MIAMI.- Autoridades de la Florida han presentado cargos de forma colectiva contra 44 hombres por delitos graves que van desde la posesión y el asesinato de una especie de vida silvestre protegida hasta la falsificación de registros oficiales, el robo y el crimen organizado, como parte de la Operation Alligator Thief (Ladrón de Cocodrilos).

Los hombres fueron arrestados, pero alegan inocencia mientras esperan por los procedimientos judiciales que probablemente comiencen a principios de 2018.

El éxito de la operación se debe al trabajo encubierto que por varios años realizaron dos agentes como parte de una iniciativa dirigida por la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de la Florida.

Dos agentes que usaron los nombres falsos Curtis Blackledge y Justin Rooks se hicieron pasar por los dueños de Sunshine Alligator Farm, junto a la autopista 72 en el condado de Cowboy del condado de DeSoto.

Para no levantar sospechas, el local estaba provisto de todos los elementos de un negocio legítimo de cría y cultiva de reptiles gigantes, cuyo valor ascendía supuestamente a cientos de dólares.

Entre los cargos por delitos graves se incluye atrapar y matar ilegalmente caimanes y cocinar un ibis blanco a la parrilla. Estas aves son una especie protegida y están fuera de los límites de la caza.

La investigación que terminó hace unos días, comenzó en junio de 2013, luego de que la comisión de protección de vida silvestre recibiera informes de inteligencia que sugerían que tanto cocodrilos silvestres adultos y huevos estaban siendo saqueados y lavados a través de algunas de las granjas de caimanes del estado de la Florida.

Los cazadores furtivos aparentemente comercializaban ilegalmente las pieles de cocodrilo con empresas y marcas de ropa y artículos de lujo, en restaurantes de New Orleans en la que la carne de Caimán se sirve como un plato gourment desde Nueva Orleans hasta las cantinas en los Cayos de Florida.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue justa la sentencia de 18 años de cárcel por narcotráfico para los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela?

Justa
Muy suave, debieron ser más años
Exagerada
ver resultados

Las Más Leídas