MIAMI— Los días 28, 29 y 30 de enero habrá una serie de eventos por el 150 aniversario del Instituto San Carlos, fundado el 11 de noviembre de 1871, y al que José Martí llamó "la Casa Cuba" después de que lo visitara entre 1891 y 1892.

Este emblemático centro, que representa el sacrificio del exilio cubano en la búsqueda de la libertad y la democracia para la isla, acogerá una exposición fotográfica permanente sobre el drama de los balseros, con unas 25 instantáneas tomadas por el fotorreportero Roberto Koltún.

Te puede interesar

El doctor Rafael Peñalver, al frente del Instituto San Carlos, conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS sobre la exposición, así como la trascendencia de este centro del exilio cubano.

¿Cómo reciben la noticia de que Roberto Koltún haya donado sus fotos para esta muestra sobre balseros?

Koltún es un profesional de mucho prestigio y muy querido en nuestra comunidad. Él ha sido testigo de la historia del exilio cubano. Y uno de los capítulos más importantes ha sido el desespero del pueblo, que ha salido al mar en busca de libertad. Ha captado el drama de los balseros, de muchos que han llegado a Los Cayos. Y el San Carlos, que está en Cayo Hueso, pues ha dedicado un salón del museo a los balseros cubanos.

Nos sentimos muy complacidos de que Koltún haya donado su colección de fotografías. Creo que todo el mundo que va a ir va a sentir muy de cerca el sacrificio tan grande, las miles de vidas que se han perdido, de un pueblo que debería estar levantando su patria y no huyendo de la misma.

Las fotografías de Koltún son una muestra fehaciente de la tragedia cubana, de lo que el pueblo sigue sufriendo por una familia empeñada en mantenerse en el poder a base de la represión y de la crueldad. Además tenemos una balsa, que es muy impactante cuando ves que una familia se lanza al mar en algo tan frágil.

La exhibición se va a inaugurar el 28 de enero, con un fin de semana de actividades donde vamos a estar conmemorando los 150 años del Instituto San Carlos. El lema de esta conmemoración es ‘150 años han pasado, pero la causa de la libertad de Cuba perdura, el sueño nunca morirá’.

Además de la serie fotográfica de Koltún, ¿qué se podrá ver en esta jornada de conmemoración?

Vamos a estar celebrando esos tres días de actividades, comenzando el día 28 de enero, en que queremos llevar a colegios de high school de Miami y de Los Cayos al San Carlos. Queremos llevar cientos de estudiantes de los colegios para ver la película que va a estrenar Joe Cardona, sobre la historia del Instituto San Carlos. Una película de 50 minutos que es una preciosidad. Es un monumento histórico lo que ha hecho Joe, algo fantástico.

También vamos a tener a varios historiadores en conferencias ese fin de semana. Entre ellos está el doctor Alfred López, que es autor del libro José Martí, una vida revolucionaria. El doctor López es el director del Colegio Internacional de Purdue University. De Purdue viene a dar una conferencia el doctor Emiliano Salcines, gran historiador y exjuez de Tampa. También viene el doctor Emilio Cueto, desde Washington.

También celebran el aniversario 169 del natalicio de José Martí. ¿Qué importancia tiene su figura para el Instituto San Carlos?

En el San Carlos está el espíritu de Martí. El momento culminante del San Carlos fue cuando José Martí logró unir allí al exilio cubano, a las figuras más importantes del exilio y la isla. Desde allí Martí lanzó la última etapa de su lucha por la independencia de Cuba. Martí tanto quiso al San Carlos que fue él quien lo llamó ‘la Casa Cuba’. Y es en lo que el San Carlos se ha convertido.

Estuvo a punto de desaparecer, estuvo 20 años abandonado, cerrado; se había derrumbado parte de su fachada. Y en el año 1985 comencé el esfuerzo para salvarlo. Se inauguró en el año 1992. Desde entonces se ha convertido en lo que Martí quiso, “la Casa Cuba”, el hogar espiritual de todos los cubanos.

Ahora el San Carlos está bellamente restaurado como museo, como teatro, como biblioteca, como galería de arte, pero más que nada como un lugar de peregrinación. Familias cubanas van al San Carlos a aprender de su historia, de su herencia, y se pasan dos horas ahí viendo las películas, las exhibiciones, y cuando salen de ahí, especialmente los muchachos, salen más conocedores y orgullosos de su herencia cubana.

Es una experiencia que te recarga de orgullo y representa al pueblo que, contra viento y marea, mantiene aquello, que es una obra de amor, allí no se recibió un centavo del Estado, se sostuvo a base del trabajo de voluntarios.

El San Carlos ha pasado por muchas dificultades. Fue fundado por los tabaqueros cubanos con mucho esfuerzo, de hombres y mujeres muy modestos que daban de lo que no tenían. Después los españoles lo quemaron en el año 1886, y se volvió a hacer. Después el ciclón de 1919 lo tumbó, y se volvió a construir. Después fue abandonado por el régimen de Castro en el 61. Y después que hicimos la restauración que costó más de tres millones de dólares, el gobierno de Cuba intentó apoderarse del San Carlos en 1994 y logramos sacarlos de allí. Así que el San Carlos, igual que se ha restaurado y se ha liberado, así será Cuba.

Han pasado ya 150 años desde que varios exiliados cubanos crearon el San Carlos en 1871. ¿Qué se mantiene de ese espíritu fundacional?

El San Carlos se mantiene como un monumento a la perseverancia del pueblo cubano en su lucha por la libertad. Son las mismas aspiraciones de establecer en Cuba un gobierno que vele por la dignidad de los cubanos y dedicado a traerle a los cubanos un ambiente donde cada hombre pueda desarrollar el potencial que Dios le ha dado para ser feliz, para poder disfrutar los derechos más básicos que debe tener todo ser humano, y que son los derechos que se le niegan y se le han negado al pueblo cubano ya por 62 años.

Instituto San Carlos, un monumento a la perseverancia

Como se lee en su página “el Instituto San Carlos es un centro histórico, cívico y cultural fundado por los exiliados cubanos de Cayo Hueso. Dos distinguidos líderes de la comunidad cubana de Cayo Hueso, José Dolores Poyo y Juan María Reyes propusieron crear una organización dedicada a promover los valores patrióticos y culturales cubanos. El San Carlos mayormente se mantenía con las contribuciones de los tabaqueros de Cayo Hueso quienes donaban una buena parte de sus sueldos al Instituto”.

Este centro nació “en una pequeña casa de madera de la calle Anne, cerca del antiguo ayuntamiento de Cayo Hueso. Su nombre rinde homenaje al Seminario San Carlos, renombrado recinto académico habanero. El Padre Félix Varela, reconocido profesor, filósofo, y líder humanitario enseñó en el Seminario San Carlos, donde sembró en sus estudiantes las semillas de la independencia y la necesidad del estado promover valores humanísticos”.

Agrega la página que “la educación y la preservación de los valores culturales cubanos eran las principales tareas del Instituto. Las clases se daban en inglés y en español a los niños de todas las razas. Por ende, el San Carlos fue una de las primeras escuelas bilingües e integradas de la nación”.

Parte esencial del instituto es el paso de Martí por el mismo, entre el 25 de diciembre de 1891 y el 5 de enero de 1892. Según se explica en la página del centro, “cuando los obreros de las fábricas de tabaco de Cayo Hueso escucharon sobre los ideales de José Martí y de su exitosa visita a Tampa, pidieron a los líderes de la comunidad cubana de Cayo Hueso que le extendieran una invitación a la ciudad para presentar sus pensamientos.

“En la Navidad de 1891 Martí parte de Tampa rumbo a Cayo Hueso en el vapor Olivetti en su primera visita. Lleva con él a prestigiosos líderes de las comunidades cubanas de New York y Tampa”, se lee en la reseña histórica de la página. Y sigue: “Martí, a pesar de la gripe y fiebre que lleva, no podía estar más entusiasmado con su visita. En el muelle de Cayo Hueso le espera una jubilosa bienvenida con bandas de música y banderas”.

Tras varias reuniones con líderes políticos, Martí dio fin a su visita el 5 de enero de 1892 en el San Carlos. Así lo narra el instituto en su página: “Para la ocasión jóvenes escolares recitan versos. Damas de la comunidad deleitan con piezas al piano. Varios oradores, todos dirigiendo el verbo en honor al Apóstol, reciben ovaciones. Sus palabras llevan el sello de apruebo de las varias agrupaciones a las bases sugeridas por Martí para la creación del Partido Revolucionario Cubano (PRC)”.

De hecho, en uno de los archivos del instituto se puede leer este fragmento que Martí escribió el 20 de diciembre de 1893, en una carta a José D. Poyo: “No puedo echar del corazón, como quería, toda la ternura, y el justo orgullo, y el agradecimiento que, en nombre de nuestra patria, debemos todos a la emigración cubana en Key West”.

En el siglo XX, tras varios episodios de abandono del local y gracias a los esfuerzos de cubanos comprometidos con el legado del San Carlos, el edificio fue restaurado y “reabrió sus puertas el 4 de enero de 1992, exactamente cien años al día cuando José Martí pronunciara su primer discurso en el Instituto”.

Destacan en su interior varios retratos de figuras prominentes de la historia de Cuba, una estatua de Martí en mármol italiano de Carrara, hecha por Manuel Carbonell, y una estatua en bronce esculpida por Gay García que representa a Félix Varela.

Este lugar se mantiene gracias a los donativos privados y al trabajo de voluntarios.

Exhibiciones

El Instituto San Carlos cuenta con exhibiciones permanentes y en tránsito. Estas mayormente ofrecen contenidos relacionados con la historia, la cultura cubana y la comunidad cubano-americana de Florida. Las exhibiciones permanentes del San Carlos son:

"La vida y obra de José Martí: 1853 - 1895"

Esta exhibición consiste en fotografías y documentos del Apóstol de la Independencia de Cuba, José Martí. Fue realizada por el reconocido historiador cubano Carlos Ripoll y fue donada al San Carlos por Florida International University. Su presidente, el Dr. Modesto Maidique, personalmente presentó la exposición al San Carlos durante las ceremonias de reapertura en el año 1992.

"La Colección Pichs: Explorando la historia cubana a través de su filatelia"

Esta exhibición en línea ha sido un proyecto en conjunto entre el Smithsonian Institution y el Instituto San Carlos. Ha sido basado en la colección de sellos del destacado filatélico cubano Roberto Pichs. Coautores de éste proyecto han sido los doctores Paul Michael Taylor y Rafael Peñalver. La exhibición explora varios capítulos de la historia cubana a través de sus sellos postales. Dos segmentos de la exhibición ya están completos:

Historia postal pre-filatélica cubana, 1830-1939

Esta exhibición repasa la historia postal cubana desde la pre-filatelia hasta el año 1939. Incluye cartas plegadas/sobre (pre-filatélicas) además de sobres con los primeros sellos y tarjetas históricas, algunas nunca antes expuestas. La exhibición lleva texto del filatélico emeritus Joseph Geraci del Museo Nacional Postal del Smithsonian Institution.

La historia de la aviación comercial cubana

Esta exhibición comparte la historia de los principios de la aviación comercial entre los Estados Unidos y Cuba. Incluye muchos sobres y sellos conmemorando eventos claves en la historia de la aviación comercial entre éstos dos países. Esta presentación la preparó Ronald E.G.Davies, historiador de la aviación del Museo del Espacio y el Aire del Smithsonian Institution.

Los presidentes de Cuba

Una colección de retratos donde los presidentes constitucionales de Cuba desde Don Tomás Estrada Palma (1902) hasta Carlos Prío Socarras (1952) son expuestos. Estas imágenes fueron dibujadas por Cesar Beltrain en 1998 y donadas al San Carlos.

La historia del Instituto San Carlos

Artefactos, fotos y otras reliquias históricas de este templo histórico y la perseverancia de la comunidad cubano americana en su esfuerzo de lograr la libertad para su patria.

Instituto San Carlos. 516 Duval Street. Key West, FL 33040.

Embed

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.78%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.68%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.54%
31750 votos

Las Más Leídas