MIAMI.- La Comisión de Miami aplazó la discusión sobre convocar un referendo en noviembre para autorizar el proyecto de David Beckham, que contempla la construcción de un complejo comercial con estadio de fútbol en el campo de golf Melreese, cuyo terreno es público y actualmente es arrendado a una firma privada.

Tras un largo debate, que tomó más de ocho horas, el cuerpo legislativo municipal decidió posponer el asunto para el miércoles 18 de julio.

En principio, el grupo Beckham, que preside el astro inglés del fútbol internacional David Beckham, y tiene por asociado al magnate cubanoamericano Jorge Mas, plantea construir una especie de complejo comercial con estadio de fútbol que tendría por nombre Miami Freedom Park.

El lugar escogido para construir el megaproyecto, que contaría con estadio, hotel y centro comercial, es el campo de golf Melreese, un terreno público que alberga un club privado.

Según la ley municipal, esta propuesta de construcción en un terreno público, que no fue solicitada por el ayuntamiento, requiere un proceso de licitación que sería “evitado”, si la Comisión municipal convoca a un referendo y el electorado aprueba en principio el proyecto de Beckham, que al final tendría que ser “negociado y aprobado” por el cuerpo legislativo municipal.

Entretanto, cientos de simpatizantes y detractores del proyecto urbanístico aguardan en el hemiciclo del ayuntamiento de Miami para expresar sus puntos de vista en favor y en contra.

A primera vista, los opositores del proyecto parecían ser la gran mayoría de quienes acuden al lugar, pero en las afueras del recinto de la alcaldía hay decenas de seguidores de la liga profesional de balompié de Estados Unidos (MLS) y por supuesto de quienes apoyan la posibilidad de que Miami tenga un nuevo equipo de fútbol y también un estadio para realizar los partidos de la liga nacional.

Mas expuso cómo llegó a formar parte del proyecto de construir un estadio de fútbol, “que nunca vio como un motor impulsor de la economía, si no tiene componentes alrededor que le ayuden a ser exitoso”.

Por otra parte, Mas agregó que el concepto comercial que caracteriza al proyecto Miami Freedom Park, “que los 23 acres” que serían dedicados “como campos de práctica de uso eso público para fútbol” serían suficientes.

Esto, según expuso el grupo Backham, apoyado por el socio Mas, además de otros “incentivos económicos”, que podrían ir “arriba y abajo”.

Y el grupo Beckham propuso aplazar la votación, para decidir si el electorado debe decidir sobre el futuro de la propuesta.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas