MIAMI.- Acaba de ser aprobado por el comité de Transporte e Infraestructura de la cámara estatal de Florida, un proyecto de ley que tiene el objetivo de compensar las pérdidas de los pequeños comerciantes afectados por las obras que se desarrollan en la calle Flagler.

Durante más de un año esta histórica e importante arteria de Miami ha estado sometida al reemplazo del sistema de alcantarillado y de drenaje; repavimentación de varias cuadras de la vía, señalización y diseño de una calzada para bicicletas.

Tal proceso ha impactado de manera negativa los pequeños comercios de la zona, algunos de ellos se han visto obligados a cerrar. Otros han experimentado una reducción dramática en sus ventas y, por lo tanto, han tenido que hacer recortes de personal.

El pasado mes de agosto el senador demócrata estatal José Javier Rodriguez radicó en el senado estatal un proyecto para tratar esas pérdidas.

Este miércoles lo aprobado en el comité de la Cámara es un proyecto idéntico al de Rodríguez, pero presentado por el representante demócrata Nick Durán, también de la bancada de Miami-Dade.

“Se trata de cambiar la mentalidad y los incentivos del Departamento de Transporte de Florida. Que ahora haga todo lo posible para limitar el impacto económico de las obras”, explicó el senador Rodríguez en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS.

La propuesta que avanza en la Cámara (falta que pase por otro comité y después al pleno de dicha corporación) busca crear un programa para resarcir a los negocios que tengan un máximo de 40 empleados, ya sean de tiempo completo o parcial.

Los propietarios tendrán que demostrar que, debido a una obra del Estado, hay un declive sustancial en los ingresos de sus negocios. La ayuda financiera no puede exceder las pérdidas y tendrá un tope de 15.000 dólares por año calendario.

El proyecto aprobado tiene alcance estatal y se desarrollará en cualquier zona urbana de alta concentración de pequeños negocios que puedan ser afectados por trabajos de infraestructura llevadas a cabo por el Estado.

Otro punto importante en esta propuesta legislativa es que el departamento de transporte de Florida tendrá que presentar un reporte, a los presidentes de la Cámara y Senado estatales, en el que detalle qué mecanismos implementará para reducir el impacto de obras de infraestructura como la que se desarrolla en Flagler, y también tendrá que proponer normas concretas de procedimientos y planeación de las mismas.

De ser aprobado este proyecto de ley en la Cámara, pasa a debate en tres comités del Senado, después a plenaria y, si hay luz verde, llega a la firma del gobernador Rick Scott quien tiene el poder de vetarlo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario