Embed

jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.- El nuevo alcalde de Miami, Francis Suárez, el primero de origen cubano que nació en la ciudad que ahora encabeza, propone un gobierno más eficiente para mejorar la calidad de vida de los miamenses, sin que ello resulte en un aumento de gastos.

Con apenas 40 años y “como parte de una nueva generación que llega a la alcaldía”, la primera autoridad municipal anticipó que aplicará “un enfoque novedoso” y tendrá en cuenta “las nuevas tecnologías para atender las necesidades de la ciudad”.

Sobre los problemas del tráfico y el transporte público en el condado Miami-Dade, Suárez subrayó que “si no ampliamos las posibilidades del transporte ahora, llegará el momento en que será imposible solucionarlo”.

El nuevo alcalde también habló sobre el auge de las altas construcciones en el centro de la ciudad, el pleito de los 300 millones de dólares con los sindicatos de bomberos y policías, las impopulares “camaritas en los semáforos”, así como la manera en que los bonos de obligación deben ser supervisados y su apuesta por crear un alcalde fuerte, que no necesite un administrador.

Mientras tanto, Suárez asegura que aún no piensa en su futuro político, que prefiere pensar en el presente y atender sus planes inmediatos para la ciudad que lo eligió alcalde.

-Usted mencionó que trabajará para facilitar que la gente tenga “empleos del futuro”, relacionados con las nuevas tecnologías, y que luchará para preservar e incluso mejorar la calidad de vida de los miamenses. ¿Cómo planea hacerlo?

Una de las funciones principales del alcalde es mejorar la calidad de vida de su ciudad. Y eso tiene que ver con la mejoría del tráfico, las viviendas asequibles, la seguridad pública y la economía. Vivimos en una era en la que prácticamente todos los puestos de trabajo tienen que ver de alguna manera con las nuevas tecnologías (digitales). Primero, tenemos que atraer la atención de la industria de las nuevas tecnologías para crear más empleos de alto pago. Además tenemos que asegurarnos de que incluso los niños estén aprendiendo a utilizar estas tecnologías digitales como un si fuera un idioma más y así, cuando sean grandes, tengan más oportunidades de encontrar un buen trabajo. Como parte de una nueva generación que llega a la alcaldía, traigo un nuevo enfoque para atender los problemas de la ciudad.

-¿Necesita Miami contar con más incentivos, como menos impuestos y mejorar su infraestructura, para atraer más inversiones?

Por supuesto. Tenemos que crear más incentivos. Hoy no es sólo difícil empezar un negocio en Miami por las excesivas tarifas, sino también por el tiempo que toma procesar una solicitud. Hemos crecido un 37% en apenas tres años y parte de mi misión será mejorar la manera que el Gobierno de la Ciudad presta sus servicios.

-Miami es un centro cultural en desarrollo. De la diversidad artística también se nutre la economía. ¿Tiene algún plan para promover las artes en general?

Estamos creando espacios peatonales, como la zona norte de la avenida 15 del SW, que sirven para realizar actividades culturales. Pronto podremos restaurar el Marine Stadium, al mismo tiempo que mantenemos los teatros Olympia, Artime y trabajamos para reparar el Coconut Grove Playhouse.

- ¿Cuánto tiempo de vida le quedan a las “camaritas” de los semáforos?

No mucho. Nunca me han logrado probar que el propósito de reducir accidentes se haya logrado. Desafortunadamente no tuve los votos necesarios en la Comisión para suspenderlas pero ahora, tan pronto tengamos la Comisión en pleno, quiero presentar un nuevo análisis para reformar o eliminar ese sistema. No podemos tener un programa de multas de este tipo que la ciudadanía sólo lo ve como una vía de entrada de dinero al Gobierno. Tener que pagar 158 dólares es imperdonable.

-También preocupa el tiempo que toma la prestación de ciertos servicios públicos, cómo son el otorgamiento de permisos de construcción, la creación de nuevos negocios e incluso la falta de inspección del cumplimiento de códigos urbanos que afean algunas barriadas de la ciudad. ¿Qué puede hacer para mejorar esos apartados sin tener que aumentar la empleomanía?

Algo tan simple como solicitar un permiso para construir una casa demora más de 300 días. En estos momentos, nuestro departamento de permisos de construcción no cuenta con un sistema electrónico que facilite la revisión de planos. Son planos impresos y hay que esperar que un técnico lo revise y lo procese para entonces ir a otra oficina en persona con el plano para continuar el proceso, en vez de tenerlo disponible para todos en la computadora. Otra cosa que podemos hacer, en algunos casos, es hacer inspecciones virtuales, a través de un teléfono celular. Estas pequeñas cosas ayudan a agilizar los procesos.

-¿Qué opina del pleito con los sindicatos de bomberos y policías, cuando la corte estima que la Ciudad debe pagarles unos 300 millones de dólares en beneficios y sueldos?

Es preocupante. Esto es algo que he heredado de la administración anterior. Recuerdo que recortamos los sueldos y las pensiones de los empleados en 2009 para balancear el presupuesto. Y ahora, la Corte Suprema de la Florida ha dictado que el procedimiento que utilizamos para cortar gastos no fue correcto. De 13 millones de dólares que tuvimos en reservas llegamos a 165 millones, que es la cifra más alta en reservas de la historia de Miami, pero tener que pagar 300 millones de dólares es imposible. Tenemos que negociar eso cuidadosamente porque no creo que los empleados quieran llevar a la Ciudad a la bancarrota.

-Preocupa el auge de la construcción en el centro de la ciudad, la sobrepoblación y el congestionamiento del tráfico sin haber mejorado lo suficiente la infraestructura del lugar.

Aún falta crecer más porque hay terrenos privados por explotar, pero antes hay tomar las medidas necesarias para evitar los problemas. Por ello he propuesto construir un túnel para conectar el centro de Miami con la zona de Brickell. No podemos seguir con un puente que suba y paralice el tráfico, lo cual produce una gran pérdida económica y afecta la calidad de vida para quienes viven o trabajan en esas zonas. Y aplaudo la disposición del Estado de la Florida y el Condado Miami-Dade en colaborar para construir el túnel para una zona que genera 4.5 mil millones de dólares al año.

-Durante su discurso de juramentación mencionó que trabajaría con el Condado y los municipios para el proyecto condal de transporte público Smart Plan y subrayó “que no debe esperar más”. ¿Qué falta para acumular los fondos necesarios y comenzar las obras?

Somos 34 municipalidades y tenemos que trabajar en conjunto porque los problemas del tráfico afectan a todos. Si no ampliamos las posibilidades de transporte ahora, llegará el momento en que será imposible solucionarlo. Mientras tanto, Miami seguirá ampliando el servicio de trolleys que funciona muy bien.

-¿Cómo supervisará que los 400 millones de dólares aprobados por los electores, para reducir los riesgos de inundación y proveer viviendas asequibles, se utilicen adecuadamente?

Tener más viviendas asequibles y hacer a la ciudad más fuerte ante cualquier eventualidad del cambio climático forman parte de mis propósitos. Ahora debemos crear un grupo de expertos y residentes que supervisen los gastos. Son 400 millones de dólares que pagaremos y todos deseamos que se utilicen adecuadamente.

-También mencionó que piensa darle más poder al cargo de alcalde: convertirlo en otro más fuerte, que no necesite la asistencia de un administrador.

Cuando mi padre fue alcalde, me di cuenta de las frustraciones que tenía por ser un alcalde que sólo era el presidente de la Comisión. Bajo mi propuesta, el alcalde fuerte sería el responsable principal de todo, o sea estaría sujeto al escrutinio de los votantes. Además, tendría el poder de llamar directamente a un departamento para pedir algo tan sencillo como arreglar un hueco en la calle, que ahora mismo no puede hacer.

-¿Es muy pronto para hablar del futuro de su carrera política? ¿Ha pensado en ello?

Pensar en ello es peligroso. Entre las muchas cosas que aprendí del alcalde Tomás Regalado, me dijo “no te preocupes por tu futuro, haz tu trabajo que el futuro se va a desarrollar por sí mismo”. Si uno piensa mucho en su futuro termina traicionando el presente.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que es la principal preocupación de los residentes de Miami-Dade y Broward?

Inmigración
Vivienda
Transporte
Economía y finanzas personales
Empleo
Servicios de salud
Otro
ver resultados

Las Más Leídas