jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.-La autoridad de autopistas de Miami-Dade (MDX) plantea construir una vía rápida que conecte a la urbanización de Kendall con el Dolphin Expressway (SR836) y muchas son las incógnitas que podrían conducir a la desinformación.

La nueva autopista tendría por nombre Kendall Parkway y conectaría al Dolphín Expressway con West Kendall, a lo largo del extremo oeste del área metropolitana de Miami-Dade hasta la calle 136 del SW.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con la oficial de información pública del MDX, Tere García, y el director de asuntos gubernamentales y proyectos especiales de MDX, Bernardo Escobar, para aclarar ciertas dudas.

“Ahí están las estadísticas, cada año tenemos más personas que conducen un automóvil, y tenemos que aplicar soluciones inmediatas”, señaló la representante de la autoridad de autopistas de Miami-Dade.

García plantea que mientras el transporte público a la zona de West Kendall no mejore, “hay que dar al menos una opción de movilidad a quienes residan en esa zona”.

Acorde al informe preliminar de MDX, la Kendall Parkway contaría con seis sendas para vehículos, dos adicionales para autobús exprés y ascensores para llegar a ellos, así como una vía protegida para ciclistas y transeúntes y espacios para futuras instalaciones de transporte sobre rieles.

El costo de la construcción correría a cargo de MDX y no representaría un gasto adicional para el conductor ni para el contribuyente de impuestos en el condado Miami-Dade, aseguró la autoridad condal de autopistas.

García explicó que el llamado estudio de impacto medioambiental y que los cálculos finales de gastos no han sido concluidos, pero sí adelantó que el gasto de la construcción correrá a cargo de MDX, con bonos que son procesados en base a la proyección de dinero a recaudar en el futuro cercano.

Por otra parte, García respondió a la inquietud de determinados grupos ambientalistas, sobre la construcción de una parte de la autopista en terreno que está protegido.

“Hay personas que están en contra pero la gran mayoría de los vecinos de Kendall están a favor, lo ha demostrado en las reuniones comunitarias que hemos hecho”, subrayó García.

Además, añadió la representante de MDX, “antes de construir este expressway hemos obtenido permisos del cuerpo de ingenieros y la agencia federal de medio ambiente, entre otras. Esas agencias son las encargadas de proteger el medio ambiente. No vamos a pavimentar los Everglades como algunos dicen, hemos tenido los permisos y vamos a aliviar un problema con garantías”.

La nueva autopista atravesaría una porción de tierra protegida, que se encuentra fuera del área permitida para la construcción por el Master Plan de Miami-Dade, y “la Comisión del Condado va a someter una enmienda al plan maestro, que debe ser aprobada por el estado, para permitir la construcción de un corredor de transporte fuera de la línea urbana”, reiteró García.

O sea, la “línea urbana” no será “movida” para permitir la construcción del tramo de autopista, sino que la “enmienda al Master Plan” otorgaría el permiso estatal necesario para “colocar un elemento de transportación” en esa zona protegida.

Para resguardar el entorno natural del lugar, MDX propone comprar los 1.000 acres de terreno protegido y donarla al Estado o el Condado, con el apéndice de que no se puede construir en ella.

De hecho, la idea de construir una autopista que alivie la congestión del tráfico en esa zona de Miami-Dade no es nueva.

“Llevamos varios años planeando esto pero no ha sido posible hacerlo. No podemos llevar este expressway dentro de la zona urbana. Aparte de ser más costoso, pensamos en la cantidad de casas que tendríamos que derrumbar, y eso tendría un costo humano muy grande. No podemos hacer eso”, señaló el director de asuntos gubernamentales y proyectos especiales de MDX.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas