EL PASO.- La Red Fronteriza por los Derechos Humanos documentó una cifra récord de abusos policiales en El Paso (Texas), principalmente por parte de funcionarios en la frontera, informó hoy la organización en una conferencia de prensa.

Fernando García, director ejecutivo de la agrupación, con sede en El Paso, dijo que este repunte responde a que la administración del presidente Donald Trump ha permitido violar los derechos de los inmigrantes.

"El presidente está tratando a los inmigrantes como los enemigos (...) Las agencias policiales ya se sienten libres de cometer abusos y violar los derechos", afirmó.

De acuerdo al reporte, la organización encontró 38 casos de abuso policial, de los 63 casos recibidos durante esta campaña, efectuada en febrero durante un periodo de dos semanas. Esta cifra fue considerada la más alta en una década.

De los 38 reportes de abusos de autoridad, once fueron atribuidos a oficiales de la Patrulla Fronteriza, que fue la agencia con más casos registrados.

García usó esta cifra como ejemplo para mostrar el actual clima antiinmigrante en la región fronteriza y la comparó con el reporte anual de 2013, cuando no se encontraron abusos por parte de los patrulleros de la frontera.

"Lo que estamos viviendo en 2018 es gravísimo (...) como nunca antes", agregó.

Según el informe, la segunda agencia con más reportes de abusos fue el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), con diez casos registrados en los puentes internacionales.

La comunidad documentó siete casos de abusos por parte de agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), en tanto que los diez restantes se repartieron entre los oficiales de la Oficinas del Sheriff y los de las Policías Municipales.

Los autores encontraron que nueve de los once casos de abusos atribuidos a los patrulleros fronterizos se presentaron en un mismo sector, de la zona de Sunland Park (Nuevo México).

Durante la presentación del reporte, varios residentes de Sunland Park, poblado vecino de El Paso, testimoniaron que miembros de la Patrulla Fronteriza allanaron sus casas sin permisos legales.

Los residentes de ese sector dijeron sentirse atemorizados y sin libertades. También se presentaron testimonios sobre casos de separación familiar.

Por primera vez se le pidió a los medios de comunicación que protegieran la identidad de los inmigrantes y que no se difundieran sus rostros.

De acuerdo a las estadísticas de la organización, las tres agencias federales que forman parte del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU presentaron aumentos de casos de abusos.

El 1 de febrero, la agrupación lanzó su campaña anual de 2018 para recabar informes sobre posibles abusos de las agencias policiales, principalmente en materia migratoria.

Para elaborar el informe, más de 120 personas recibieron y analizaron información en 33 lugares estratégicos del sur de Nuevo México y del Condado de El Paso, según la organización.

La campaña se desarrolló hasta el 22 de febrero, aniversario de la muerte por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza del inmigrante Juan Patricio Peraza, quien se encontraba afuera de un refugio para indocumentados en El Paso cuando recibió dos balazos por parte de un agente fronterizo.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario