lunes 3  de  junio 2024
MIAMI-DADE

Madre del chófer de UPS muerto tras asalto exige justicia

La familia de Frank Ordoñez, mensajero de UPS muerto en diciembre de 2019 cuando era rehén de asaltantes, reclaman a la Policìa por su actuar en ese suceso
Diario las Américas | CÉSAR MENÉNDEZ
Por CÉSAR MENÉNDEZ

Miami .- "La policía disparó primero", afirmó en rueda de prensa el Michael Haggard, abogado de la familia de Frank Ordoñez, el chofer de UPS muerto en medio de un tiroteo el pasado 5 de diciembre, tras ser secuestrado por unos ladrones que asaltaron una joyería en Coral Gables.

Haggard, que también representa a otras dos víctimas del tiroteo, afirmó este jueves 8 de octubre que la policía fue negligente al utilizar autos, donde viajan civiles, como escudos humanos y convertir la via pública en un escenario de guerra.

“Esta no el procedimiento que debe utilizar la Policía en ninguna jurisdicción del estado de Florida , en EEUU o en ningún país civilizado del mundo”, sostuvo.

Según el abogado, ellos les han solicitado a todos los departamentos de policía involucrados llevar a cabo una investigación profunda de los hechos. Teniendo en cuenta las declaraciones de los testigos, los cámaras corporales de los policías participantes y se nos ha negado”,

“Tengo un testigo, presente en la escena, que sostuvo que la policía disparó primero y que los agentes llegaron con las armas en la mano hasta su auto y comenzaron a disparar”.

Perder a un hijo no es fácil y mucho menos ver, a través de la televisión, como lo matan”, sostuvo Luz Apolimario, la madre de Ordoñez.

Esta es la primera vez que Apolimario habla con la prensa desde la fatídica fecha de la muerte de su hijo.

Apolimario pidió se haga justicia por sus nietas, “La persona que lleva este caso en la Corte debe saber que quedan dos niñas y en nombre de ellas pido justicia. Porque a mi hijo nadie me lo va a devolver”. Jazmín Martínez, madre de las hijas de Ordoñez, apoyó las palabras de Apolimario y contó lo difícil que es para sus hijas la ausencia del padre.

Frank Ordoñez era un joven, padre de familia con dos pequeñas hijas de tres y cinco años de edad. Tenía 27 años cuando tuvo la mala suerte de encontrarse, el jueves 5 de diciembre, en el camino de dos violentos atracadores que huían tras robar a punta de pistola una joyería en la arteria comercial Miracle Mile de Coral Gables.

Los atracadores tomaron al joven como rehén mientras trataban de escapar en el camión de UPS que Ordoñez, casualmente esa tarde conducía.

En ese incidente fueron abatidos los dos ladrones, Lamar Alexander, y Ronnie Jerome Hill.

También perdió la vida de un tiro en la cabeza Richard Cutshaw, un señor de 70 años, presente en el área donde el camión en que huían los asaltantes y las unidades de varios departamentos de policía intercambiaron disparos.

“Custshaw, a quien también represamos, se encontraba a 100 pies del camión tiroteado por la Policía. Eso demuestra la magnitud de la irresponsabilidad de los agentes”, indicó Haggard.

Carlos Lara, que logró sobrevivir a graves heridas de bala, también participa en la demanda que este grupo de abogado presentó el pasado mes de septiembre contra los Departamentos de policías de Miramar, Pembroke Pines, Miami-Dade, Doral y Broward.

Diez meses después del suceso, las autoridades no han dado información sobre las pesquisas que están realizando. En la persecución estuvieron involucrados unos 19 agentes de varios departamentos policiales.

[email protected]

@menendezpryce

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar