Embed

MIAMI.- Las elecciones 2020 prometen grandes sorpresas y la campaña por el distrito 26 al Congreso podría ser una de ellas: el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, apuesta, con el apoyo del presidente Donald Trump, por el escaño que actualmente posee la congresista demócrata Debbie Mucarsel-Powell.

Te puede interesar

Pero antes que noviembre llegue, ambos deben vencer en las primarias de sus respectivos partidos en agosto y luego exponer sus puntos de vista a los más de 300.000 votantes inscritos en ese distrito.

Muy animado, incluso jovial, Giménez habló con DIARIO LAS AMÉRICAS acerca de los asuntos que más afectan a los electores: el transporte público, la vivienda asequible, el cuidado de salud y la inmigración, entre otros, y pudo saber de primera mano cuales serían las prioridades del precandidato al Congreso de la nación si es electo.

—¿Cuál es su visión como candidato al Congreso? Sus planes y perspectivas si es electo.

Empezar a hacer cosas. Ver cómo podemos ayudar a esta comunidad. Tratar de hacer más rápido los procesos federales para otorgar fondos, que actualmente demoran mucho y dificultan el desarrollo de todo. Por ejemplo, cuando se tiene un proyecto de transporte y se pide dinero federal, toma 10 años. Eso es ridículo. La ayuda tiene que llegar más rápido. Ese es nuestro dinero que debe regresar a nosotros. Vigilar el trabajo de los departamentos y agencias y eliminar malgastos, como he hecho como alcalde de Miami-Dade. También quiero reducir los impuestos a la clase media. Creo que el Presidente (Trump) está de acuerdo en recortar los impuestos a la clase media. Tenemos que parar el avance del Partido Demócrata hacia la izquierda, de la que es parte la actual congresista Debbie Mucarsel-Powell. Por eso y mucho más, quiero que el Partido Republicano recupere el escaño del distrito 26.

—¿Por qué cree que el Presidente haya decidido apoyarlo entre otros aspirantes del Partido Republicano?

Ante todo, el Presidente es una persona inteligente. Él sabe que yo soy el mejor candidato. He sido el alcalde de este condado (el séptimo más poblado del país) por casi nueve años. Reduje los impuestos al nivel más bajo en la historia de Miami-Dade. Hemos reducido el desempleo de 9 a menos del 3%. Acabamos de celebrar el Super Bowl y todo andan por ahí hablando maravillas de Miami. Yo sé lo que estoy haciendo. Y soy la persona que le puede ganar a Mucarsel-Powell. El Presidente y yo tenemos la misma visión: bajar los impuestos, eliminar regulaciones, estimular la economía, poner el país hacia adelante, un mercado internacional justo.

—¿Hubiera presentado su candidatura sin el respaldo del Presidente?

Creo que es necesario el respaldo del Presidente. Él es el líder de nuestro partido. Sí, era importante para mí tener su respaldo. Y me lo dio sin yo esperarlo.

—¿Cuál es su posición respecto al Obamacare y el encarecimiento del cuidado de salud? ¿Tiene algún plan para presentar si es electo?

Quien diga que tiene el plan ideal, está mintiendo. Lo que no voy a hacer es destruir el plan que ya tienen 180 millones de personas. Tenemos que mejorar. Tenemos que empezar por poco, paso por paso, para hacer mejoras. Hay que identificar primero el verdadero problema que causa todo esto, sino seguiremos igual. Mientras tanto, aquí en Florida podrían ampliar el Medicaid, ahora que el Gobierno federal cambió las reglas y otorgará el dinero. Hay muchas personas que no son pobres para obtener el Medicaid actual, pero tampoco ganan suficiente para afrontar el Obamacare.

Carlos Giménez
JJ BLANCO H

JJ BLANCO H

—Miami-Dade está a la vuelta de la esquina de una crisis de vivienda asequible. ¿Qué podría hacer usted como congresista?

Tengamos en cuenta que parte del encarecimiento es el éxito de la ciudad. Cada día son más los que quieren vivir aquí y eso también ayuda a encarecer todo. Hay que crear empleos con mejores salarios para tener más dinero [y hacer frente a los altos precios], y al mismo tiempo trabajar con el Gobierno federal para obtener los fondos necesarios y crear más viviendas asequibles en terrenos públicos. El costo del terreno es una de las cosas más caras y si es público, ya está pagado. Además, hay que contar con el sector privado, darle incentivos a cambio de una cantidad de viviendas asequibles. Hay regulaciones del Gobierno federal que queremos cambiar. Procesos que alargan la obtención de fondos, y eso no está bien.

—¿Cuáles son sus propuestas en materia de inmigración? ¿Piensa en alguna amnistía? ¿Tiene ya algún programa preconcebido?

Mi posición es primero tener asegurada la frontera. Es un derecho que tienen todas las naciones, no solo por el tráfico de migración ilegal, sino también por el tráfico de drogas. Tenemos que asegurar la frontera porque mucha gente está muriendo en esta nación por las drogas. Hay que asegurar la frontera de la manera que se pueda para evitar que ese tipo de mercancía llegue a nuestro país y también para impulsar que la inmigración sea legal. Las personas que ya están aquí, esas que no tienen documentos, debemos darles un proceso para que puedan salir de la sombra. Estas personas son parte de nuestra economía. Tal vez pagar alguna multa, darles una tarjeta para saber dónde están y que puedan trabajar. Además, que paguen impuestos. Si quiere ser ciudadano, la persona no debe regresar físicamente a su país de origen, pero sí ponerse en la lista de las personas que quieren inmigrar desde su país de origen. Si la persona viene después de cierta fecha y es indocumentada, entonces no [tendría derecho].

—Durante el Gobierno del presidente Ronald Reagan se hizo algo similar. Incluso hubo una amnistía.

Si aprobamos esto, las compañías que contraten personas sin documentos tendrán que pagar multas muy altas. Quiero estudiar la posibilidad de atraer las fábricas estadounidenses que están en China, Vietnam y otros países de Asia a instalarse en países de Centro y Sudamérica, ya que aquí los costos serías más altos. De esa manera crearíamos más empleos en esos países, mejoraríamos la calidad de vida y así lograríamos que [los posibles migrantes] se queden en sus países.

—Florida es el Estado del Sol, pero parece que esa energía natural y renovable no se usa mucho aquí. ¿Qué más se puede hacer para explotarla mejor?

Trabajamos en ello. Cerca de Homestead creamos un gran parque solar con Florida Power & Light (FPL) que produce electricidad limpia a unos 15.000 hogares. Hace apenas unos días inauguramos paneles solares flotantes en Blue Lagoon. Y queremos seguir haciendo eso. Tenemos miles de acres de lagos disponibles que podemos utilizar para eso y llegar a generar 2.2 gigawatts de electricidad que pueden alimentar a 1.5 millones de viviendas.

—¿Eso no significa precisamente un ahorro para el usuario?

Podemos creer que la energía solar es gratis, pero no lo es porque los paneles y el mantenimiento tienen un costo. Aún si el precio de electricidad no baja estaríamos ayudándonos todos, el medio ambiente, porque estaríamos bajando las emisiones de gas carbono que producen otras fuentes de energía. Los problemas del cambio climático y el de la marea alta, que ya se están pronosticando, solo pueden enfrentarse con una buena economía. Por eso Miami-Dade debe tener una economía fuerte, que no se limite al turismo. Hay que diversificar la economía con nuevas tecnologías y otras fuentes de empleo.

—El transporte es su gran asignatura pendiente. ¿Tiene algún plan para conseguir los fondos federales y construir esa ruta tan importante de Metrorail de Este a Oeste?

Primero se tiene que ajustar el proceso federal para quitar obstáculos y también todos los estudios que se tienen que hacer en un proyecto que, para mí, simplemente lo que hacen es darles trabajo a las firmas de ingenieros. Hoy son requisitos del Gobierno federal que se deben quitar para reducir el tiempo de ocho a al menos un año y medio. Como congresista, quiero tener en cuenta las nuevas tecnologías y comenzar a incentivarlas para mejorar el transporte y su eficiencia. Quiero ser parte de algún tipo de comité que mire la tecnología del futuro para mejorar el transporte, y no solo el transporte en Miami-Dade, sino en toda la nación.

—Irse a Washington DC significaría estar más lejos de su familia. ¿Qué opinan su esposa, hijos y nietos de este paso?

Mi jefa, la jefa (esposa) me está apoyando. Nosotros teníamos diferentes opciones: retiro, regresar al distrito 7 como comisionado del Condado, alcaldía de Miami, ir al Senado estatal, pero tenemos tres niños y, lo más importante, seis nietos, y el futuro de ellos es lo que nos importa a mi esposa y a mí. Nosotros no estamos contentos con la dirección de la Cámara de Representes en el Congreso y tenemos que cambiarla, y por eso es que ella me animó y me dijo que podría hacer mucho más en el Congreso.

—¿Su esposa lo estimuló para tomar esa decisión?

Sí, ella me sorprendió porque yo pensaba que me iba a decir que me quedara en Miami-Dade. También hablamos del horario: se vuela a Washington el lunes y se regresa a Miami el jueves. Voy a tener el fin de semana con mi familia, con los residentes y cada tres o cuatro semanas una semana completa. Voy a poner toda el alma en mi trabajo, pero voy a tener suficiente tiempo con mi familia. Para mi es muy importante llevar a mis nietos al colegio los lunes y los viernes. Mi esposa fue la que tomó la decisión. Si ella hubiera dicho que no, yo no fuera candidato.

—¿Además de su esposa, hubo gente que le recomendó presentarse a la candidatura?

Personas del Partido [Republicano] me hablaron. Entonces, yo no pensaba en eso. Tenías otras dos o tres en mente. Me preguntaron que si estaba interesado y en todo ese paso ella (esposa) estaba allí (opinando). En el 2011, cuando yo me lancé para la alcaldía [del Condado] tuvimos una reunión de familia. Entonces era comisionado y las encuestas me mostraban con solo un 6% de votos. Era una elección especial que no estaba hecha para mí. Me reuní con la familia y me dieron su apoyo.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opina sobre las costosas licencias operacionales ilegales que fueron otorgadas en la ciudad de Hialeah?

Buscaban suplantar la ausencia temporal de los permisos suspendidos por el Condado Miami-Dade
Constituyen una ilegalidad que debe ser investigada hasta las últimas consecuencias
ver resultados

Las Más Leídas