MIAMI.- El Gran Miami está a la vuelta de la esquina de una seria crisis de vivienda asequible y las autoridades lo saben. Por ello, la Comisión del Condado de Miami-Dade acaba de aprobar una ordenanza que instruye al personal de obras y permisos “acelerar” el proceso de licencias de construcción, cuando se trate de apartamentos más económicos.

De hecho, la nueva norma condal “ordena a la administración del alcalde condal Carlos Giménez que prepare un informe sobre el proceso actual de permisos y proponga plazos más cortos para su revisión por parte de departamentos del Condado, como Agua y Alcantarillado”.

Te puede interesar

También ordena a la administración condal que comience a “digitalizar” el procedimiento, lo que “reduciría significativamente los retrasos en el proceso de permisos”.

De igual manera, ordena “estudiar cómo integrar el sistema condal con los municipios, cuando las solicitudes se superponen”.

Entretanto, la comisionada condal Eileen Higgins, que presentó la propuesta de ley, aseguró que la necesidad de “vivienda asequible es el primer problema que tengo en mi mente todas las mañanas".

"He escuchado una y otra vez que los retrasos en el proceso de obtención de permisos son un impedimento significativo para el desarrollo de viviendas asequibles. En este negocio, el tiempo es dinero, y cuanto más tiempo permanezca inactivo un sitio, es menos probable que incluya unidades asequibles”, argumentó la legisladora condal.

Luego añadió: “Mejorar nuestro propio proceso de permisos es lo primero y lo más fácil que podemos hacer para acelerar e incentivar el desarrollo de viviendas asequibles".

Según un informe condal, el proceso de aprobación de permisos para edificaciones, incluyendo revisiones de planos y reconocimientos de las obras en construcción, puede demorar hasta 18 meses, lo que la Comisión condal considera “inaceptable”, teniendo en cuenta las facilidades modernas para combatir la burocracia y demoras habituales.

“Cuestión de suerte o no, la demora cuesta dinero”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS uno de los directores ejecutivos de una importante firma urbanizadora, que destina 10 de 50 apartamentos al plan de vivienda asequible, en un nuevo edificio que construirá en una zona adyacente a La Pequeña Habana, en Miami.

“Nos encontramos actualmente en medio de una de las peores crisis de vivienda asequible en el país. Desde residentes de muy bajos ingresos hasta residentes y familias de clase media, muchos hogares destinan más de la mitad de sus ingresos a los costos de la vivienda”, señaló la comisionada.

De hecho, expertos en bienes raíces y economía culpan al auge de las construcciones de lujo o altos edificios, que son mayormente adquiridos por inversores del exterior y conducen los precios al alza.

Serio problema

Sólo en la ciudad de Miami, la media de alquiler supera los 1.650 dólares al mes, cuando el salario neto promedio por hogar no supera los 3.433 dólares en efectivo al mes.

En otras palabras, los miamenses podrían estar gastando cerca del 48% del salario para pagar un alquiler, lo que los obliga a prescindir de otros gastos, como puede ser mejores alimentos o incluso cuidado médico.

Eso es precisamente lo que el estudio Connect Capital Miami plantea. Una investigación realizada por JP Morgan Chase & Co. plantea que solo la ciudad de Miami, sin tener en cuenta el resto del condado, necesita al menos 50.000 viviendas asequibles.

Entretanto, estos días el Gobierno condal auspicia un taller de vivienda asequible, llamado A Housing Summit, en el que plantearán novedosas maneras de estimular la construcción más económica, financiamiento e intercambio de información entre urbanizadores, banqueros y constructores.

“Necesitamos usar todas las herramientas posibles, incluido el uso efectivo de terrenos públicos para vivienda", reclamó la comisionada Higgins.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas