MIAMI.- Si el vicegobernador de la Florida, el republicano Carlos López-Cantera, fuera alcalde del Condado Miami-Dade, asegura que “asumiría una posición de liderazgo más fuerte, me comunicaría más con la población, no solo a través de los medios de prensa y en reuniones de la Comisión, sino yendo a las comunidades, como lo hice cuando fui tasador de la propiedad”, afirmó en entrevista exclusiva para DIARIO LAS AMERICAS.

Aclaró, sin embargo, que lo que dice no es una crítica al actual alcalde, Carlos Giménez, aunque reconoció que le gustaría ser la primera autoridad de Miami-Dade, pero sabe que todavía falta un trecho por recorrer.

Te puede interesar

En enero de 2019 López-Cantera termina su mandato como vicegobernador, y en el ínterin quiere “volver a ser padre 24 horas al día. No voy a viajar tanto como en los últimos cinco años. Estoy contento de volver al sector privado”.

Pero ya está opinando sobre los problemas locales, y el transporte parece que podrá ser su bandera de campaña, como lo fue la creación de empleos para su jefe, el gobernador Rick Scott, ahora candidato al Senado federal.

Hay recursos

López-Cantera cuestionó a fondo el papel que ha jugado la Comisión de Miami-Dade precisamente en el tema del transporte.

En este momento, según el vicegobernador, hay fondos estatales del orden de $10.100 millones. “Es el nivel más alto para proyectos del Estado. El Gobierno federal tiene mucho más dinero para desarrollo de transporte e infraestructuras. Incluso tenemos a uno de los nuestros en el comité de transporte del Congreso en Washington, a Mario Díaz-Balart”.

Para López-Cantera para obtener esos recursos es una gran limitación que los comisionados y Giménez aún no se hayan puesto de acuerdo en qué tipo de tecnología quieren utilizar en cada una de las seis rutas: tren y vías férreas, tren con ruedas de goma, o cualquier otra modalidad de transporte.

De acuerdo con quien también fuera legislador estatal, hay una clara división en las autoridades del Condado entre los que quieren tren y los que buscan otras soluciones más inmediatas.

A su manera de ver, “el que quiere tren no le ha dicho el 100% de la verdad al pueblo. Cuando le digo a la gente en el sur que eso del tren tomaría hasta diez años, se sorprenden. Tal modalidad se está vendiendo como una solución para los problemas de hoy. Pero hemos visto en el Condado que las cosas que no deben demorarse mucho, se toman demasiado tiempo”.

López-Cantera está de acuerdo con la extensión de la Autopista 836, la también llamada Dolphin Expressway, pero enfatizó que “la Comisión ahora lo está evitando, es el único proyecto listo para construir, se puede esperar que se complete, sería un alivio para quienes recorren de este a oeste y viceversa. Creo que la Comisión está evitando esa extensión porque es un proyecto de MDX [la autoridad de autopistas del Condado Miami-Dade], no es secreto que ellos [los comisionados] han tratado de conseguir fondos adicionales del MDX para el Smart Plan. Y si comprometen ese dinero para el proyecto de la 836, la Comisión no lo va a tener para los otros corredores”.

López-Cantera puntualizó que “esa es la misma Comisión que no ha dedicado el impuesto del medio centavo a las cosas que el pueblo esperaba, que fue prometido hace casi 20 años. En lugar de resolver ese problema están buscando más fondos para, en mi opinión, seguir el malgasto que existe hoy en muchas cosas del Condado”.

Financiación

López-Cantera espera que el Gobierno condal “no va a pedir más dinero vaya al pueblo”.

Sin embargo, los llamados “distritos contributivos”, es decir la modalidad aprobada por la comisión para financiar algunas de las rutas del Smart Plan, significarían impuestos para los propietarios de esas áreas.

Según el vicegobernador, la estrategia sería “crear un distrito especial, cambiar la zonificación para generar mayor densidad, y esperar a que el tasador agregue el valor más alto para poder tener más ingresos de impuestos sin subir el amillaramiento. De esa manera la comisión no tendrá que subir los impuestos, pero usaran el aumento de valor de la propiedad para obtener más ingresos. Pero eso para mí es un incremento en los impuestos”.

Al respecto, precisó que no es inevitable acudir al bolsillo de los contribuyentes. Por el contrario, explicó la manera como se trabaja en Tallahassee en el momento de diseñar el presupuesto anual: “Algo que nunca se practica en el Condado, pero sí en el Estado, es hacer un ejercicio de recortar en un 5% el presupuesto de cada agencia antes de proponer el presupuesto. Aquí en Miami-Dade sólo hablan de reducir el presupuesto cuando hay recesión. Creo que en las épocas buenas, como ahora, es el momento de hacer esa tarea”.

Desde su perspectiva, esa sería la manera para conseguir recursos frescos con el fin de financiar el plan de transporte. “No es suficiente el dinero que se espera bajo las proyecciones de endeudamiento del Condado. Pero hay manera de usar, a la misma vez, fondos estatales, federales y locales, para hacer un proyecto en todo el condado”.

–¿Cree que la Florida va a interrumpir la ola azul que predicen los demócratas para todo el país?

Por lo menos para el gobernador es posible. Durante mis recorridos por el estado, sea republicano, demócrata o independiente, veo que la gente está contenta con el liderazgo del gobernador Scott. Pero existe la posibilidad de que el Congreso estatal cambie de partido, pero no lo sabremos hasta noviembre.

–La última sesión legislativa fue muy buena para educación superior, pero no para la educación básica. El dinero destinado por estudiante es menos que el promedio nacional. ¿Por qué no dedicar más recursos a ese campo si hay un superávit en la Florida?

Durante los últimos siete años cada presupuesto ha tenido más fondos para la educación que en el año anterior. Y cada año eran sumas sin precedentes. El señor [Alberto] Carvalho [superintendente del distrito escolar de Miami-Dade] siempre apoyó la cifra propuesta por el gobernador para educación porque cada año era más alta. Tenemos un sistema de gobierno en el que la primera autoridad del estado propone y el Congreso aprueba lo que senadores y representantes determinan. El gobernador siempre propuso más fondos de lo que al final fue aprobado.

–¿Qué cree que no entiendan los legisladores del centro o del noroeste con respecto a esta región del sur de la Florida?

No creo que sea cuestión de que ellos no entiendan. Es cuestión más bien de que están enfocados en lo que es importante para ellos.

–¿Por qué son tan duros con el tema migratorio si ellos, de una forma u otra, se benefician de la comunidad inmigrante e indocumentada?

No creo que estén atacando a esa comunidad.

–Pero Richard Corcoran [representante republicano, presidente de la Cámara estatal] ha sido muy duro…

Eso tiene más que ver con la campaña de él. Es un tema que usan políticamente. Pero si miras, otra cosa es lo que hemos logrado en Tallahassee. Pudimos reducir para los indocumentados el costo de la matrícula en las universidades públicas. Donde hemos podido hacer algo lo hemos hecho. Pero el sistema de inmigración es un tema federal y lamentablemente se ha convertido en un tema de guerra de partidos.

–¿Por qué en ocho años algo tan sencillo como las licencias de conducir para los indocumentados no se pudo lograr?

Los abogados me dicen que es posible conseguirlas en la Florida. El problema es la ley federal. Siempre esperábamos que el Congreso federal fuera a enfrentar ese problema.

–En California sí se pudo. ¿Por qué no en la Florida?

Habría que preguntarles a los líderes del Congreso estatal.

-¿No vetó el gobernador alguna vez la posibilidad de que hubiera licencias para indocumentados?

Si lo hizo fue antes de que yo fuera vicegobernador. No durante los cinco años de mi gestión.

–Corcoran presentó un proyecto de ley en contra de las jurisdicciones santuario, pero ni Florida ni el condado Miami Dade lo son. ¿Cómo entender eso?

Algunas de las cosas que él hizo durante los últimos dos años fue para llamar la atención pensando en su futura campaña [ha anunciado que se postulará como candidato a la gobernación de Florida]. Eso es algo que no me ha gustado de la política. Hay personas que utilizan la posición que tienen para beneficiar sus ambiciones políticas. Pero es parte del sistema. He tratado de ignorar eso, no participar en esas cosas que no tienen que ver con las prioridades de los ciudadanos del estado.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas