MIAMI.- Dos empleadas de la autoridad estatal de carreteras y control de vehículos DHSMV fueron arrestadas en Fort Lauderdale, luego de que investigadores de la fiscalía estatal abrieran un expediente judicial por supuestos actos de crimen organizado, conducta impropia, robo de datos y fraude relacionado con carnés de conducir.

De esta manera, Brittany Jones y Lori Andre afrontan hoy 16 acusaciones por delitos presuntamente cometidos en su puesto de trabajo, en el que se procesan datos personales y se ejecutan actualizaciones a archivos que afectan incluso la seguridad pública.

Según el informe preliminar, Jones y Andre falsificaron documentos y convalidaron exámenes prácticos de conducir, para obtener el carné en cuestión, sin que los solicitantes hayan cumplido los requisitos mínimos de aprobación o se hayan sometido a la prueba.

“El departamento de carreteras y control de vehículos se compromete a mantener la integridad de sus procesos para garantizar la seguridad vial”, señaló el director ejecutivo de la autoridad estatal, Terry L. Rhodes, a través de un comunicado.

De hecho, la DHSMV realiza chequeos rutinarios de control de calidad en busca de anomalías que puedan indicar errores o fraudes.

“En estos casos”, acentuó el director ejecutivo, “investigamos y quienes comprometan la seguridad del público son sometidos a la Justicia, para ser procesados”.

Teniendo en cuenta el número de acusaciones y la comprobación de la gravedad de los hechos, Jones y Andre podrían enfrentar penas de 10 a 20 años de cárcel.

“Según la ley de la Florida”, explicó a DIARIO LAS AMÉRICAS el abogado Luis Martínez, “el crimen organizado es un delito grave de primer grado punible con hasta treinta años de prisión”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas