Embed

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Frente a la estatua del Libertador Simón Bolívar, un grupo de exiliados venezolanos se reunió este sábado en el Bayfront Park, en el sector del downtown de Miami, para expresar su rechazo a las anunciadas elecciones en Venezuela, y reiterar su solicitud al Gobierno de Estados Unidos de sancionar no solo a las personas que trabajan con el régimen de Nicolás Maduro, sino también a los opositores que están dispuestos a someterse a un “proceso electoral viciado”.

La protesta fue convocada por la organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX), cuyo presidente, el militar retirado José Antonio Colina, dijo que las elecciones en ese país sudamericano, convocadas para antes del 30 de abril y todavía sin fecha fija, “representan un suicidio político para la verdadera oposición”.

Agregó que “damos un rotundo no a esas elecciones porque no están dadas las condiciones, como por ejemplo, una auditoria del registro electoral, la participación de la comunidad internacional, que cambien a las rectoras del CNE [Consejo Nacional Electoral], que son las que han mantenido la trampa en Venezuela, y que se permita utilizar de manera clara los dineros del Estado para todas las organizaciones políticas”.

VEPPEX protesta elecciones
A pesar de la lluvia de las primeras horas del sábado, VEPPEX llevó a cabo su protesta por las elecciones en Venezuela.
A pesar de la lluvia de las primeras horas del sábado, VEPPEX llevó a cabo su protesta por las elecciones en Venezuela.

En este 2018 unos 300 millones de latinoamericanos de siete países elegirán a sus mandatarios a través del voto, y Venezuela es el único que aún no tiene fecha definitiva para ir a las urnas electorales, en medio del malestar que ha expresado un sector de la oposición principalmente en el exterior.

Según Colina, “el régimen de Nicolás Maduro ha mentido y ha utilizado unos procesos de diálogo para lograr ganar tiempo, y lanzar estas elecciones que solo los benefician a ellos, dada la situación en que se encuentra Venezuela, y no beneficia en nada a la oposición”.

Las reiteradas denuncias de fraude, la desconfianza que pesa sobre la autoridad electoral y la popularidad de los candidatos opositores son factores que, a juicio de quienes no están de acuerdo con las elecciones, podrían conducir a la reelección de Nicolás Maduro, quien tiene una muy baja aceptación de la comunidad, según la mayoría de las encuestas.

VEPPEX protesta elecciones 3.jpeg
Una venezolana levanta un cartel en el que fija su pensamiento sobre las elecciones convocadas para antes del 30 de abril en su país.
Una venezolana levanta un cartel en el que fija su pensamiento sobre las elecciones convocadas para antes del 30 de abril en su país.

Colina volvió a insistir en la necesidad de que Estados Unidos establezca sanciones para los representantes de la oposición que han decidido participar primero en una serie de diálogos con la dictadura madurista y segundo en unos comicios que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, considera “un nuevo fraude para el pueblo venezolano”.

En agosto del año pasado, Colina había anunciado que la organización que lidera se preparaba para enviar una comunicación al Departamento de Estado y a las autoridades americanas, con el propósito de que comenzarán a investigar a dirigentes opositores, tanto en Venezuela como en Estados Unidos, “que han estado recibiendo dinero de boliburgueses [funcionarios y empresarios corruptos de Venezuela]”.

Finalmente, el activista subrayó que “si los venezolanos no somos capaces de resolver internamente nuestros problemas, tendrá que venir la comunidad internacional a darnos un apoyo, y eso podría pasar en cualquier momento”.

“Otra vez a la calle”

Entre los participantes en la protesta se escucharon voces que invitaban al pueblo venezolano a volcarse una vez más a las calles para intentar derrocar el régimen de Nicolás Maduro, luego de las acciones que terminaron con la vida del capitán Óscar Pérez, el mes pasado en las afueras de Caracas.

Para Aarón Villamizar, un joven activista del partido Voluntad Popular, el mensaje que puede enviarle a la población de su país es volver a las calles “para recuperar la esperanza y la fe que hemos ido perdiendo poco a poco por falta de unidad entre todos nosotros”.

VEPPEX protesta Aaron Villamizar
Aarón Villamizar, activista del partido Voluntad Popular en EEUU.
Aarón Villamizar, activista del partido Voluntad Popular en EEUU.

Entre abril y julio de 2017, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) logró movilizar a cientos de miles de ciudadanos en Caracas y en otras partes del país, para protestar contra el régimen chavista, con un saldo de más de 120 muertos, cerca de 2.000 heridos y más de 5.000 detenciones.

Villamizar, quien también se declaró contrario a la posibilidad de unas elecciones, aseveró que un proceso electoral en “una tiranía” no vale la pena porque –dijo– “ellos seguramente van a ser los ganadores”.

Invitó a la oposición a seguir buscando lo que llamó “el verdadero voto democrático en nuestro país” y, acorde con su criterio, lo primero que debe existir entre quienes están en contra de la dictadura es “unidad” para lograr el retorno de la democracia en Venezuela.

Y acotó: “Es lamentable que nos estemos matando unos y otros en nuestro propio país, porque uno es de un lado y mi hermano es de otro. Es hora de actuar juntos”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas