MIAMI.- Dos miembros de una pandilla de motoristas han sido condenados a cadena perpetua por el asesinato de una persona que resultó ser el jefe de una banda rival en Florida.

Christopher Cosimano y Michael Mencher, de 31 y 52 años respectivamente, fueron sentenciado en un tribunal federal en Tampa.

Te puede interesar

El pasado mes de agosto habían sido procesados por asesinato, crimen organizado y porte ilegal de armas, publicó la agencia de prensa AP.

Según las autoridades, Cosimano y Mencher eran miembros del la pandilla 69ers Motorcycle Club, que en 1967 estaba violentamente enfrentado con el Outlaws Motorcycle Club

Ambos siguieron un camión conducido por Paul Anderson, presidente del local Cross Bayou de los Outlaws y lo mataron a balazos en una transitada calle de Tampa.

Otros tres pandilleros se habían declarado culpables anteriormente en relación con el asesinato.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas