MIAMI.- El gobernador de Florida, Rick Scott, suspendió la advertencia de peligro de zika en Miami Beach, la llamada zona entre las calles 8 y 28, ante la presencia de varios funcionarios públicos.

"Tras 45 días sin encontrar casos de zika, es hora de suspender el llamado de advertencia", declaró el gobernador.

Luego calificó la gestión preventiva contra los mosquitos de exitosa, así como el programa de fumigación, que llegó a contar con la controvertida sustancia química naled, que en su momento fue debatida por varios funcionarios públicos y residentes del municipio.

Asimismo, el gobernador exhortó al Gobierno federal a “ser un mejor aliado en la lucha contra el zika” y mencionó la “inconcebible demora” del Congreso para aprobar los fondos de ayuda y la Casa Blanca para distribuirlos.

“Hemos asignado más de 600 millones de dólares de la reserva estatal, de otra manera no hubiéramos logrado el éxito que anunciamos hoy”, declaró.

De esta manera, el gobernador celebró la orden de suspensión y recalcó que seguirá trabajando “con las autoridades del estado y municipales para combatir la reproducción de mosquitos” que podrían ser portadores del virus.

“Esta situación tuvo una repercusión internacional, tuvo un impacto (negativo) en la economía, que tal vez se extienda por unos seis meses más, pero esperamos que pare ahí”, comentó el comisionado municipal Michael Grieco.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario