MIAMI.- Pasando por alto la impopularidad que ha generado en otros municipios del sur de la Florida el tema relacionado con las popularmente llamadas “camaritas de luces rojas”, el alcalde de Doral, Juan Carlos Bermúdez, dio un paso para volver a reactivar las 11 cámaras de seguridad que emitieron “tickets” contra infractores en esa localidad hasta el año 2013.

Bermúdez, quien se precia de hacer eco de todo aquello que le pide la comunidad, lo cual enmarca dentro del lema “orden y seguridad” para Doral, logró convencer al concejo local de la necesidad de volver a poner en funcionamiento las “camaritas” que su antecesor en el Ayuntamiento, el empresario Luigi Boria, ordenó apagar no renovando el contrato con la firma American Traffic Solutions (ATS).

La propuesta del edil apunta en un sentido: las “camaritas” entrarán en funcionamiento por segunda vez, durante tres meses no emitirán multas, solo cartas de advertencia; y después de un “periodo prudencial” la Ciudad someterá el programa a un análisis para determinar si es conveniente mantenerlo en vigencia de manera permanente.

Al hablar con DIARIO LAS AMÉRICAS, Bermúdez dijo que “buscamos reactivar las ‘camaritas’ para brindar más seguridad a nuestra comunidad. Son 11 cámaras en cuatro puntos, no es un número extraordinario, en la calle 36 y la 41 que es un área muy importante para nosotros por ser de mucho tráfico en horas pico”.

Y explicó: “Serán tres meses con las cámaras ya activadas, pero sin dar multas. La persona se pasa una luz roja, por ejemplo, le enviamos una notificación a su casa y le advertimos que la próxima vez habrá una multa”.

El cubanoamericano afirmó que la reactivación de estos aparatos de vigilancia no tiene un trasfondo económico. “Esto no es una cuestión para incrementar los fondos que entran a la Ciudad, esos recursos que se recauden serán destinados a la educación de nuestra comunidad en temas de tránsito; esto no tiene nada que ver con un incremento de los ingresos, es más por orden y seguridad”, enfatizó.

Para el mandatario, al entrar en operación las “camaritas de luces rojas” los oficiales de la Policía asignados a las intersecciones de mayor congestión en esa ciudad podrán ejercer labores de vigilancia y control en otros puntos de la geografía de Doral. “Una de estas cámaras puede cumplir una función que no requiere la presencia de un oficial”, aseveró.

Después de la aprobación de esta iniciativa por unanimidad en el Concejo local, el administrador de la Ciudad, Edward Rojas, se encuentra liderando un proceso de negociación del contrato con la firma ATS para un periodo de uno o dos años, según el alcalde.

“Yo personalmente vengo tocando más de 3.000 puertas en Doral y en esas reuniones con la comunidad la expresión que más he oído es ‘orden y seguridad’. La comunidad está pidiendo más control para las personas que entran en sus vehículos a nuestra ciudad”, sostuvo.

Es interesante anotar que un 73% de los “tickets” que se impusieron el año pasado en Doral no fueron para residentes de esa municipalidad. “Eran personas que visitan o pasan por nuestras calles porque de lunes a viernes tenemos el número más alto de gente que viene a trabajar en esta ciudad o entran y salen de nuestra comunidad”, acotó Bermúdez.

Voces de respaldo

Álvaro Ferrando es un empresario del sector de la tecnología y activista político que ha cobrado notoriedad en Doral por sus campañas en favor del tránsito y la construcción de nuevos proyectos urbanísticos dentro de los límites de la ley.

Ferrando advierte que en el pasado reciente “Bermúdez no ha sido santo de mi devoción”. Pero también sostiene: “He visto que el alcalde está tratando de hacer las cosas bien, y este proyecto de las ‘camaritas’ recoge el sentir de la gente, que está pidiendo más autoridad en Doral”.

Para este uruguayo, que en sus ratos libres apoya las actividades del U.S Coast Guard, el costo político que está asumiendo el edil de los doralinos al reactivar el programa de las “cámaras de luces rojas” es “muy grande”.

Sin embargo, cree que Bermúdez está pensando más en la comunidad, consciente de que durante sus cuatro años por fuera de la alcaldía “se dejaron de hacer algunas cosas muy importantes”.

Entretanto, el empresario de origen dominicano Julio Burgos aseguró que “si el alcalde quiere volver a poner en funcionamiento las ‘camaritas’ es porque cree que es lo mejor para la comunidad de Doral”.

“Si este es un programa que no es cómodo o positivo para los residentes de esta ciudad, ya lo veremos. El alcalde debe saber por qué está tomando esta decisión”, señaló.

El programa

El programa funciona con cámaras instaladas en los semáforos que captan fotos y estas son examinadas por operarios –no oficiales de Policía– para determinar si se ha producido una violación a las normas de tránsito.

Posteriormente se le envía una citación al presunto infractor, que tiene 60 días para apelar a la citación antes de que se convierta en una multa como la que emitiría cualquier agente encargado de hacer cumplir la ley.

El sistema ha sido criticado por la forma cómo se dividen los ingresos generados por las multas que cuestan $158 dólares, pero que puede llegar a los $300 dólares.

El dinero de la multa se divide entre el contratista privado, la ciudad, el condado y el estado, y si un conductor decide apelar la multa y finalmente es declarado culpable, al costo de la infracción se le suman los gastos de corte.

Algunos activistas que han adelantado compañas en contra de las cámaras en los semáforos afirman que este sistema ocasiona más accidentes de los que previene, especialmente por colisiones traseras que se generan cuando los conductores pisan el freno para evitar una multa.

Según el quinto informe anual del Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida (DHSMV) sobre las cámaras de seguridad de luz roja, los accidentes en las intersecciones provistas con este tipo de tecnología han disminuido en más del 3 por ciento.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas