El magnate inmobiliario Jorge Pérez acusó al Condado de Miami-Dade de reducir los fondos para el museo que lleva su nombre y lo consideró como un "castigo" por haber acogido una exhibición de arte contemporáneo cubano, según informó The Art Newspaper.

A fines de septiembre, los comisionados del Condado votaron para eliminar 550.000 dólares de la subvención de cuatro millones prometida al Pérez Art Museum Miami (PAMM) para el año fiscal en curso, reseña Diario de Cuba.

Según el medio especializado, el dinero se habría asignado al American Museum of the Cuban Diaspora.

"Podrían haber tomado el dinero de otros museos en igualdad de condiciones", dijo Pérez a The Art Newspaper. "Solo lo tomaron de PAMM. Este fue definitivamente un movimiento orquestado y fue un castigo por nuestro proyecto".

El punto de discusión —dijo Pérez—, es que la exposición actual de arte cubano contemporáneo de su institución, titulada En el horizonte y extraída de una colección del propio empresario, incluye obras de artistas que todavía viven en Cuba. La muestra también ha estado acompañada por eventos que involucran a estos artistas.

Esta semana, la artista Elizabet Cerviño, residente en La Habana, tiene un performance diario en el Pérez Art Museum destinado a celebrar la primavera. El museo de la diáspora está concebido para mostrar solo el trabajo de los artistas que han abandonado la isla.

Según el medio, "la disputa expone una grieta histórica y profundamente arraigada en la comunidad cubanoamericana de Miami entre quienes apoyan el embargo comercial de los EEUU contra el régimen de los Castro y quienes se oponen a él".

"La continuación del embargo y la retórica de Cuba y EEUU, unos contra otros, no ha resultado en nada más que en el sufrimiento del pueblo cubano", consideró Pérez, quien formó parte de una delegación que acompañó al expresidente estadounidense Barack Obama en su histórica visita a Cuba en 2016.

"La rápida reversión de la Administración Trump del deshielo diplomático solo ha aumentado el problema", añadió.

Para el multimillonario de origen cubano, "el presidente (Donald) Trump le está dando crédito nuevamente a la parte radicalmente derechista de la comunidad cubana. Y los políticos están usando eso".

Los críticos a la política de acercamiento de Obama han dicho que las decisiones del exmandatario han redundado en "una toma de control de la programación cultural de Miami".

Como parte de su testimonio a los comisionados del Condado de Miami-Dade a fines de septiembre, Carisa Pérez Fuentes, vocera del American Museum of the Cuban Diaspora, dijo: "Después de que Obama comenzó a normalizar las relaciones con (el Gobierno de) Cuba en 2014, el calendario cultural de Miami se llenó rápidamente de exposiciones, conciertos e intercambios culturales (de figuras cubanas) con nuestros museos y, lo que es más importante, nuestros impuestos están siendo utilizados para presentar la agenda cultural y política de (el Gobierno de) Cuba a los EEUU".

En su propio testimonio a los comisionados, el director del Pérez Art Museum Miami, Franklin Sirmans, señaló que "no hay un centavo que PAMM haya gastado en un artista que vive en Cuba".

En cambio, el museo ha comprado arte cubano con fondos donados específicamente por Pérez para ese propósito.

Pérez rechazó como "absurda" cualquier sugerencia de que él o PAMM —que lleva su nombre después de que en 2011 donara 35 millones de dólares en efectivo y obras de arte—, simpaticen con el régimen de Castro.

"Cualquiera que me conozca sabe que critico totalmente el sistema de Castro y que mi familia perdió todo su dinero y fue desplazada por Castro. Pero aún debes estar orgulloso de la cultura que es tuya. Y de eso se trata esta exposición", defendió.

Voto dividido

Según The Art Newspaper, siete de los 13 comisionados del Condado de Miami-Dade, todos cubanoamericanos, votaron para retirar dinero de PAMM y entregarlo al museo de la diáspora.

Tres de ellos: Bruno A. Barreiro, quien propuso la iniciativa, Joe A. Martínez y José "Pepe" Díaz negaron que su voto tuviera como objetivo castigar a PAMM por su exposición sobre Cuba.

Sin embargo, la comisionada Daniella Levine Cava, que votó en contra de recortar los fondos del museo Pérez Art, dice que la política cubanoamericana influyó en la votación.

"Ese sentimiento no se expresó en el día; nadie lo dio como la razón de la votación contra a financiación", dijo. "Sin embargo, los problemas de la diáspora cubana son muy delicados, especialmente para las personas cuyas familias sufrieron a manos del régimen de Castro, y eso sí afecta la votación".

Levine Cava afirmó que la reducción en los fondos a PAMM parece haber sido planificada con anticipación.

"Creo que el museo de la diáspora es muy importante y debe ser apoyado, pero no creo que sea la forma correcta de hacerlo. El déficit ha dejado a PAMM en una posición vulnerable". Según la comisionada, el alcalde de Miami-Dade, Carlos A. Giménez, estaría trabajando en un plan para restaurar el financiamiento total de PAMM mediante la búsqueda de dinero de otras fuentes.

En una aparente confirmación de esto, Michael Spring, el director del departamento de asuntos culturales de Miami-Dade, dijo al medio especializado: "El alcalde Giménez está comprometido con trabajar en cooperación con PAMM para ayudar a encontrar los recursos, públicos y/o privados, para sostener el subsidio total de 4 millones de dólares [anuales] del condado que respalda el excelente trabajo del museo".

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas