MIAMI.- La seguridad es un componente esencial en cualquier ciudad. Por ello, sentirse seguros y protegidos redunda en la calidad de vida de los residentes de una comunidad y, en contraste, los problemas en un territorio comienzan cuando la ausencia de seguridad causa malestar o miedo entre sus habitantes.

A Hialeah, una ciudad enclavada en el centro del condado Miami-Dade, con una población cercana a las 300.000 personas, se le ha asociado en el pasado reciente y más remoto con situaciones que en su momento han puesto en tela de juicio el comportamiento social y la capacidad de respuesta de las autoridades locales.

Te puede interesar

Para el jefe del Departamento de Policía de Hialeah, Sergio Velázquez, todo lo que se pudo tener en consideración para calificar a este municipio de elevada influencia hispana como una “ciudad insegura” es “cosa del pasado”. Pero su afirmación va más al fondo: “Algunas veces las personas dicen que el crimen está disparado en nuestra ciudad, pero no es cierto”.

Velázquez, quien asumió las riendas de la institución policiaca el 1ro de abril de 2012, asegura que desde entonces la incidencia del crimen en su jurisdicción ha “bajado considerablemente”, aunque reconoce que todavía falta más por hacer, especialmente en lo relacionado con el robo de objetos de valor como bolsas de aire y radios en vehículos que son blanco de la delincuencia.

Al respecto, el oficial reconoce que el año pasado la tasa de criminalidad subió “un poco” por ese delito y, también, debido al robo de camionetas (SUV) de alto cilindraje (F250 y F350), pero “tomamos las medidas del caso y logramos neutralizar esa situación porque nosotros buscamos lo que está pasando y lo atacamos de inmediato”.

Tecnología contra el crimen

La tecnología contra el crimen juega un papel preponderante en estos tiempos. Así las cosas, la Ciudad de Hialeah ha venido apostando por no quedarse rezagada en este sentido mediante la adquisición de modernos sistemas que ayudan en su labor a los oficiales que patrullan las calles de la municipalidad y a aquellos que desde sus puestos de trabajo sirven de apoyo en los momentos más cruciales.

Si usted es un ladrón y quiere cometer una fechoría en Hialeah, debería pensarlo dos veces. ¿Por qué? La respuesta la tiene el jefe Velázquez: “Todo vehículo que entra a la ciudad queda registrado en nuestras computadoras, gracias a un sistema integrado de cámaras que se encuentran instaladas en lugares estratégicos”.

La función de estas cámaras, que no son las mismas que se conocen como de “luz roja”, es identificar la chapa (placa) del vehículo y con esa información la Policía puede saber detalles de la persona que se encuentra al volante.

“Así hemos logrado resolver muchos casos en Hialeah porque los oficiales pueden conocer de inmediato quién es la persona que está en las calles de nuestra ciudad. Esto también nos ha servido para bajar los índices de robo en viviendas”, explicó.

Además, las patrullas de policía están dotadas de “potentes computadoras” que les dan la posibilidad a los oficiales de “ver todo lo que necesitan”, según Velázquez, de una manera “automática” y “muy rápida”, en constante coordinación con “el cuartel central”, lo que hace que la labor de los patrulleros sea mucho más eficiente.

Asimismo, dijo Velázquez, el Departamento de Policía tiene en su sistema “todos los planos de las principales edificaciones de la ciudad”, entre las que se cuentan sedes de escuelas, hospitales, centros comerciales y otros lugares de importancia en esta localidad floridana, con el fin de enfrentar posibles atentados terroristas o de otra índole.

“Esos planos nos han servido para ensayar planes de acción que no podrían ser efectivos sin conocer los lugares a donde nos dirigimos en un caso de emergencia”, advirtió.

Crecimiento

Velázquez, que comenzó su vida como policía en Nueva York, en 1991, y cuatro años más tarde decidió dirigir sus pasos hacia la Florida, es consciente de que orientar un cuerpo policial requiere de “mucho tacto” y “disciplina”, con la mente puesta de lleno en prestar un “buen servicio a la comunidad”.

Por lo tanto, sabe que sin “buenos policías” y un número suficiente de “agentes comprometidos con su chapa” para atender las necesidades de seguridad sería imposible convertir en realidad esa misión. De tal manera, cada año los cerca de 300 oficiales de esta institución son sometidos a un “riguroso programa de reentrenamiento que dura 40 horas”.

“Calificar para ser oficial de nuestro departamento es muy difícil”, afirmó Velázquez, quien no titubeó al decir que el oficial que se retira del cuerpo armado de Hialeah “no debe tratar de regresar porque si se fue, debe buscar trabajo en otra parte”.

Entre cinco y diez nuevos oficiales entran cada dos meses a este departamento, de acuerdo con Velázquez, a quienes se les revisa incluso que no tengan multas de manejo. “La demanda de nuevos policías que quieren entrar a nuestro departamento es muy alta, pero todos no califican”, subrayó.

Dentro del proceso de crecimiento de este departamento, la Ciudad adquirió recientemente un nuevo parque automotor compuesto por 65 vehículos, entre autos modelos sedan y camionetas (SUV). Desde hace un tiempo, ya se contaba con un vehículo completamente blindado y dotado de otras “utilidades” para atender casos de “alta complejidad”.

Un motivo de “orgullo” para Velázquez y su equipo de trabajo es el “team” de perros amaestrados que trabajan en la detección de explosivos.

“Tenemos 10 de estos perros, de los cuales tres tienen los títulos más altos en el estado de la Florida y en los Estados Unidos; por eso en la visita reciente del presidente Trump, esa parte del esquema de seguridad le fue asignada a nuestro departamento”, aseveró.

Las opiniones e informaciones emitidas en esta sección no reflejan necesariamente la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad del patrocinante.

FUENTE: REDACCIÓN

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas