MIAMI. – Algunas piruetas eufemísticas fueron el recurso empleado por la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, mientras trataba de reforzar los nexos entre las comunidades de nativos indios y la Casa Blanca y evitaba ofender a los hispanos que celebraban el Mes Nacional de la Herencia Hispana, al ser invitada a comparecer en la 78 Convención Anual del Congreso Nacional de Indios Nativos Americanos, NCAI, por sus siglas en inglés.

El 12 de octubre, en una corta alocución de apenas seis minutos en el NCAI, Harris trató de contentar a todos al pasar de puntillas por la historia y poner el énfasis en los “beneficios del actual proyecto económico del presidente Joe Biden” para las comunidades y tribus nativas.

Te puede interesar

“Nosotros tomamos seriamente nuestra responsabilidad. Para mí, es un honor estar con ustedes esta semana en que celebramos el Día de los Indios Nativos Americanos, mientras contamos la verdad sobre la historia de nuestras naciones”, así comenzó su discurso.

“EEUU reconoce el viaje de los exploradores europeos a América, pero esa no es toda la historia. Esa nunca ha sido toda la historia”, enfatizó Kamala.

“Esos exploradores marcaron el camino de la devastación, el robo de tierra y la diseminación de enfermedades. Nosotros no podemos ocultar ese pasado vergonzoso, debemos aportar luz”, esa fue toda la referencia histórica del discurso que hiciera la vicepresidenta.

“Tenemos que hacer todo los posible para ocuparnos del impacto del pasado en las comunidades nativas hoy día”.

Tras este corto guiño histórico reivindicativo, saltó a los temas actuales. “Sabemos que existe un elevado índice de mujeres nativas que desaparecen y son asesinadas. Esta “epidemia” tiene que acabar”.

Aprovechó el momento para impulsar el proyecto de ley demócrata “Libertad para Votar” -The Freedom to Vote Act- que tiene el objetivo de expandir el derecho al voto a través de la extensión del período de Voto Anticipado. Busca facilitar el voto por correo y contempla que los estados declaren la jornada electoral como día festivo para garantizar que el público pueda salir a las urnas. Además, promueve el registro automático de los votantes y pretende arrojar más transparencia en las donaciones a las campañas electorales.

Harris también aprovechó su discurso para promover la ley John Lewis Voting Right Advancemente Act, que según argumenta, pretende proteger el voto de las minorías y se opone a que se exija a los votantes una identificación.

Tras abordar el aporte de los nativos americanos a la sociedad, la vicepresidenta reconoció que los indios americanos registran mayor índice de pobreza y desempleo que otras minorías, se les dificulta el acceso a los cuidados de salud y a las viviendas asequibles.

“Esta persistente desigualdad, esta persistente injusticia no es correcta y la pandemia lo ha hecho aún peor”, enfatizó.

La vicepresidenta sostuvo que tenemos la oportunidad de cambiar la cosas y de mejorar, como prometían en su programa electoral.

“Desde el minuto uno, nuestra administración trabaja con demócratas, republicanos e independientes del Congreso para aprobar la Ley de Infraestructuras y Trabajo”.

Según Harris, se trata del mayor proyecto de inversión de EEUU desde la Segunda Guerra Mundial y “representa una gran oportunidad para el fortalecimiento de la nación india”.

Después enumeró los diferentes proyectos que las tribus pueden llevar a cabo, si se aprueba el presupuesto.

“El plan de rescate y el plan de reconstrucción de EEUU -Build Back Better- proveerá más de 31.000 millones a las naciones indias. Nuestro plan de infraestructuras representa la mayor inversión en la comunidad india nativa de nuestra historia. Para nuestra administración es una señal de respeto de nación a nación”, puntualizó.

“Las naciones indias nativas a través de generaciones han protegido como nadie el medio ambiente, debo decir nuestro plan incluye millones de dólares para asegurar que nuestras comunidades sean resilientes de cara al cambio climático”.

Al final, Harris anunció que la administración iba a reabrir el Programa 477, como deseaban muchas tribus. Este programa fue aprobado en 1992 para incrementar el empleo en los nativos indios a través de iniciativas laborales y entrenamiento. Faculta a cada tribu a crear servicios propios alineados con sus prioridades tribales.

Al parecer, Harris, al aceptar la invitación NCAI, se fijó como meta acercarse más a la comunidad nativa, sin molestar demasiado a los hispanos, la mayor minoría de la nación.

cmenendez@diariolasamericas.com

@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.03%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.33%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
59737 votos

Las Más Leídas