Embed

SAN JUAN.- El presidente, Donald Trump, llegó hoy a Puerto Rico para evaluar la respuesta al huracán María en la isla, y en plena polémica por sus críticas a la gestión que las autoridades locales han hecho de la crisis.

Trump aterrizó hacia las 11:45 horas (ET) en la base aérea Luis Muñiz, de la Guardia Nacional, acompañado de la primera dama, Melania.

Les recibieron el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, su esposa Beatriz y su hija, y el mandatario habló brevemente con ellos antes de saludar a los militares congregados para recibirle.

El mandatario tiene previsto pasar unas cinco horas en la isla para ser informado de la marcha de las labores de reconstrucción de las infraestructuras y los servicios tras el paso hace dos semanas del huracán María, que dejó 16 muertos en la isla.

Trump, en cuya comitiva estará el director ejecutivo de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long, tiene previsto reunirse con el gobernador Rosselló, y con otras autoridades puertorriqueñas.

También sobrevolará en helicóptero algunos de los daños causados por María en la isla y se reunirá con el mando militar desplegado por el Pentágono a Puerto Rico para coordinar las obras de reconstrucción y asistencia a los afectados, además de reunirse en una iglesia con personas damnificadas por el ciclón.

Varios congresistas en EEUU y numerosas personas en Puerto Rico han acusado a Trump en los últimos días de no dar la suficiente importancia a la situación y haber actuado con lentitud en Puerto Rico, donde la infraestructura eléctrica quedó destrozada y hay graves problemas de acceso a comida, combustible y agua.

Además, el presidente estadounidense generó polémica este sábado al criticar en Twitter la "pobre capacidad de liderazgo" de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, y otras autoridades puertorriqueñas, en su respuesta al paso del huracán.

Esa crítica llegó después de que la alcaldesa puertorriqueña condenase las palabras de la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, quien destacó el jueves la buena reacción de las autoridades federales y calificó lo sucedido como "una historia de buenas noticias".

Preguntado hoy por esa polémica cuando iniciaba su viaje a Puerto Rico, Trump respondió que la alcaldesa de San Juan "ha recorrido un gran trecho" desde que emitió sus críticas a Duke y "ahora se ha reconocido el gran trabajo" que ha hecho el Gobierno federal.

"Creo que lo hemos hecho igual de bien en Puerto Rico (que en Texas y Florida, afectados también recientemente por huracanes), y eso que la situación allí es mucho más dura", aseguró Trump a los periodistas en la Casa Blanca.

"A nivel local, (las autoridades de la isla) nos tienen que ayudar más. Pero los equipos de emergencia, los militares, FEMA, han hecho un trabajo increíble en Puerto Rico. Y ella (la alcaldesa) y otros están empezando a decirlo", agregó Trump.

Yulín Cruz tenía previsto asistir a una de las actividades del mandatario en la isla, según la Casa Blanca.

El gobernador de Puerto Rico solicitará a Trump financiación favorable

Horas antes, el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló, dijo que en su encuentro de hoy con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abordará una financiación favorable para la isla, tras la devastación provocada por el huracán María.

Rosselló, en su habitual conferencia de prensa de cada día, indicó que junto a la ayuda en líneas de crédito ventajosas se centrará en darle a conocer a Trump la magnitud de la devastación.

Sostuvo que espera que el Departamento del Tesoro de EEUU entienda cuál es la situación por la que atraviesa a isla, dado que ya antes de María el Gobierno estaba bajo la supervisión de una entidad de control federal impuesta por Washington para intentar manejar el impago de una deuda pública que ronda los 70.000 millones de dólares.

Dijo que el Departamento del Tesoro deberá, para que Puerto Rico pueda afrontar la situación, valorar la concesión a la isla de créditos en condiciones favorables.

"Hablaremos del impacto de la tormenta. Le proporcionaré información del estado de la situación hasta el momento y de cuáles son las necesidades", indicó.

Rosselló aseguró que todavía no tiene los detalles de la visita de horas que realizará el presidente estadounidense a Puerto Rico, cuyas infraestructuras resultaron completamente destrozadas tras el paso de María el pasado 20 de septiembre, que además dejó 16 muertos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario