dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Acaba de cumplirse el primer aniversario de la tragedia del puente de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), que se desplomó el 15 de marzo de 2018 por causas que aún son investigadas, con un saldo de ocho muertos.

Un año después del trágico hecho que todavía causa consternación entre la comunidad del sur de la Florida, el alcalde de Sweetwater, Orlando López, pidió que se construya un nuevo puente, esta vez no de concreto, sino de metal.

Te puede interesar

El edil del municipio contiguo a FIU, en donde actualmente residen alrededor de 1.100 estudiantes de ese claustro universitario, según cifras de la pequeña ciudad floridana, reveló que en reuniones recientes celebradas en esa institución estudiantil “hemos insistido en esta necesidad porque nuestros residentes, que son sus estudiantes, siguen corriendo un gran peligro al cruzar la calle 8”.

Según López, su temor se funda en un accidente ocurrido en 2014, “a altas horas de la noche”, cuando una estudiante de FIU, que regresaba a su casa en Sweetwater, fue impactada por un vehículo y perdió la vida en la intersección vial del área donde se desplomó la estructura. “Después de la caída del puente hubo otro accidente”, dijo.

López aseveró que “no queremos un puente de concreto” ni tampoco “nada que cueste mucho dinero”. Al respecto, afirmó que “nuestra solicitud es que se construya un puente que podría ser metálico, muy básico pero llamativo, que se parezca al que se encuentra en la US-1, en la Universidad de Miami”.

Aseguró que entiende “el dolor de los familiares de las víctimas”, pero insistió en que “es algo de lo que hay que hablar inmediatamente” bajo la justificación de que en estos momentos hay dos edificios que albergan a una amplia comunidad estudiantil de FIU en esa municipalidad, y en un par de años otros dos habrán sido construidos.

En agosto se inaugura otro edificio en la esquina de la avenida 107 y la calle 4 del SW con otros 600 estudiantes, y en agosto de 2020 tendremos otros 1.000 estudiantes en la esquina de la avenida 109 y la calle 7 del SW, es decir, casi 2.500 estudiantes estarán cruzando la calle 8 para poder llegar a la universidad”, explicó.

DIARIO LAS AMÉRICAS intentó comunicarse con representantes de FIU para conocer su opinión sobre esta propuesta. Sin embargo, nuestras solicitudes no fueron respondidas.

El puente que se derrumbó tenía 950 toneladas y 174 pies de largo por encima de la calle 8 del SW. Su construcción estuvo a cargo de MCM Construction y Figg Bridge Design, y el valor total del proyecto fue de 14.2 millones de dólares.

La obra fue financiada con recursos del Departamento de Transporte de Estados Unidos y fondos adicionales de la Administración Federal de Carreteras, el Departamento de Transporte de la Florida y FIU. La Ciudad de Sweetwater elaboró algunos estudios.

Apoyo a la idea

Por su parte, el comisionado de Miami-Dade Esteban Bovo se mostró de acuerdo con la iniciativa del alcalde López y basó su opinión en que las necesidades tenidas en cuenta para construir un puente que conectara a FIU con Sweetwater “todavía siguen existiendo y son válidas”.

Para Bovo, quien preside el Comité de Finanzas y Transporte del Condado, afirmó que “cruzar la calle 8 sigue siendo un gran peligro para los estudiantes; por eso se requiere un puente que podría ser hecho de metal u otro material liviano”.

Advirtió que el paso elevado “quizá pueda tener el nombre de los fallecidos, para honrar su memoria” y explicó que a diferencia del anterior, que se vino al suelo, el puente que se vaya a erigir en esa zona del suroeste del Gran Miami “debe tener un apoyo en el centro de la vía”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas