MIAMI.- La indeseada ‘saga’ por el coronavirus continúa. Los contagios y hospitalizaciones en Florida siguen aumentando, mientras las autoridades locales imploran a Tallahassee facilitar el uso de mascarillas, el estado defiende la economía y la Casa Blanca pide apartarse del camino.

Con la variante delta, mucho más contagiosa, y cerca de ocho millones de floridanos por vacunar aun, Florida reporta 11.515 personas hospitalizadas, lo que rompe el récord del año pasado por tercer día consecutivo, a solo medio mes de denotar 1.000 hospitalizaciones.

Te puede interesar

Por ello, los condados Miami-Dade, Broward, Palm Beach, Manatee, Sarasota y DeSoto exigen a empleados y visitantes el uso de mascarillas en todas sus instalaciones, incluyendo juzgados condales.

Hace apenas unas horas, el gobernador, Ron DeSantis, mencionó que “aún con tantos contagios, tenemos mucha menos mortalidad que hace un año”.

Y preguntó: “¿Qué prefieren? Tener 5.000 casos entre personas de 20 años o 500 casos entre personas mayores. Yo prefiero tener a los más jóvenes”, se respondió, en alusión a la vulnerabilidad que sufren las personas de la tercera edad.

De hecho, la cifra de fallecimiento continúa siendo relativamente ‘baja’, si la comparamos con agosto del año pasado, cuando se reportaron más de 100 muertes por día.

“La semana pasada promedió 58 decesos por día. Sin embargo, 2.400 pacientes con COVID-19 son atendidos en unidades de cuidados intensivos y las muertes usualmente son reportadas un par de semanas después”, comentó el médico especialista en enfermedades infecciosas Hugo Lara.

“Solo pedimos uso de mascarillas y vacunarse. No pedimos cierre. Nadie quiere ver a otro perder su empleo otra vez”, acentuó.

DeSantis catalogó de "histeria de los medios" cuando mencionó que la prensa “asusta a las personas que podrían tener ataques cardíacos o derrames cerebrales y evitan ir a una sala de emergencias por temor a infectarse”.

No obstante, médicos entrevistados por The Associated Press reconocieron que eso sucedió durante los primeros meses de la pandemia, pero “ahora es diferente” y que “atienden la cantidad habitual de pacientes con emergencias cardíacas”.

DeSantis reiteró que no dictará nuevas medidas: “No habrá cierres, no cerrarán las escuelas, no habrá restricciones ni mandatos por parte del estado”.

Después añadió que los floridanos "tendrán la libertad de elegir lo que sea mejor para ellos y que el estado protegerá el derecho de sus residentes a trabajar, a operar sus empresas y que los estudiantes asistan a la escuela en persona".

Entretanto, el presidente Joe Biden hizo un llamado a gobernadores que se oponen al uso de mascarillas o no impulsan la campaña de vacunación "apartarse del camino" y respaldó la decisión de la ciudad de Nueva York de exigir la prueba de vacunas para cenar en restaurante o ir al gimnasio.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.94%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.44%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
49728 votos

Las Más Leídas