos Consulares de la embajada de EEUU en Moscú, Michael Yoder, expresó hoy la "profunda preocupación" de su país por la situación de Whelan.

"Hemos oído que se siente amenazado físicamente. Les garantizo que protestaremos ante el Gobierno ruso y pediremos hablar con él sobre esas amenazas", dijo el diplomático a un grupo de periodistas.

Según Yoder, aunque a Whelan tiene acceso a asistencia consular, los funcionarios estadounidenses tienen prohibido hablar del caso abierto contra él.

"Lo único que puedo decir es que no entendemos qué persigue Rusia, que no hemos recibido ninguna información de Rusia y que no sabemos qué pruebas tienen", dijo el diplomático.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas