MIAMI.- Los ataques de caimanes se han hecho habituales en la Florida. Muchos residentes que viven en condominios con lagos o cerca de pantanos y áreas húmedas, se han encontrado con estos animales.

En los meses de verano, con el aumento de las temperaturas, los caimanes se vuelven mucho más activos debido al aceleramiento de su metabolismo. Además, esta etapa coincide con su época de apareamiento, lo cual los hace más agresivos.

Para no tener que lamentar la pérdida de vidas o graves heridas, la Comisión de Conservación de Pescay Vida Silvestre de la Florida (FWC por sus siglas en inglés), entre otras instituciones, recomiendan seguir estos consejos.

1. No los tientes

Si estás paseando a tu mascota, evita hacerlo cerca de las orillas de los lagos, pues suele ser una carnada que les llamará la atención.

2. No les des de comer

No alimentes a los caimanes, pues los estarías invitando a invadir otros espacios, además de que perderían el miedo a los seres humanos.

3. Evita zonas turbias

No nades en aguas turbias donde tengas poca visibilidad del agua, pues suelen ser los lugares donde los caimanes se ocultan para atacar.

4. No camines por zonas donde hay caimanes

Si estás en una zona donde están presentes estos animales, no te acerques ni entres al agua, sobre todo en los horarios en que ellos cazan, que suele ser en el atardecer y en la noche.

5. Escucha sus alertas

Debes estar atento a los sonidos que hacen, pues las caimanes hembras suelen proteger sus nidos haciendo un sonido parecido a un silbido mientras abren la boca, en señal de que están listas para atacar.

6. Corre

Si ves que un caimán se acerca, corre en línea recta a toda velocidad. Ellos no suelen perseguir a sus presas, así que esto sería útil para evitar el ataque. Recuerda mantener siempre una distancia de más de tres metros de estos animales.

7. Despista al caimán

Ante un ataque inminente, trata de mover el agua y de hacer ruidos, pues eso los suele confundir y te dará tiempo a escapar.

8. Pelea

En medio de un ataque, otra posibilidad es golpear al caimán en el hocico, una zona muy sensible, al igual que en los ojos.

9. Hazte el muerto

Otra opción, aunque difícil, es hacerte el muerto. Cuando una presa se queda quieta, el caimán piensa que ya está muerta y la suelta un momento para acomodarse y comenzar a comer. En ese tiempo, tendrías oportunidad de escapar.

10. Consulta a un médico

Si un caimán te ataca, aunque este sea pequeño, debes ir al médico para recibir atención, pues estos reptiles suelen transmitir muchas infecciones.

Si encuentras un caimán fuera de su área natural puedes reportarlo a la línea de atención 1-866-FWC-GATOR (392-4286).

Embed

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas