MIAMI.- Dan Gelber, alcalde de Miam Beach, anunció que la reapertura de los negocios no esenciales en la ciudad balneario será más lenta y siguiendo sus propias fases, no las orientadas desde el ejecutivo condal.

En el anuncio, hecho este jueves, Gelber explicó que “aunque los funcionarios estatales y condales nos han autorizado a abrir nuestra ciudad, en coordinación con Miami y otras (municipalidades), irá un poco más lenta”.

Te puede interesar

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, anunció el miércoles “su plan de reapertura parcial” para el lunes 18 de mayo pero dio espacio, como pide la ley estatal, a los municipios a dictar sus propias siempre que no sean menos estrictas.

El alcalde Gelber argumentó que “si nos apurarnos en abrir y hacer tanto en tan poco tiempo, las consecuencias podrían ser terribles”.

Gelber explicó que en Miami Beach los negocios tendrán más tiempo para prepararse, refiriéndose al manual de 184 páginas, hecho público por el alcalde Giménez, donde aparecen todas las reglas que deben cumplir los negocios que abran en la Fase 1.

Según Gelber, Miami Beach tendrá sus propias fases. La primera comienza el día 20 de mayo. En ella se permitirá abrir tiendas, museos, negocios generales o salones de belleza, pero todos deberán trabajar con capacidad reducida y cumpliendo las medidas sanitarias orientadas por el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y el condado.

La segunda fase de la ciudad comienza el miércoles 27 de mayo. Entonces, se autorizará a abrir a todos los restaurantes y se les permitirá trabajar al 50% de su aforo (cantidad de clientes), siguiendo estrictas medidas sanitarias y de distanciamiento social. “Los camareros deberán llevar mascarillas y tendrán que colocar gel desinfectante para manos en las entradas de los locales”, ejemplificó el edil.

“La experiencia de salir a comer a un restaurante será totalmente diferente. En muchos sitios, las terrazas se ampliarán, para cumplir con las normativas sanitarias (de seis pies de separación física), y las cartas del menú no se podrán tocar con las manos”, sostuvo.

En esta fase los camareros deberán ser examinados periódicamente. “Por ello, daremos la facilidad de ir al Convention Center para que se hagan los test gratuitos”, indicó

Y advirtió que inspectores irán a los negocios a velar para que se cumplan todas las reglas.

“Nadie debe interpretar estos pasos hacia la reapertura como una señal de que el virus no está más entre nosotros. Debemos seguir guardando la distancia social y usar máscaras”, señaló.

Por ahora, Miami Beach no abrirá las piscinas en condominios, tampoco las playas, los bares o los gimnasios. “Todos estos sitios permanecerán cerrados”, subrayó.

Gelber aseguró que Miami-Dade cumple con los cuatro requerimientos exigidos por el CDC para comenzar la Fase 1. Tales como, acumular dos semanas consecutivas bajando el índice de contagio, que la comunidad tenga la capacidad de evitar un nuevo brote, con pruebas diagnósticas y siguiendo el trazo del virus y que los hospitales sean capaces de asimilar una nueva oleada.

“Cumplimos con todo, pero lo que más me preocupa es el cuarto requisito. Que tengamos la habilidad de respetar el distanciamiento social. Un requerimiento que, solo sabremos si somos capaces de cumplirlo, cuando comencemos a abrir”, concluyó.

cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas