WASHINGTON.- Los astronautas Buzz Aldrin y Michael Collins de la Apolo 11 se reunieron el viernes con el presidente Donald Trump en la víspera del 50mo aniversario del primer alunizaje en la historia humana.

En la entrevista en la Oficina Oval, el mandatario recibió un informe detallado sobre los planes de su gobierno de enviar astronautas otra vez a la Luna para 2024 y luego a Marte para la década de 2030.

Te puede interesar

“Traeremos de vuelta el glamur” al programa espacial, afirmó Trump.

Los dos hijos del fallecido Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna el 20 de julio de 1969, también asistieron, así como la primera dama Melania Trump, el vicepresidente Mike Pence y Jim Bridenstine, administrador de la NASA.

El debate de si conviene enviar de nuevo astronautas a la Luna antes que a Marte volvió a surgir el viernes. El Presidente preguntó si los astronautas podrían llegar al Planeta Rojo sin primero volver al satélite de la Tierra.

Collins, de 88 años, que orbitó la Luna solo en el módulo de mando mientras Armstrong y Aldrin descendían en el módulo lunar Eagle, le dijo al mandatario que él está a favor de ir directamente a Marte y omitir la Luna.

“Me parece que ir directo a Marte es lo mejor. ¿Quién sabe mejor que estas personas?”, hizo notar Trump.

Sin embargo, Bridenstine enfatizó la importancia de la Luna como campo de entrenamiento, y mencionó que, debido a la alineación de los planetas, los lanzamientos a Marte sólo pueden efectuarse cada 26 meses, e incluso así el viaje requiere siete meses de ida y otros siete para regresar.

“¿Qué ocurre si falla la sincronización? ¿Están en serios problemas?”, preguntó el mandatario. “Uno no querría estar en esa nave”.

Donald Trump estrecha la mano de Buzz Aldrin astronauta Apolo 11 07192019-AP.jpg
El presidente Donald Trump estrecha la mano de Buzz Aldrin, astronauta del Apolo 11, acompañado por la primera dama Melania Trump, al centro, en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el viernes 19 de julio de 2019 en Washington.

El presidente Donald Trump estrecha la mano de Buzz Aldrin, astronauta del Apolo 11, acompañado por la primera dama Melania Trump, al centro, en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el viernes 19 de julio de 2019 en Washington.

Por su parte, Aldrin dijo sentirse decepcionado del estado de la exploración espacial durante los últimos 10 o 15 años.

“Nos fue posible lograr tanto al principio”, afirmó el astronauta de 89 años.

Aldrin, cuya especialidad era el acoplamiento en órbita, no está de acuerdo con la idea de la NASA de establecer una pequeña estación espacial alrededor de la Luna, llamada Gateway, a partir de la cual efectuar alunizajes y, a la larga, viajes a Marte. Hizo notar que el módulo de mando del Apolo 11 y el módulo lunar unido a él ingresaron a la órbita del satélite e incluso se separaron y se acoplaron de nuevo alrededor de la Luna.

“En la actualidad tenemos el mejor cohete en Estados Unidos y tenemos la mejor nave espacial, y no pueden ingresar a la órbita lunar con una capacidad de maniobra significativa”, señaló.

Trump le pidió a Bridenstine que escuche a la “otra parte”.

Aldrin y Armstrong, que murió en 2012, alunizaron en el Mar de la Tranquilidad a las 4:17 de la tarde el 20 de julio de 1969.

“Houston, aquí la Base de la Tranquilidad. El Eagle ha alunizado”, afirmó Armstrong por radio.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas