MIAMI.- Dos miembros de una pandilla de motoristas han sido condenados a cadena perpetua por el asesinato de una persona que resultó ser el jefe de una banda rival en Florida.

Christopher Cosimano y Michael Mencher, de 31 y 52 años respectivamente, fueron sentenciado en un tribunal federal en Tampa.

Te puede interesar

El pasado mes de agosto habían sido procesados por asesinato, crimen organizado y porte ilegal de armas, publicó la agencia de prensa AP.

Según las autoridades, Cosimano y Mencher eran miembros del la pandilla 69ers Motorcycle Club, que en 1967 estaba violentamente enfrentado con el Outlaws Motorcycle Club

Ambos siguieron un camión conducido por Paul Anderson, presidente del local Cross Bayou de los Outlaws y lo mataron a balazos en una transitada calle de Tampa.

Otros tres pandilleros se habían declarado culpables anteriormente en relación con el asesinato.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas