MIAMI.- Según los documentos presentados en el juicio que se realiza contra la firma diseñadora y la empresa constructora del puente de Florida International University (FIU), cinco horas antes de que sucediera el colapso del viaducto sobre la calle 8 en Miami, el equipo de ingenieros desestimó la importancia de las grietas que fueron encontradas en el hormigón y autorizó proseguir con la obra.

El informe del tribunal, que ha sido divulgado por varios medios de prensa, recoge cómo los abogados de las familias demandantes presentaron los documentos que hacen referencia al encuentro de ingenieros y constrictores, que tuvo lugar en la mañana del terrible suceso que tuvo lugar el 15 de marzo de 2018.

Te puede interesar

Según el informe presentado por los abogados, el equipo de ingenieros “aseguró” que se podía “mantener abierto” al tráfico la vía y que “no era necesario apuntalar el viaducto” mientras se realizaban los ajustes.

Pruebas

Los documentos presentados señalan que a las 8 am de ese día, el equipo de FIGG Bridge Engineers revisaron el puente y examinaron las grietas que se presentaban en el extremo norte de la estructura y que una hora después sostuvieron una reunión con ingenieros de FIU, la empresa constructora Munilla Construction Management LLC y el Departamento de Transporte de la Florida.

Durante esa reunión, FIGG realizó una presentación animada en PowerPoint y planteó que sus cálculos anticipaban que “no hay ninguna preocupación con la seguridad del tramo suspendido en la vía”.

A la 1:47 pm, mientras se realizaban los ajustes de tensión necesarios, las 950 toneladas de hormigón que conformaban el puente cayeron sobre la calle 8 y acabaron con la vida de cinco personas que viajaban en vehículos por la zona y un obrero de la construcción que se encontraba en el lugar.

Entretanto, la autoridad federal de seguridad en carreteras, la National Highway Traffic Safety Administration, continúa investigando el caso para señalar los pormenores que condujeron al colapso del puente.

Compensación

“Si tenemos en cuenta casos de apelaciones pasadas en la Florida, la compensación por pérdida, dolor y sufrimiento rondaría los 3,3 millones de dólares”, opinó el abogado Abogado Luis Martínez, del bufete Martinez & Associates, que sigue de cerca el proceso judicial.

Martínez añadió que “estos tipos de demandas”, por caída de puentes, “suelen ser resueltos antes de ser presentados a un jurado”.

Y citó como ejemplo la caída del puente I-35W, en Minneapolis, hace 12 años, en el que murieron 13 personas y 145 resultaron heridas.

“Ese caso fue resuelto con 52,4 millones de dólares”, recordó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario