MIAMI.- La noticia no podría ser más reveladora: la Florida cae cinco lugares, del 43 al 48, en los 50 estados de la nación y el Distrito de Columbia, cuando a cuidado médico público se refiere.

Así lo reveló la Commonwealth Fund, una organización sin fines de lucro y apolítica, cuya función principal es promover el desarrollo de la salud pública en nuestro país.

En otras palabras, la Florida ocupa el puesto número 48 en “acceso y asequibilidad”, lo que significa que sólo otros dos estados en la Unión Americana tienen un acceso inferior y una asequibilidad peor.

“Me preocupa mucho esta situación porque se trata de la salud de la gente. La misma gente que sale a trabajar todos los días y mantiene la economía del estado. Imaginemos si la décima parte de ellos enferma. Qué sería de nosotros”, argumentó James Williams, profesor de ciencias políticas de University of Florida.

Según los datos suministrados por WalletHub, más de 700.000 residentes en la Florida, aproximadamente el 17% de la población, no cuentan con seguro médico. Sólo Alaska y Texas, los dos grandes estados del petróleo, superan al estado del Sol en porcentaje de personas sin acceso directo a la salud.

“Muchos culpan al gobernador de la Florida, Rick Scott, de esta situación por no haber apoyado el plan de expansión del Medicaid y ciertos fondos adicionales Obamacare, pero lo cierto es que tan culpable es el Congreso como él por no haber puesto los intereses de la población en primera línea”, señaló el profesor Williams.

De hecho, solamente Louisiana, Oklahoma y Mississippi recibieron una peor calificación que la Florida, mientras Hawaii, Massachusetts y Minnesota obtuvieron las mejores notas en la nación.

“Las desventajas socioeconómicas son los mayores causantes de esta situación en todo el país”, explica el reporte de Commonwealth Fund.

“Digamos que además de las desventajas socioeconómicas no hay suficiente apoyo del Gobierno estatal para solucionar este problema, como tampoco hay suficientes controles para verificar si los empleadores cumplen o no con las pocas obligaciones existentes de proveer algún tipo de cuidado médico”, añadió el académico.

El factor principal que dificulta la obtención de cuidado médico es el costo a pagar, que no está regulado por el Gobierno ni ofrece grandes servicio acorde al precio a pagar.

Según un estudio de ValuePenguin, que analiza el mercado de la economía, la Florida denota la sexta peor tarifa a pagar en la Unión Americana, sólo superada por Alaska, Alabama, Arkanzas, Arizona y Delaware.

Entretanto, el reporte de Commonwealth Fund sugiere que la solución está en crear una red de salud pública, algo que las naciones desarrolladas del mundo ha sido capaz de establecer, excepto EEUU, lo que terminaría abaratando la producción de medicamentos y el ejercicio de la profesión, que muchos consideran “sobrepagada”.

“No se trata de desvalorizar a uno o el otro, sino de entender que el cuidado de la salud no debe ser un instrumento de lujo, es una necesidad, un derecho, y como tal debe ser tratado”, recalcó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas